Los humanos también mandan a los robots al paro

Escrito por , 26 de mayo de 2016 a las 19:30
Los humanos también mandan a los robots al paro
Futuro

Los humanos también mandan a los robots al paro

Escrito por , 26 de mayo de 2016 a las 19:30

Hace ya unos años que se viene reproduciendo en diferentes medios el debate de si los robots van a eliminar millones de puestos de trabajo llevando a la sociedad a una situación límite, pero la cosa no esta tan clara y en ocasiones se da el proceso inverso: robots que son sustituidos por humanos.

Etiquetas:
DESEMPLEO, ROBOTS

Este debate empezó en el entorno académico, en concreto un estudio de la Universidad de Oxford  que analizaba 702 actividades laborales y calculaba el riesgo de que en el año 2020 dichas actividades fueran automatizadas. La preocupación corrió como la pólvora y en los siguientes meses cientos de noticias han inundado los periódicos haciendo eco de esta realidad como mencionamos en un post anterior.

Que las tecnologías han tenido una capacidad muy importante de transformar el mercado laboral es una realidad, pero un análisis sereno nos debe hace pensar que la implantación de las tecnologías tiene una doble implicación, por una parte, destruyen ciertos puestos de trabajo, pero por otra también tienen una capacidad enorme de crear nuevos yacimientos de empleo, piénsese por ejemplo en la informática.

En el caso de los robots, ya sean físicos o simplemente bots informáticos que corren en un ordenador, el aspecto diferenciador actual con respecto a lo que ya existía hace años e incluso décadas, es la incorporación de una inteligencia artificial más avanzada que permitiría la introducción de capacidades cognitivas.

Sobre las capacidades y límites de esta “capacidad cognitiva” se ha escrito también mucho. Algunos expertos están completamente convencidos de que los nuevos sistemas tendrán una especie de inteligencia que en cierto modo se asemejará a la de los humanos y que pronto convertirá al hombre en un mero espectador en el sistema productivo, una utopía o distopía (no sé muy bien cuál de los dos conceptos encaja mejor) tratada en gran cantidad de películas de ciencia ficción. Otros expertos consideran que los sistemas, por muy avanzados que sean no llegarán a tener algo parecido a lo que llamamos inteligencia y que simplemente nos facilitarán la realización de ciertos trabajos, pero siempre bajo la premisa de que será una mera simulación de la inteligencia.

Entre los que defienden la primera opción el argumentario habitual es éste, y entre los que defienden lo contrario los argumentos se recogen en el siguiente post.

A pesar de que la tendencia dominante es a pensar en la primera opción y el número de noticias sobre la sustitución de trabajadores por máquinas es dominante en la actualidad, también los medios se empiezan a hacer eco de casos en los que la situación es la contraria y son las personas las que están enviando a los robots al paro. A continuación mostramos dos de ellas:

  • Un restaurante en China acaba de “despedir” a todo su staff formado por robots(eso sí sin indemnización) porque no eran capaces de realizar su actividad correctamente  después de haberlos adquirido por un precio de 7.000$ cada uno.

Paro1

  • La empresa automovilística Mercedes ha decidido también sustituir robots por personas en aquellas partes de la cadena de montaje en las que una acción más individualizada ha sido necesaria . Debido a la mayor flexibilidad de los humanos y a sus menores tiempos de reacción para afrontar los cambios, la empresa automovilística decidió esta solución contraria a la tendencia general del mercado.

Paro2

Se trata de dos ejemplos que nos pueden dar pistas de cómo puede evolucionar la rivalidad hombre-robot a la hora de afrontar el trabajo. Nos muestran que, si bien el avance en el mundo laboral de los robots es muy alto, en cuanto las actividades requieren una buena flexibilidad y capacidad de interpretar el entorno los humanos son por ahora superiores.

Por este motivo es fundamental que las personas orientemos nuestra vida laboral a aquellos aspectos en los que somos mejores, y por ahora nada parece indicar que vayamos a dejar de serlo en el corto plazo. Sin duda alguna la formación para adaptarnos a este cambio y también el cultivo de aspectos como la creatividad a lo largo del sistema educativo serán nuestra mejor protección para conservar el empleo e incluso para “jubilar” a algunas de estas máquinas.

Este post fue publicado con anterioridad en La Cofa, el blog de Fundación Telefónica.

anterior artículo

Level Playing Field: las reglas del ecosistema digital han cambiado

Level Playing Field: las reglas del ecosistema digital han cambiado
siguiente artículo

Estas casas de cartón se montan en un día y pueden durar 100 años

Estas casas de cartón se montan en un día y pueden durar 100 años