Helium y las redes de infraestructura distribuidas de la Web3

Entre la maraña de “Buzzwords” del ecosistema tecnológico de los últimos años, hay dos palabras que es importante resaltar para entender la apuesta de Telefónica por el ecosistema Helium.

La primera es Web3, que muchos entienden como una nueva evolución del Internet que conocemos hoy en día. Haciendo un recap corto y generalista, la Web1 (1985-2005) constituye el nacimiento del Internet que conocemos actualmente. Fue la era de los protocolos abiertos, los foros y los portales donde el grueso de usuarios eran meros lectores pasivos. La Web2 (2005-2020) nos trae hasta el presente y es una era caracterizada por el auge de las redes sociales, en las que los usuarios empiezan a crear contenido y participar de forma activa mientras estas plataformas controlan y monetizan todo ese contenido. Mirando a futuro, la Web3 plantea un cambio de paradigma, devolviendo el control y el valor a los usuarios a través de protocolos abiertos y plataformas descentralizadas.

La segunda palabra es Blockchain y representa la tecnología habilitadora que da razón de ser al ecosistema Helium. Al igual que la Web3 se entiende como la evolución de Internet, Blockchain puede ser entendido como la evolución de los ordenadores. Cualquier ordenador tiene 3 capacidades principales: poder de computación, capacidad de almacenamiento y capacidad de conexión a diferentes redes. La tecnología Blockchain es capaz de replicar esas capacidades a través de cadenas de bloques y Smart Contracts que descentralizan, automatizan y certifican todo tipo de tareas.

La visión de Telefónica es que esta (r)evolución de Internet no será posible sin la infraestructura física necesaria y por eso buscamos potenciales disruptores en las diferentes capas de infraestructura: poder de computación, capacidad de almacenamiento perpetuo e infraestructura de redes inalámbricas. Aquí es donde nuestro camino se cruza con Helium.

¿Qué es Helium?

Helium es una plataforma habilitadora de redes inalámbricas descentralizadas basada en tecnología blockchain e impulsada por incentivos criptoeconómicos. Su visión es convertirse en un nuevo paradigma para construir, operar y mantener todo tipo de redes de conectividad.

La empresa detrás de esta plataforma es Nova Labs, fundada por Amir Haleem (CEO), Sean Carey y Shawn Fanning en 2013. Nova Labs actúa de orquestador y vela por la expansión y el futuro del ecosistema Helium.

Helium es hoy en día la mayor red global de conectividad IoT LoRaWan, con más de 960.000 routers de conectividad (Hotspots) distribuidos alrededor del mundo en menos de 3 años. Sin embargo, la ambición de Nova Labs es seguir desplegando nuevas redes descentralizadas (5G, Wifi6, VPN…) y convertirse en el primer Operador Global de Roaming Descentralizado, complementando la conectividad de los operadores existentes allá dónde se necesite y a un coste más eficiente. Cumpliendo con esta ambición, ya ha lanzado su segunda red descentralizada de 5G que cuenta con más de 6.500 5G radiosen apenas unos meses y plantea expandirla hasta 40.000 en menos de un año, lo que acercaría a Helium 5G al tamaño de redes 5G operadas por Telcos coómo Verizon (30.000 small cells a final de 2021).

¿Y… cómo funciona?

Las redes de Helium, a día de hoy, se estructuran sobre una plataforma two-sided automatizada por tecnología blockchain:

  • Por un lado, existen usuarios que instalan hotspots por su cuenta en sus domicilios/oficinas y los conectan a la red para proveer cobertura y recibir recompensas en tokens del ecosistema Helium a cambio.
  • Por otro lado, clientes que demandan conectividad para sus dispositivos IoT, 5G, etc… que solo necesitan conectar sus dispositivos a la red, comprar el token de Helium y convertirlo en créditos de conectividad para utilizar la red.

No obstante, el ecosistema Helium está en pleno desarrollo y con el paso del tiempo irán surgiendo nuevas maneras de ofrecer conectividad a los usuarios finales. Un ejemplo es el reciente acuerdo anunciado con T-Mobile en US para lanzar Helium Mobile, el primer servicio de móvil que combina la red descentralizada de 5G de Helium con la red nacional 5G de T-Mobile y permite a los usuarios recibir recompensas cripto por el uso de la red.

