El hogar inteligente será una realidad en 2022. ¿Qué podemos esperar?

Escrito por , 7 de octubre de 2014 a las 17:30
El hogar inteligente será una realidad en 2022. ¿Qué podemos esperar?
Futuro

El hogar inteligente será una realidad en 2022. ¿Qué podemos esperar?

Escrito por , 7 de octubre de 2014 a las 17:30

Nuestras casas pronto se convertirán en un entorno de tecnología e innovación sin igual que nos haga la vida no sólo más cómoda y sencilla, sino también más económica, eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Después de analizar lo que Internet de las Cosas tiene preparado para nuestros vehículos, hoy nos preguntamos cómo la proliferación de sensores interconectados puede cambiar por completo la percepción que tenemos de nuestros hogares.

El hogar inteligente nos permitirá utilizar nuestros smartphones o cualquier dispositivo wearable para abrir y cerrar puertas o ventanas, encender las luces o la calefacción, poner en marcha nuestros electrodomésticos a la hora precisa, incluso sin tener que decirlo.

hogar inteligente

El hogar inteligente será una realidad común en 2022

Sin duda, se trata de un paradigma rompedor, cuya tecnología ya existe en la actualidad (los sensores M2M y la conectividad son las principales bases del IoT) pero que no ha conseguido aún hacerse un hueco en el mercado ni generar la demanda necesaria entre los ciudadanos.

Sin embargo, la firma de análisis Gartner prevé que para dentro de ocho años, éste sea ya un mercado maduro y próspero, con más de 500 dispositivos conectados de media en un hogar del año 2022. No en vano, los principales actores del sector tecnológico ya están tomando posiciones en este mercado. Por ejemplo, Telefónica acaba de firmar una alianza con AT&T para realizar pruebas piloto de servicios de domótica en varios países.

¿Qué podrá hacer un hogar inteligente?

Más allá de las funciones que antes hemos mencionado, las posibilidades del hogar conectado van mucho más lejos de lo que podamos pensar en la actualidad.

Imaginémonos, sin más, un día normal en la vida de un hombre del año 2022 en un hogar inteligente. Este tipo, Pedro, por ejemplo, está durmiendo en su cómoda cama cuando un sensor biométrico detecta que es el mejor momento para despertarse y sube automáticamente las persianas para que despierte con luz natural. Mientras tanto, la cafetera conectada comienza a preparar su café y la tostadora prepara una rica tostada. En el momento en que sale de la cama, ya lo tiene todo listo.

Después de desayunar, Pedro se ducha y abre el armario para vestirse, con un espejo inteligente que le dice si la combinación que ha elegido es la correcta o no para las reuniones y compromisos que tiene ese día. Pedro sale de su casa y el propio hogar se cierra, activa los sistemas de seguridad, apaga las luces y pone en funcionamiento los sistemas de limpieza conectados.

Smart Home - hogar inteligente

Cuando se acerque la hora de comer, el robot de cocina empezará a preparar la comida que Pedro haya decidido y comunicado a través de su smartphone. Después de comer, verá la televisión y seguramente se quedará dormido en el sofá, de modo que el volumen del televisor bajará de forma autónoma para no molestar su sueño. A todo esto, su gato ha sido alimentado durante el día sin que Pedro tuviera que preocuparse de nada y su cajón de arena se ha limpiado «solo». Su jardín también se ha cortado y regado. Su casa es, en definitiva, un órgano vivo.

Principales frenos al hogar inteligente

Aunque sus posibilidades son inmensas, aún existen varios frenos importantes para que el hogar inteligente se implante.

En ese sentido, la Gartner revela que hoy por hoy el principal obstáculo para su implantación masiva es su alto precio, que caerá sensiblemente en los próximos años, haciendo más asequible y atractiva esta tecnología y favoreciendo su democratización.

Sirva como ejemplo que cuando comenzó a hablarse de hogares inteligentes en 1975, estos hogares costaban tanto que apenas se construyeron con fines académicos. En 2009, en cambio, este tipo de hogares suponía un desembolso de unos 8.000 dólares adicionales. Cabe esperar que en diez años el precio sea más reducido.

Home is where your WiFi connects automaticallyHay otra razón para que la implantación de las casas conectadas se demore y reside en la propia naturaleza de los electrodomésticos que deben ser reemplazados. Las lavadoras, neveras, lavavajillas u hornos cuentan con una vida útil superior a la década en muchos casos, con lo que es muy complicado, afirman desde Gartner, que la gente se plantee reemplazarlos por otros modelos –aunque sean inteligentes- antes de que dejen de funcionar.

Otro de los inconvenientes más grandes que deberán afrontarse próximamente para asegurar el éxito del hogar inteligente es la estandarización de los protocolos que emplearán estos dispositivos para conectarse entre sí. Por el momento, ya existen organismos como el Open Interconnet Consortium (OIC) que ya está empezando a proponer normas comunes que permitan desarrollar cientos de equipos que puedan conectarse entre sí sin ningún tipo de barrera técnica.

Imágenes Wikimedia / Wikimedia

anterior artículo

El ascensor espacial de nanotubos de carbono podría ser una realidad en 40 años

El ascensor espacial de nanotubos de carbono podría ser una realidad en 40 años
siguiente artículo

¿Te conviene la tarifa eléctrica con discriminación horaria?

¿Te conviene la tarifa eléctrica con discriminación horaria?

Recomendados