IBM Watson tiene una nueva misión: luchar contra el cibercrimen

Escrito por , 12 de mayo de 2016 a las 15:30
IBM Watson tiene una nueva misión: luchar contra el cibercrimen
Futuro

IBM Watson tiene una nueva misión: luchar contra el cibercrimen

Escrito por , 12 de mayo de 2016 a las 15:30

La supercomputadora de IBM se está entrenando ahora para luchar contra las amenazas a la seguridad informática.

A estas alturas la supercomputadora de IBM ha ganado popularidad –y el reconocimiento– suficiente como para que no haga falta presentarla. Watson lleva asombrando desde que en 2010 comenzara a vencer a campeones del juego de preguntas y respuestas Jeopardy! Su última dedicación pasa por luchar contra el cibercrimen. Los científicos de IBM están preparando a la máquina para detectar amenazas y reaccionar ante ellas.

Watson deberá conocer cada vulnerabilidad de software que se descubra y tendrá que estar al tanto de todos los artículos y documentos sobre seguridad informática que se publiquen. Es mucha información, demasiada para que ningún equipo de personas ni responsable de seguridad pueda estar al tanto de todo. Sin embargo, la capacidad de procesamiento de la supercomputadora sí le permite estarlo.

Pero antes hay que entrenarla. Watson tiene que aprender qué significa cada cosa en el mundo de la seguridad informática y qué importancia tiene. Los encargados de preparar la máquina de momento están introduciendo estos datos clave manualmente en el sistema. Cuando la esencia esté clara la supercomputadora podrá empezar a procesar 15.000 documentos al mes para mantenerse actualizada.

El objetivo es que finalmente sean muchos más los documentos que digiera mensualmente. Dicho de otra forma, los científicos de IBM esperan que pueda asimilar todo lo que se publique sobre seguridad informática. Es un proceso similar al que se ha llevado a cabo para introducir el sistema en el sector médico. Pero la lucha contra el cibercrimen tiene una particularidad. Watson tiene que hacer aquí una labor forense. No tiene que responder a una pregunta –como hace habitualmente– sino plantear una pregunta cuando haya algo sospechoso. La meta es doble: hacerse una pregunta sobre el aspecto justo y llegar a una conclusión sobre si es urgente y solucionable.

Los múltiples usos de Watson

La lucha contra el cibercrimen es una de las muchas aplicaciones que con el paso del tiempo se están encontrando para Watson. Las capacidades de la supercomputadora IBM han hecho que esta se oriente en un principio al sector médico. Aconsejar a los doctores sobre los tratamientos a seguir una vez establecido el diagnóstico es una de las empresas que se le han encargado a la máquina, incluso en enfermedades tan delicadas como el cáncer.

Watson

Y es que Watson tiene cualidades para buscar en su enorme base de datos –que contiene información tanto estructurada como desestructurada– y proponer las mejores alternativas para un determinado paciente. Una de las técnicas que se está utilizando en la lucha contra el cáncer es la asociación del tratamiento a seguir con la huella genética del tumor. En esto el sistema de IBM es considerablemente más rápido que los médicos al identificar cuál es la mejor forma de atacar la mutación.

Pero Watson también puede ayudar en otras áreas, como la atención al cliente. Su capacidad para procesar el lenguaje natural podría resultar muy valiosa en call centers, donde normalmente el papel de las máquinas se reduce a los primeros dos minutos de interacción con el usuario, para redirigirle al operador (humano) más adecuado. Sin embargo, la supercomputadora sería capaz de elaborar respuestas certeras a las preguntas de los clientes.

Otros de los campos donde se baraja que la supercomputadora de IBM pueda tener aplicaciones es en el análisis masivo de mensajes, como no podía ser de otra forma. Una de las pruebas que se están haciendo consiste en procesar millones de tuits para después trazar perfiles psicológicos de los usuarios de Twitter. Son solo algunos ejemplos de la deriva que va tomando la supercomputadora más humana del momento.

Imágenes:  Bankenverband – Bundesverband deutscher Banken y Sebastian Anthony

anterior artículo

Hyperloop pasa su primera prueba de propulsión en abierto

Hyperloop pasa su primera prueba de propulsión en abierto
siguiente artículo

Pedaleando de manera inteligente

Pedaleando de manera inteligente

Recomendados