Las águilas, los soldados del futuro

Escrito por , 3 de febrero de 2016 a las 17:30
Las águilas, los soldados del futuro
Futuro

Las águilas, los soldados del futuro

Escrito por , 3 de febrero de 2016 a las 17:30

La policía holandesa es muy consciente de que la guerra contra el terrorismo ya se libra en un plano tecnológico, con los drones como una de las herramientas fundamentales. Para ello, cuentan con unos agentes especializados en su eliminación.

La utilización de drones, con motivos personales o profesionales, se está extendiendo a un ritmo vertiginoso. Hasta ahora, las principales preocupaciones se basaban en el peligro que suponían para los viandantes que sobrevolaban, o en el temor de que pudieran entorpecer el tráfico aéreo.

Los datos más recientes, proporcionados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), afirman que desde el año 2014 se han registrado más de mil operadores de vuelo de drones ligeros. Y solo en los últimos seis meses, el número de ellos se ha duplicado.

piloto_dron

Las principales actividades para las que los operarios solicitan su licencia de vuelo se centran en la fotografía, filmaciones y levantamientos aéreos, seguido de cerca por actividades de búsqueda y salvamento. Además, 21 organizaciones ya cuentan con la autorización por los fabricantes para impartir las clases prácticas de pilotos de drones.

Debido al crecimiento que está sufriendo el sector, la policía holandesa pone el punto de mira en la capacidad de estos dispositivos no tripulados para atacar directamente a edificios, o incluso transportar bombas. Su idea es combatirlo mediante unos ‘agentes de la ley’ muy peculiares.

Águilas: nuevas armas para nuevas amenazas

Las fuerzas de seguridad de Holanda han empezado a adiestrar águilas para una misión muy concreta: derribar los drones que consideren peligrosos para la seguridad nacional.

La iniciativa se basa en precedentes como el de 2015 en Japón, cuando un dron que supuestamente cargaba arena radioactiva aterrizó directamente en la oficina del Primer Ministro. En 2013, también surgió cierta alarma cuando un ciberdelincuente pirateó un dron cerca del lugar donde Angela Merkel, canciller alemana, pronunciaba un discurso.

guard_drones

El proyecto está liderado por Guard From Above, una de las empresas más importantes especializada en rapaces. Obviamente, uno de los requisitos sine qua non para la continuidad del desafío es garantizar que las águilas no sufran ningún daño innecesario al atacar a los drones ‘enemigos’.

Estos inteligentes animales, gracias a los tarsos, la parte posterior de sus patas, son capaces de transportar volando presas mucho más grandes y pesadas que ellos. Además, cuentan con la ventaja natural de que instintivamente evitan las hélices al atacar, ya que es el único elemento que les podría provocar algún daño.

Con un rápido vistazo a este vídeo, queda claro que las águilas son más que capaces de derribar uno de estos dispositivos sin mucho esfuerzo.

Desde la organización, entrenan a los animales para que no solo derriben los drones, sino también para que los traten como si de una presa se tratase, capturándolos y transportándolos a la ‘base de operaciones’. Aquí está la demostración de que los entrenamientos van por buen camino.

anterior artículo

Microsoft prueba el primer centro de datos subacuático

Microsoft prueba el primer centro de datos subacuático
siguiente artículo

Blogthinkbig.com. Más que un blog empresarial, una historia de colaboración abierta

Blogthinkbig.com. Más que un blog empresarial, una historia de colaboración abierta

Recomendados