Una mano artificial impresa en 3D destinada a países en desarrollo

Escrito por , 3 de noviembre de 2014 a las 08:30
Una mano artificial impresa en 3D destinada a países en desarrollo
Futuro

Una mano artificial impresa en 3D destinada a países en desarrollo

Escrito por , 3 de noviembre de 2014 a las 08:30

El abaratamiento en la tecnología ha logrado que un equipo de investigadores estadunidenses cree una mano artificial low cost, impresa en 3D, como no podía ser de otra forma.

Los implantes biónicos tienen un coste alto de fabricación, especialmente los que tienen una base robótica. Los componentes y la inteligencia artificial que los forman incrementan el precio al que se pueden comercializar estos dispositivos. Sin embargo, un equipo de científicos de la Universidad de Illinois ha llevado a cabo una investigación para crear una mano artificial impresa en 3D, cuyo coste es sensiblemente menor al de una prótesis robótica producida mediante otros medios.

La idea es que esta rebaja en los costes sirva para introducir la mano artificial impresa en 3D en países en desarrollo, donde el que un producto sea asequible puede marcar la diferencia entre resultar útil o no. De momento el dispositivo se ha probado en Ecuador, gracias a la labor de la organización sin ánimo de lucro Range of Motion Project.

La historia de esta mano artificial impresa en 3D comenzó en los laboratorios de la Universidad de Illinois de la mano de un equipo de investigación que ha trabajado sobre el control mediante electromiografía (EMG) de prótesis. La impresión 3D se utilizó para avanzar con mayor rapidez. En estas estaban cuando David Krupa, antiguo alumno de la misma universidad y cofundador de la organización Range of Motion Project, presente en Guatemala y Ecuador, se enteró de la investigación.

Range of Motion Project se dedica en estos dos países a proporcionar prótesis y piezas de ortopedia a aquellos que las necesitan. Al conocer el trabajo de sus compañeros de universidad, Krupa se dirigió a la Embajada de Estados Unidos en Ecuador para que patrocinara a los investigadores un viaje al país, con el fin de probar su dispositivo en un paciente. Y así ha sido, el pasado mes de agosto colocaron el implante a la primera persona y aunque quedan retoques por hacer, la experiencia ha resultado positiva.

mano artificial

La impersión 3D abarata considerablemente los costes

La diferencia en el precio entre esta mano artificial y otras que se producen comercialmente es abismal. Mientras que las segundas pueden costar entre 30.000 y 40.000 dólares, el dispositivo impreso en 3D se puede fabricar por unos 270 dólares. La prótesis está dotada de un microcontrolador con un algoritmo que permite aprender de los movimientos que se realizan. No solo se abre y se cierra sino que se adapta a las diferentes situaciones según se vayan planteando.

El dispositivo en principio tiene cinco estados: en reposo, mano abierta, mano cerrada, agarre con tres dedos y agarre en forma de pinza (con el pulgar y el índice). El paciente debe probar la prótesis y entrenarla durante un par de minutos la primera vez que se la ponga para adaptarla a sus gestos. Para una siguiente versión los creadores están tratando de introducir sensación del tacto mediante unos sensores en los dedos, que enviarán una corriente eléctrica a los nervios cuando toquen algo.

Imágenes: Universidad de Illinois y  Gastev

anterior artículo

Las dos orillas de la competitividad: el talento y las finanzas

Las dos orillas de la competitividad: el talento y las finanzas
siguiente artículo

Nuria Oliver, referente mundial en informática móvil, Big Data e Inteligencia Artificial

Nuria Oliver, referente mundial en informática móvil, Big Data e Inteligencia Artificial

Recomendados