• 5 mayo, 2016
  • 3 min

Hace falta más mujeres en el mundo de las ciencias

El último informe de Educación en Ciencias de la Computación confirma la brecha  entre mujeres y hombres a la hora de elegir estudios.

Habitación rosa para la niña; azul para el niño. Ella querrá por su cumpleaños muñecas y cocinitas; él querrá coches y legos. La niña practicará ballet en el cole; el niño hará fútbol. Ella irá disfrazada de princesa; él irá de pirata o astronauta. La niña ayudará a la madre en la cocina y la compra; el niño ayudará al padre en el jardín. Ella estudiara letras; él estudiará ciencias. Así llevamos años perpetuando modelos obsoletos y luchando para que las chicas estudien carreras de ciencias, pero la situación, aunque parezca increíble, no cambia. ¿Estamos haciendo algo mal?

Los estudios de ciencias no interesan a las niñas

Las chicas de entre 6 y 16 años no se plantean estudiar una carrera de ciencias, ni siquiera les interesa hacerlo. Solo un 1% piensa en ello. En cambio, tanto los niños como las niñas están convencidos, en un 88%, de que van a necesitar programar en sus trabajos. El 90% sabe que va a tener que aprender ciencias de la computación. Estos son los datos que nos desvela el último estudio realizado por Educación en Ciencias de la Computación España de 2015 , elaborado por Google, la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT) y Everis.Ciencia_mujeres

Los números alarman, aunque ya sabíamos antes de que se publicará este estudio que, en nuestro país, hay menos chicas que chicos en escuelas de ingeniería. Pero el informe arroja luz a esta circunstancia, y mide los factores que influyen en la brecha entre hombres y mujeres desde que estamos en el colegio. Al parecer, nosotras nos dejamos influenciar mucho más por nuestras familias que los hombres a la hora de decidir nuestras carreras. Las niñas  cursarán estudios de ciencias en un 65% si cuentan con el apoyo familiar. Estos datos no han variado desde el estudio de 2014, en el que se veía que el refuerzo positivo de las familias suponía un 28% del total de factores que impulsa al género femenino a interesarse por las ciencias.

La opinión de las familias

Está claro que la opinión familiar cuenta, y mucho, a la hora de elegir profesión. Según el informe, un 51% de las niñas piensa que su familia las imagina estudiando asignaturas de ciencias, frente a un 75% de los niños consultados. El estereotipo de que las mujeres somos más de letras que de ciencias no es cosa del pasado.

En cualquier caso, los expertos matizan que no se trata de que las familias no apoyen a sus hijas conscientemente en su interés por las ciencias. Se trata más bien de una cuestión de contextos.

Habrá que seguir trabajando en ello. Quizá los matices y la total digitalización de las nuevas generaciones acaben por difuminar poco a poco la arcaica hegemonía del rosa y el azul.

RELACIONADOS