La ligera “madera metálica” iguala la fuerza del titanio

Escrito por , 17 de febrero de 2019 a las 17:30
La ligera “madera metálica” iguala la fuerza del titanio
Futuro

La ligera “madera metálica” iguala la fuerza del titanio

Escrito por , 17 de febrero de 2019 a las 17:30

Lo han bautizado como la “madera metálica” por su similar estructura porosa irregular, es decir, su estructura microscópica simula la naturaleza celular de los materiales naturales de la madera.

Una de las últimas novedades en cuanto a materiales es el desarrollo de una “madera” tan fuerte como un metal. De hecho, tanto como uno de los más fuertes de la tabla periódica: el titanio. Realmente, este invento no es madera de verdad, consiste en láminas porosas compuestas por níquel, otro metal maleable, pero por su composición porosa es mucho más ligero que un metal normal y corriente.

Seha bautizado como “madera metálica” por su similar estructura porosa irregular, es decir, su estructura microscópica simula la naturaleza celular de los materiales naturales de la madera. La “madera metálica” tiene zonas más densas que proporcionan la fortaleza del material y zonas huecas con espacios de aire, que compone el 70% del material, permitiendo una ligereza inigualable a cualquier otro metal.

La ligera “madera metálica” iguala la fuerza del titanio

El material visto con un microscopio

La “madera metálica” se suma a la “supera madera”, que iguala la fortaleza y resistencia del acero, como uno más de los materiales del futuro que intentan proporcionar novedades e innovación en cuanto a diseño.

Este material puede ser útil en cuanto a ingeniería aeroespacial, debido a su carácter aerodinámico. Se ha propuesto como sustituto del titanio para la construcción de las alas de los aviones. Además, el hecho de que el 70% sea hueco permite que pueda rellenarse de otro material y así tener un doble uso, por ejemplo, para una pierna protésica que a su vez sea una batería.

El prototipo tiene unos soportes o puntales densos que miden cerca de 10 nanómetros de ancho, el equivalente a 100 átomos de níquel. El método usado por los investigadores para obtener la madera metálica fue un autoensamblaje que comienza con pequeñas esferas de plástico, de pocos cientos de nanómetros de diámetro, suspendidas en agua. Al evaporarse el agua, las esferas se acomodan y se van apilando en armazones. Luego, se filtra el níquel entre las esferas y, finalmente, el plástico es disuelto con un solvente, dejando atrás un entramado de soportes mecánicos de níquel.

Pruebas para analizar las características del material

Otra ventaja de este material es que los materiales necesarios para desarrollarlo son menos costosos que el titanio, pero las dimensiones reducidas con las que se está trabajando sí resultan ser un obstáculo para poder avanzar en su uso.

El siguiente paso para los investigadores es aumentar el tamaño a gran escala y así poder comercializarlo. Las muestras con las que cuentan ahora no permiten comprobar la resistencia del material en la práctica, con prototipos más grandes. Los investigadores podrán realizar pruebas con el propósito de analizar las características del material a gran escala.

Anteriormente se había propuesto el uso de impresoras 3D que permiten hacer andamios a nanoescala con una precisión de 100 nanómetros, pero la lentitud del proceso dificulta las construcciones de mayor tamaño.

Con este aumento de las dimensiones de las muestras se podrán verificar las características, como la tracción del material, cómo se ve afectado al recibir fuertes impactos, si se abolla, se estalla o la compatibilidad de materiales a la hora de introducirlos en la estructura.

El descubrimiento de la “madera metálica” supone un paso más de la tecnología en busca de materiales de construcción más eficientes. Habrá que seguir desarrollándola para sacar todo su potencial.

anterior artículo

Ciencia e innovación unidas para recuperar hígados

Ciencia e innovación unidas para recuperar hígados
siguiente artículo

OpenRAN: nuevo modelo abierto para flexibilizar y operar eficientemente la red del futuro

OpenRAN: nuevo modelo abierto para flexibilizar y operar eficientemente la red del futuro

Recomendados