Microrretícula metálica: el metal más ligero del mundo

Escrito por , 14 de octubre de 2015 a las 12:00
Microrretícula metálica: el metal más ligero del mundo
Futuro

Microrretícula metálica: el metal más ligero del mundo

Escrito por , 14 de octubre de 2015 a las 12:00

Boeing ha anunciado la creación del metal más ligero del mundo hasta la fecha. Se llama microrretícula metálica.

El metal más ligero del mundo lo ha desarrollado Boeing a partir de una investigación que dio sus primeros frutos en 2011. Han tenido que pasar cuatro años para que el trabajo de unos científicos de la Universidad de California y del California Institute of Technology se consolidara en algo más concreto. La compañía aérea ha sido quien ha impulsado el desarrollo, que podría servir para construir aviones más ligeros en el futuro, de tal forma que fueran más eficientes.

La microrretícula metálica está compuesta de aire en un 99,99%. Esta proporción a todas luces desmesurada confiere al material una ligereza envidiable, tanto que es el metal más ligero del mundo. Boeing ha puesto energías en su desarrollo para tratar de emplearlo en aplicaciones aeronáuticas a medida que las investigaciones vayan arrojando nuevos y satisfactorios resultados.

El metal más ligero del mundo tiene una estructura de tipo polímero tridimensional. Se trata de un entramado interconectado de tubos huecos que siguen patrones diagonales. Su delgadez es 1.000 veces mayor que la de un cabello humano. Mientras que el conjunto se puede comparar con una estructura ósea.

En un hueso la parte de fuera es muy rígida, lo que hace que el conjunto sea difícil de romper. Sin embargo, el interior es poroso, lo que permite que la estructura sea ligera. Una diferencia con los tejidos óseos, en cambio, es la flexibilidad de la microrretícula metálica, que es capaz de absorber una gran cantidad de energía comprimiéndose.

El material proviene de una investigación cuyos primeros resultados se anunciaron en 2011. Los prototipos iniciales de la microrretícula metálica estaban hechos con aleaciones de níquel y fósforo. A partir de aquel momento Boeing se lanzó a dirigir los trabajos, con el interés puesto en la producción de un metal que le permitiera construir aviones más ligeros y disminuir la enorme cantidad de combustible que se emplea en los vuelos.

La microrretícula metálica es 100 veces más ligera que el poliestireno extruido, llamado Styrofoam comúnmente debido a que este es el nombre comercial que le puso Dow Chemical, la empresa que fabrica el material. Sus aplicaciones se centran sobre todo en el campo de la construcción. En el caso de la microrretícula, los usos se orientarían más hacia componentes en la industria aeronáutica. Cuanto más ligeros sean los aviones menos energía necesitarán y menor cantidad de combustible consumirán. Como añadidura, si las necesidades de combustible son menores los tanques podrán estar menos llenos, con lo que se quitará más peso todavía al avión.

Imágenes:  yuki_alm_misa

anterior artículo

Una bacteria como tratamiento contra el cáncer

Una bacteria como tratamiento contra el cáncer
siguiente artículo

Industria 4.0: La nueva revolución industrial

Industria 4.0: La nueva revolución industrial