La ventana más grande para observar el espacio

Escrito por , 15 de julio de 2016 a las 17:30
La ventana más grande para observar el espacio
Futuro

La ventana más grande para observar el espacio

Escrito por , 15 de julio de 2016 a las 17:30

Con un tamaño equivalente al de 30 campos de fútbol, Five Hundred Metre Aperture Spherical Telescope (FAST) se convierte en el radiotelescopio más grande del mundo. Situado en Guizhou (China), tiene el objetivo de explorar el espacio y buscar cualquier tipo de vida extraterrestre.

El ser humano es inquieto por naturaleza, y necesita respuestas a todas las cuestiones que se plantean. En este sentido, el espacio, y lo que hay ahí fuera, ha sido y es un tema capital en la búsqueda de respuestas. Circunstancia que queda ya patente en los primeros estudios de la astronomía por parte de Aristarco de Samos (310-230 a.c), proclamando el modelo heliocéntrico del sistema solar que, mucho más tarde, apoyaron Nicolás Copérnico (1473-1543) y Galileo Galilei (1564-1642). Este último, en su afán por estudiar y descubrir todo lo que rodea al planeta Tierra, construyó un telescopio para el estudio de los astros, con el que descubrió los cráteres de la Luna, las lunas de Júpiter y las fases de Venus. Eso sí, se trataba de un primer telescopio, bastante rudimentario, que con el paso del tiempo ha dado lugar a auténticas obras de ingeniería, capaces de llegar a los confines del Universo.

En cualquier caso, estos descubrimientos constituyeron un hito en el estudio del espacio, y con el paso de los siglos y de los científicos, el ser humano ha podido llegar a la Luna, enviar satélites a Marte, y descubrir todos los planetas que forman parte del Sistema Solar.

0003751770

Five Hundred Metre Aperture Spherical (FAST)

Ahora, cinco años de intenso trabajo han tenido como resultado la colocación de la última pieza del radiotelescopio más grande del mundo, superando al observatorio de Arecibo (Puerto Rico). Una obra que tiene un tamaño de 30 campos de fútbol, un coste de 180 millones de dólares, y que se encuentra en Guizhou, una provincia al suroeste de China.

La construcción del radiotelescopio se circunscribe al programa espacial chino y tiene varios objetivos específicos:

  • Búsqueda de cualquier tipo de vida extraterrestre.
  • Detección de ondas gravitacionales de baja frecuencia.
  • Detección de púlsares (estrellas de neutrones que emiten radiaciones periódicas).

Además, gracias a esta tecnología, el uso del radiotelescopio permitirá entender mejor el origen del Universo.

“Según las previsiones, las operaciones comenzarán en septiembre de 2016, aunque los primeros dos o tres años, el telescopio será sometido a ajustes”, ha destacado al respeecto el Director del Laboratorio de Tecnología de Radioastronomía del OAN, Peng Bo.

La ambición científica del gobierno chino

La construcción del radio telescopio más grande del mundo es tan solo una parte de la ambición y la inversión a largo plazo llevada a cabo por el gobierno chino. No en vano, se trata de la segunda economía más importante del mundo, justo por detrás de Estados Unidos. Y en este sentido, la ciencia se ha convertido en uno sus pilares, tal y como está demostrando tras la creación de un plan de 15 años para convertirse en potencia mundial científica de cara al año 2021.

El telescopio no es solamente una herramienta para explorar todo lo que existe en el Universo, si no que es también una demostración ejemplar de la visión de futuro y del poder científico que China tiene en sus manos.

anterior artículo

Navegadores web para usar en ordenadores con pocos recursos

Navegadores web para usar en ordenadores con pocos recursos
siguiente artículo

La semana en un minuto. Pokémon Go, el juego del año [Vídeo]

La semana en un minuto. Pokémon Go, el juego del año [Vídeo]

Recomendados