La revolución de las fábricas de Elon Musk

Escrito por , 1 de junio de 2016 a las 15:30
La revolución de las fábricas de Elon Musk
Futuro

La revolución de las fábricas de Elon Musk

Escrito por , 1 de junio de 2016 a las 15:30

La revolución del sector de automóvil de Tesla, los pagos digitales con PayPal hace unos años, la nueva era de los trenes de Hyperloop y la conquista del espacio de SpaceX no era suficiente.

Etiquetas:
ELON MUSK

Elon Musk, adorado por muchos y reprochado por otros tantos, tiene la firme intención de revolucionar cada sector en el que tenga un mínimo de interés. Ya sea personal o financiero.

Su nuevo objetivo en este momento no pasa por un medio de transporte, porque de hecho le quedan pocos que traer a pleno siglo XXI, sino por algo mucho más básico y sencillo: las fábricas. Se ha referido, concretamente, a las fábricas americanas, pero realmente quería abarcar a las de todo el mundo.

En una conferencia a sus accionistas, en las que se han planteado los retos ya superados y los que tienen aún pendientes, ha afrontado la cuestión de que los modelos de operación, gestión y fábrica se han quedado obsoletos. Los procesos en cadena heredados del pasado e ideados en su mayoría por Henry Ford, en los que hombre y máquina se coordinan están lastrando, impiden, en su opinión, llegar a los procesos de escala, eficiencia y producción necesarios como para afrontar el futuro. Recordemos, además, que en estos momentos Elon Musk se encuentra en una auténtica contra-reloj para llegar a producir todas las unidades de su Tesla Model III prometidas y ya reservadas.

Cadena_montaje_fabrica_Toyota

Su intención es replantear por completo los modelos de fábrica, en los que el ser humano deja de ser vital y la máquina empieza a construir otras máquinas. Con este proceso, que no pilla por sorpresa a nadie, espera mejorar en un 100% la producción, aunque haya partido de un modesto 10%. En su discurso ha confirmado que todo proceso de venta o puesta en marcha se encuentra en las fábricas con su mayor talón de Aquiles, y es en ese punto donde quiere incidir a partir de ahora.

La cuestión es que pese a la gran carga tecnológica que existe en las fábricas de automóviles, uno de los sectores más receptivos en estas lides, aún no se ha llegado al punto de prescindir del ser humano. Pero Elon Musk es un idealista convencido, y por eso sabe que «podemos hacer mejoras en las máquinas que hacen a las máquinas. Aunque mucha gente se lo va a creer, pero estoy totalmente convencido de esto se puede lograr».

Ahora sólo queda saber si esta revolución vendrá de su mano, o el discurso ha sido una forma de alentar al mundo a que se ponga manos a la obra.

anterior artículo

¿Merece la pena comprar un televisor 4K en 2016?

¿Merece la pena comprar un televisor 4K en 2016?
siguiente artículo

BlindShell, el primer smartphone para invidentes

BlindShell, el primer smartphone para invidentes

Recomendados