¿Potencial cambio de paradigma en el negocio de despliegue de redes?

Gran parte del éxito de Helium se debe a su principal propuesta de valor: la creación de un sistema de despliegue de redes disruptivo.

El despliegue y mantenimiento de redes es una de las principales inversiones que las telcos tienen que soportar para ser capaces de ofrecer sus servicios, estimada en +€50B anuales solo en Europa y con ratios Capex/Ventas entre 15-25%. Por eso, un modelo descentralizado que quite parte del peso de la inversión a los operadores y permita desplegar y mantener redes de manera eficiente y mucho menos costosa significaría un cambio de paradigma para el sector Telco, con sus oportunidades y sus amenazas.

El proceso de despliegue de red tradicional es muy intensivo en Capex y Opex, requiriendo mano de obra para realizar la instalación, inversiones en bienes raíces, costes de mantenimiento, personal y herramientas para toda la infraestructura de back-end…

Por el momento, Helium ha conseguido desplegar una red distribuida de conectividad IoT global en 2 años y con menos de €300M de capital de Inversores VC gracias a un sistema de incentivos criptoeconómicos que distribuyen utilidades óptimas a cada uno de los participantes de la red para fomentar el crecimiento del ecosistema y a la automatización de la infraestructura back-end a través de Blockchain.

Resolviendo la paradoja del huevo y la gallina

Toda red, y especialmente las redes de objetos físicos sufren el problema inicial del “huevo y la gallina”, que Andrew Chen acuña en su libro “The Cold-Start Problem”. Guiándonos por la ley de los efectos de red, la utilidad de una red es proporcional al número de usuarios por lo que en las etapas iniciales las redes exitosas tienen que conseguir “hackear” el sistema para aportar valor a sus usuarios desde el principio y así conseguir escalar.

Para solventar este problema, Helium se basa en un modelo tokenómico para contrarrestar la poca utilidad inicial de la red con altas utilidades financieras en forma de incentivos cripto, que se van reduciendo gradualmente a medida que crecen las utilidades de red y que a futuro mantendrá utilidad total creciente mediante mecanismos “burn & mint” que ejercen presión deflacionaria sobre el token.

Oportunidades y desafíos a futuro

El gran ahorro en costes gracias a su modelo de despliegue de redes permite a Helium ofrecer conectividad de bajo coste que los operadores telco pueden aprovechar para complementar sus redes en zonas de alta afluencia, zonas rurales con falta de infraestructura, etc… Con un tamaño de mercado 5G esperado de +€500B hacia 2025 y un CAGR ’21-‘25 de +40%, Nova Labs tiene por delante una oportunidad gigante de capturar un nicho de este mercado y establecerse cómo el principal operador global de roaming descentralizado.

No obstante, el círculo virtuoso (flywheel) de Helium que hasta ahora ha funcionado principalmente subvencionado por capital VC tiene por delante el (gran) reto de demostrar que las redes desplegadas tienen utilidad real para el mundo y que es posible llegar a un equilibrio a medio plazo en el que la demanda de conectividad sea capaz de cubrir los incentivos de los usuarios que construyen la red.

Apuesta de Telefónica

Retomando la visión de Telefónica sobre el futuro desarrollo de la Web3 y nuestra apuesta por las infraestructuras y tecnologías habilitadoras de esta revolución, Telefónica Ventures ha participado en la Serie D de Nova Labs, el orquestador detrás del ecosistema Helium con la ambición de convertirse en el primer operador global de roaming descentralizado.

Adicionalmente y dado el estado naciente y el amplio espectro de este tipo de infraestructuras, también hemos invertido en el fondo EdgeFi de Borderless Capital basado en US y con foco en el ecosistema naciente de redes distribuidas de hardware “at the edge” que buscan desarrollar toda la infraestructura de computación, almacenamiento perpetuo y conectividad de la Web3.

Let’s see how this rolls out!

RELACIONADOS

router

DFS en routers y cómo hacer para cumplir la norma

El modo Selección Dinámica de Frecuencias (Dynamic Frequency Selection) o DFS es una característica obligatoria en los routers inalámbricos vendidos en la Unión Europea,...