La carga inalámbrica real podría depender de una simple instalación doméstica

Escrito por , 28 de octubre de 2016 a las 15:30
La carga inalámbrica real podría depender de una simple instalación doméstica
Futuro

La carga inalámbrica real podría depender de una simple instalación doméstica

Escrito por , 28 de octubre de 2016 a las 15:30

Ante el fracaso en la experiencia de uso de la carga inalámbrica tal y como la conocemos, cada vez más universidades investigan cómo lograr una carga verdaderamente libre.

La carga inalámbrica real es el sueño de todos los usuarios que cada día tienen que cargar sus productos alguna vez, como los smartphones, o de manera casi permanente, como los ordenadores portátiles. Y decimos sueño porque la actual carga inalámbrica, sí, no tiene cables, pero es tan poco versátil como un cargador de ratón, ya que si el teléfono no está situado sobre una base, no cargará, por lo que en el momento en que el usuario levanta el teléfono, la magia de lo inalámbrico desaparece.

La solución ideal que toda la industria está esperando pasa por que el usuario, con su smartphone en la mano, se pueda desplazar por toda la habitación y mantener un ritmo de carga decente. Parece ser el deseo de un grupo de investigadores de la Universidad de Duke en Washington. Mediante la instalación de un dispositivo que se instala en cada cuarto consiguen aprovecharse de la Zona de Fresnel, región del campo electromagnético sobre la que se puede actuar.

Junto a microondas de altas frecuencia, el método permite la transferencia de energía con mucha más densidad, suficiente para cargar dispositivos a “larga” distancia, a diferencia de los dispositivos más comunes en la carga inalámbrica, que siempre necesitan un campo muy muy cercano. Según la investigación, el elemento problemático es diseñar un antena capaz de dirigir la energía y centrarse en un dispositivo, en vez de emitir en todas las direcciones.

carga-inalambrica

Para superar eso creen que de momento la mejor opción creen que es un dispositivo en una pared menor al tamaño de un televisor convencional, fabricado con metamateriales. Si el dispositivo es capaz de controlar cada celda eléctrica para modificar la onda, puede dirigir correctamente la energía que llegar al terminal receptor.

Los responsables afirman que esta tecnología también puede ser usada en largas distancias, por lo que podría servir para hogares enteros, y no sólo habitaciones. Los consumidores cada vez odian más los cables, sobre todo porque no han dejado de aparecer dispositivos nuevos, sin que los cables se vayan definitivamente. Puedes tener unos auriculares Bluetooth, pero al final de cada uso tendrás que conectarlos a un cable si deseas utilizarlos sin problema la próxima vez que los uses.

Y lo mismo ocurre con pulseras, smartwatches, tablets, lectores electrónicos, reproductores deportivos… Sin duda, estamos en el momento más avanzado de nuestra historia, pero atados, paradójicamente, por las mismas cuerdas de siempre. Mientras la cosa prospera, habrá que conformarse con la carga rápida.

anterior artículo

Apple no logró satisfacer

Apple no logró satisfacer
siguiente artículo

Cómo encontrar el billete de vuelo más barato en la Web

Cómo encontrar el billete de vuelo más barato en la Web

Recomendados