Escuchar a los ‘Millennials’ para que no sean una generación perdida

Escrito por , 7 de noviembre de 2014 a las 19:30
Escuchar a los ‘Millennials’ para que no sean una generación perdida
Futuro

Escuchar a los ‘Millennials’ para que no sean una generación perdida

Escrito por , 7 de noviembre de 2014 a las 19:30

Para evitar que nuestros Millennials se conviertan en una generación perdida, necesitamos escuchar lo que nos están diciendo

Los Millennials han sido el colectivo golpeado con más dureza por la recesión global, pero a pesar de ello esta ambiciosa generación se mantiene optimista acerca de su futuro y el de sus países. Profundamente comprometidos con la educación, firmes creyentes de la responsabilidad social y convencidos de que la tecnología ha mejorado y continuará mejorando sus vidas, estos nativos digitales tienen las ideas claras acerca de cómo mejorar el mundo, comenzando por el papel que desempeña la tecnología. Desafortunadamente, nuestras sociedades han tenido que negar a 2.5 billones de Millennials (alrededor de un tercio de la población mundial) su oportunidad de aprovechar las oportunidades que surgen de la era digital. Si no podemos corregir los alarmantes niveles de desempleo como de subempleo, esta generación de jóvenes dinámicos podría perderse.

De acuerdo con la Organización Mundial del Trabajo (OIT) los jóvenes están particularmente afectados por la desigual recuperación económica. A principios de 2014 el desempleo juvenil se había incrementado en un 13%; casi tres veces por encima de la tasa en adultos. Y un dato todavía más preocupante, según un informe del Foro Económico Mundial, más de seis millones de Millennials han cesado en su búsqueda de empleo. La OIT ha designado un subgrupo, conocido como Ni-Ni, que ni son empleados, ni estudian o se forman. En algunos países estos Ni-Ni suponen una cuarta parte de los jóvenes de entre 15 y 29 años.

Millennials 2

Para revertir esta alarmante tendencia necesitamos entender y comprender mejor a los miembros de esta generación y, en particular, su forma de ver los obstáculos a los que se enfrentan, las cosas que deben cambiar y los roles que ellos esperan asumir. Una mayor comprensión de los problemas a los que se enfrenta esta generación ayudará a las ONG’s, a los gobiernos y también al sector privado a encontrar formas más innovadoras de formar, contratar y mejorar a una parte esencial de la población, una parte que es especialmente importante para nuestro futuro.

Para ayudar a obtener conocimiento de las necesidades de esta generación, Telefónica ha llevado a cabo las “encuestas globales del milenio” durante los últimos dos años. La más reciente, publicada el pasado mes, preguntó a más de 6.700 personas de entre 18 y 30 años en más de 18 países (poniendo el foco en América Latina, Estados Unidos y Europa occidental) acerca de sus aspiraciones, su relación con la tecnología y su visión del mundo. Los resultados revelan que el foco está puesto en su trabajo y carrera profesional: para el 43% de los encuestados el logro más importante de los próximos diez años sería conseguir un trabajo estable y bien remunerado, muy por encima de casarse, tener una casa propia o tener hijos.

El 71% de los encuestados manifestó su voluntad de buscar un empleo en el extranjero, con un 50% de los latinoamericanos encuestados citando un trabajo mejor remunerado como uno de los principales beneficios de trasladarse.

Basándome en mi propia experiencia considero que vivir en otra cultura puede ser enriquecedor, pero si los jóvenes se sienten obligados a trasladarse para ganar más dinero o incluso para acceder a un empleo, es que sus países no están poniendo a su alcance suficientes oportunidades para que lo puedan conseguir en casa.

Los Millennials ven las tradicionales jerarquías como algo obsoleto y abrazan la tecnología como medio para eliminar las barreras que separan a las personas de las posibilidades. El 83% de los encuestados se ubica a sí mismo a la vanguardia de la tecnología y considera sus habilidades digitales de gran valor para su carrera profesional. Su ubicuo uso de la tecnología móvil va más allá del mero entretenimiento: está transformando su manera de trabajar, de aprender, de acceder a la información y de expresar sus opiniones -y, en ellas, la forma en la que se abren oportunidades-.

Sus opiniones acerca de la tecnología son especialmente claras en relación a la educación. El 42% considera que el sistema educativo es una barrera para el crecimiento interno de su país y desean que sus gobiernos lleven a cabo una reforma de los planes de estudio que mejore la enseñanza y facilite el acceso a todos, y, con ello, permitir un mayor acceso a la tecnología como elemento clave de una educación de calidad.

Millennials 1

A pesar de las preocupaciones sobre la calidad de la enseñanza y el acceso a la misma, el 72% de las personas encuestadas están de acuerdo en que tienen la oportunidad de convertirse en emprendedores en su propio país. Este es el tipo de espíritu empresarial que los Millennials están diciéndole a las empresas, los gobiernos y las ONG’s que quieren ver mejorado. La respuesta de Telefónica a esta demanda ha sido el lanzamiento del programa Open Future, cuyo objetivo es fomentar la innovación entre los jóvenes a través de la generación de empleo y oportunidades económicas a través de la formación en habilidades digitales y las startups.

Para mejorar las circunstancias y liberar el enorme potencial que los Millennials nos dicen claramente que ven y están ansiosos por explotar, me gustaría animar a los gobiernos locales, estatales y federales a examinar sus sistemas educativos e invertir en empleo y formación de calidad para los jóvenes. Pido a los educadores que ajusten sus planes educativos para eliminar cualquier discordancia entre las habilidades que se enseñan y las habilidades que el mercado empresarial está demandando, para así preparar a los jóvenes para obtener lo que han manifestado que desean: un empleo estable, bien remunerado y la oportunidad de crear más empleo para otras personas. Me dirijo también a mis colegas líderes empresariales para generar acuerdos público/privados que pongan a los Millennials, su talento y su entusiasmo, a trabajar para todos nosotros.

Si no somos capaces de escuchar a esta prometedora generación, nos arriesgamos a perderlos. Y no tendremos a nadie a quien culpar, sólo a nosotros mismos.

anterior artículo

¿Quieres pilotar como Jorge Lorenzo? La realidad virtual lo permite

¿Quieres pilotar como Jorge Lorenzo? La realidad virtual lo permite
siguiente artículo

Transmedia: la nueva narrativa fluida para una realidad líquida

Transmedia: la nueva narrativa fluida para una realidad líquida

Recomendados