Las luces largas del coche ya no cegarán al que viene de frente

Escrito por , 12 de septiembre de 2014 a las 19:30
Las luces largas del coche ya no cegarán al que viene de frente
Futuro

Las luces largas del coche ya no cegarán al que viene de frente

Escrito por , 12 de septiembre de 2014 a las 19:30

Las luces inteligentes diseñadas por un equipo de especialistas en robótica no deslumbran a los otros conductores ni dan reflejos en la lluvia o la nieve.

Un equipo de científicos del Instituto de Robótica de la Carnegie Mellon University (en el estado de Pennsylvania) ha creado unas luces inteligentes que permitirán a los conductores usar las largas en cualquier situación, sin miedo a deslumbrar o ser deslumbrados. Aparte de incómodo puede resultar peligroso que por la noche algún vehículo tenga dadas las luces largas cuando viene otro de frente. Ese momento instantáneo de ceguera que sufre el segundo conductor se puede evitar con el sistema creado por estos investigadores.

Las luces inteligentes se basan en un sistema programable que detecta y registra a todos los conductores de enfrente, bloqueando la parte de las luces que los deslumbrarían. En cuanto a la nieve o la lluvia, en estas condiciones se mejora la visibilidad registrando los copos individualmente o las gotas de lluvia que están en las inmediaciones del coche y que devolverían un reflejo.

Lo cierto es que después de tantos años de desarrollo de los coches más de la mitad de los accidentes ocurren por la noche, según comenta uno de los investigadores, Srinivasa Narasimhan, profesor adjunto de robótica, cuando la mayoría de los desplazamientos se producen de día. El sistema ideado está pensado para evitar las distracciones que causan las luces por la noche. Utiliza un proyector DLP (Digital Light Processing) en lugar de un conjunto de LEDs o las bombillas estándar. De esta forma la luz proyectada se puede dividir en millones de haces finísimos, cada uno de los cuales se controla y programa desde el ordenador de a bordo del vehículo.

luces inteligentes

Hay una cámara que detecta los coches que se acercan, la lluvia o la nieve y otros objetos como las señales de la carretera. El sistema permite dar instrucciones a los haces de luz para que eviten los ojos de los conductores que vengan de frente o para iluminar mejor las señales de tráfico. Esto que parece un procedimiento complejo en realidad apenas es apreciable por el conductor, a no ser que llueva o nieve, situaciones donde se percibe una mayor visibilidad.

Ni qué decir tiene, existe un tiempo de latencia entre que la cámara detecta las condiciones del entorno, envía la información y las luces se ajustan. Pueden pasar entre 1 y 2,5 milisegundos. A velocidades normales en autopistas el sistema puede evitar que las luces deslumbren a los conductores; las dificultades vienen cuando se trata de lluvia o de nieve, pues cuanto más alta es la velocidad más difícil es disminuir el reflejo.

En principio el sistema está pensado para camiones y autobuses, cuyas luces están situadas en un plano más alto y deslumbran más, tanto a los conductores ajenos como al propio conductor si hay lluvia o nieve. Pero la idea es que en un futuro las luces inteligentes puedan estar presentes en el resto de vehículos.

anterior artículo

¿Por qué no han triunfado los televisores con el formato ultrapanorámico 21:9?

¿Por qué no han triunfado los televisores con el formato ultrapanorámico 21:9?
siguiente artículo

Conoce (bien) los principales sistemas operativos móviles

Conoce (bien) los principales sistemas operativos móviles

Recomendados