IBM desarrolla un sensor para las uñas que combate el Parkinson

Escrito por , 3 de enero de 2019 a las 08:30
IBM desarrolla un sensor para las uñas que combate el Parkinson
Futuro

IBM desarrolla un sensor para las uñas que combate el Parkinson

Escrito por , 3 de enero de 2019 a las 08:30

El sensor de IBM se ha desarrollado para monitorizar enfermedades en el usuario y combatir algunas, como el Parkinson.

Etiquetas:
SALUD

Hay varios factores que han permitido profundizar en la monitorización de la salud a través de la tecnología. La miniaturización de la tecnología y la introducción de materiales benévolos con el organismo humano son dos de ellos. La creación de software específico para analizar los datos extraídos es otra de las patas principales.

Todo ello se da en el nuevo sensor que ha creado IBM. La compañía ha desarrollado un dispositivo que se coloca sobre la uña del paciente o usuario. Desde esta extraña atalaya, recoge datos sobre la salud de su organismo. Lo hace midiendo el grado de movimiento, de flexión, de la uña.

Y es que, nuestras uñas se mueven constantemente. Sucede cuando agarramos algo o estiramos la mano. A partir de esta información, el sensor de IBM monitoriza el Parkinson y otras enfermedades, así como la efectividad de los tratamientos que toma el paciente.

Sensor de IBM

El sensor de IBM se adosa a la uña y reúne información. Esta se envía a un smartwatch, que despliega modelos de machine learning. La comparación de estos datos con lo obtenidos anteriormente, y su cotejo con un algoritmo diseñado específicamente para este dispositivo, indicarán el estado del Parkinson.

Las uñas frente a otras opciones más convencionales

Para ser efectivo en la uña, el sensor de IBM debe tener una gran sensibilidad. Pese a que movemos las uñas constantemente, el movimiento es ligero, casi imperceptible. Para hacerse una idea, la flexión puede ser de solo unas pocas micras. Desde luego, no es visible al ojo humano. El grosor de un cabello está entre 50 y 100 micras, mientras que un vaso sanguíneo tiene en torno a las 10 micras.

Sin embargo, se ha optado por la uña por el riesgo que conlleva la implantación de otros sensores. Ya existen algunos que se implantan bajo la piel, para detectar problemas de corazón, monitorizar su funcionamiento o analizar la sangre.

Los responsables del desarrollo señalan que a veces los dispositivos que se implantan en el cuerpo pueden causar otros problemas, como infecciones.

Estos posibles problemas son los que tratan de evitar los investigadores cuando trabajan en sensores de monitorización. De ahí que algunos de ellos hayan ideado soluciones, como un gel adhesivo no dañino para el cuerpo.

Imágenes: Creativolution, IBM

anterior artículo

La NASA consigue llegar al asteroide más lejano del Sistema Solar

La NASA consigue llegar al asteroide más lejano del Sistema Solar
siguiente artículo

Logran captar el movimiento de los electrones con una cámara

Logran captar el movimiento de los electrones con una cámara

Recomendados