Lucy, la robot que bebe del sol e ilumina como 13 bombillas (pero contamina una tonelada menos)

Escrito por , 22 de noviembre de 2016 a las 19:30
Lucy, la robot que bebe del sol e ilumina como 13 bombillas (pero contamina una tonelada menos)
Futuro

Lucy, la robot que bebe del sol e ilumina como 13 bombillas (pero contamina una tonelada menos)

Escrito por , 22 de noviembre de 2016 a las 19:30

La italiana Diva Tommei es la creadora de esta esfera que, gracias a un algoritmo, sigue el movimiento del Sol y refleja sus rayos sobre una habitación para que no sea necesario incrementar la factura de la luz. El diseño intenta que no desentone con la decoración de un interior. Financiado a través de una campaña de crowdfunding, arrasó en su recaudación.

Una esfera mitad blanca y mitad transparente, que parece salida de un futuro bastante próximo, está en un patio, frente a una pequeña ventana que da a un dormitorio. Hace un sol radiante ese día, y la esfera, como si fuera un girasol, está pendiente de toda esa energía gratuita. Al mismo tiempo, Lucy (así se llama la esfera) proyecta toda esa luz dentro de un dormitorio, que no necesita así de otro método para calentarse o iluminarse.

Lucy es la creación de la emprendedora Diva Tommei. Esta italiana, doctora en Biología Molecular por la Universidad de Cambridge, regresó a su país al terminar sus estudios para poner en marcha el proyecto. Esta esfera de 40 centímetros de diámetro y unos 3,5 kilos obtuvo más de 360.000 dólares (unos 325.000 euros) mediante una campaña de financiación colectiva. Es un 600% más de la cantidad estipulada al comienzo.

El funcionamiento de Lucy es muy simple: un espejo refleja la luz solar y la proyecta a una sala, con el fin de iluminarla y calentarla.

lucysolar2

Diva Tommei, con blusa gris, y el equipo de Solenica, la startup creadora de Lucy. | Imagen: Cedida por Solenica.

“El propósito de Lucy es permitir tener luz natural en tu casa durante el día”, explica Tommei a Think Big. “El modo de hacerlo es con la reverberación de este espejo inteligente”. Según la propia ingeniera, Lucy es capaz de iluminar una habitación de hasta 46 metros cuadrados, el equivalente a 13 bombillas de 60 vatios. Así, al utilizarlo durante el día, no es necesario encender la luz.

Lo único que tiene que hacer el usuario es colocar este “espejo inteligente”, como lo define Tommei, y que es resistente al viento y la lluvia, apuntando a la sala que quieren iluminar, bien dentro de una habitación o fuera de ella (es muy fácil de transportar). El espejo robotizado irá persiguiendo la luz cual girasol y la proyectará en el cuarto.

Además, es capaz de modificar su propio ángulo de reverberación, de forma que se reciba más o menos cantidad. “Puede seguir al sol en cualquier lugar donde lo pongas y puede mantenerse todo el día repartiendo luz”. Un algoritmo hace los cálculos para que el espejo se desplace conforme a la rotación del sol y, así, seguir recibiendo luz y proyectándola.

Una esfera de diseño italiano

La idea de Lucy llegó “por necesidad”, cuando Tommei estaba en Reino Unido preparando su doctorado, “pasando mucho tiempo en despachos muy oscuros”. De este modo, “inicialmente construí a Lucy para solucionar mi problema”. Su prototipo recuperaba así la idea de los heliostatos, espejos que permiten llevar rayos de sol al mismo punto y que se manejan con pequeños movimientos para que la luz siempre caiga sobre este.

Las visitas se fijaban en su curiosa solución. “La gente comenzó a preguntarme si podía construirles uno para su casa. Eso me dio la pista de que podía haber un mercado”. Así, decidió crear una startup, Solenica. De vuelta a su país, Tommei decidió desarrollar el invento dándole un toque “italiano”, como dice la publicidad del artículo, ara que no chirriara en ninguna habitación o estilo de decoración: es una esfera de diseño minimalista, con una parte blanca y otra transparente, que apenas se hace notar.

El precio de preventa de Lucy es de 199 dólares (179 euros). Las esferas se ensamblarán en el país y son totalmente autónomas, sin necesidad de enchufes: funcionan con la propia energía solar que dispara hacia otro lugar.

lucysolar3

Así gira la esfera. | Imagen: Cedida por Solenica

Energía solar sin electricidad

Para Tommei, considerada una de las 50 mujeres más influyentes del panorama emprendedor europeo por la web EU Startups, Lucy es “algo diferente”, ya que permite tener luz y calor en casa sin tener que consumir electricidad. Esto es ideal en un planeta en el que el 17 % de la población tiene problemas para acceder a la energía eléctrica, según la Agencia Internacional de la Energía. Por ello, Tommei espera que en un futuro se puedan reducir los costes al mínimo con el fin de que el producto sea asequible para los mercados emergentes. Además, el equipo promete que Lucy disminuye la huella de carbono de cada persona en hasta una tonelada anual.

lucysolar4

La esfera puede estar tanto en interior como en exterior. | Imagen: Cedida por Solenica

“La visión de la startup es traer algo de luz a las casas de la gente. Creo que lo que de verdad nos preocupa es tener esta increíble fuente de energía disponible para nosotros y no usarla. Construimos muros para protegernos [de ella] cuando podemos usarla para mejorar nuestras vidas”, explica la joven. Así, además, la gente recuperaría la “relación con los elementos naturales”.

A la hora de promocionar Lucy, Solenica habla de los beneficios de la luz solar: ayuda a la producción de serotonina, una hormona relacionada con el bienestar y la felicidad. También, la compañía asegura que más sol incrementa la productividad, sin olvidar el ahorro en la factura eléctrica. Y tampoco hay noticias de que se vaya a terminar pronto, como el petróleo…

Según explica Tommei, en los últimos cinco años, Italia vivió “una gran explosión” con los paneles solares: “Hubo una gran burbuja facilitada por los incentivos del Gobierno”. Tan pronto como las subvenciones desaparecieron, la burbuja estalló y la gente dejó de instalar estos paneles. Su empresa apunta a una nueva etapa con mejor desarrollo de aquel boom de la energía solar: sin dar detalles, afirma que el equipo ya tiene en mente otros productos relacionados con la sostenibilidad. Mientras tanto, ella y sus compañeros se preparan para entregar las primeras esferas y ayudar a que todos nos aprovechemos de ese caudal de luz.

anterior artículo

Estas van a ser las profesiones más demandadas del futuro

Estas van a ser las profesiones más demandadas del futuro
siguiente artículo

Flamory: una segunda memoria donde guardar información útil

Flamory: una segunda memoria donde guardar información útil

Recomendados