NanoPlayBoard, una placa preparada para empezar a programar sin perder tiempo

Una placa que cabe en la palma de la mano. Llega ya montada y preparada para que los niños, o cualquiera, empiecen a programar sin perder tiempo uniendo cables o haciendo pruebas.

El poco tiempo destinado en colegios e institutos a prácticas tecnológicas llevó a José Juan Sánchez y a Antonio Morales, ingeniero informático y de teleco, respectivamente, a crear NanoPlayBoard, una placa tecnológica que cabe en la palma de la mano y que está preparada para que los niños y adolescentes empiecen a programar sin perder tiempo.

“El año pasado intenté hacer prácticas de tecnología en Arduino con unos chavales de bachillerato, y me di cuenta de que acababa la hora y no habíamos hecho casi nada. Entre que había que poner los cablecillos, se quemaban cosas… Acababa la hora y no habíamos rendido lo suficiente. Ese fue uno de los motivos por los que me enganché con este proyecto”, cuenta José Juan Sánchez

. https://www.youtube.com/watch?v=pL5-iOmOGC8

Cada vez son más los colegios e institutos que incorporan en sus programas clases dedicadas a enseñar a programar. Ese fue uno de los motivos por los que Sánchez y Morales decidieron emprender este proyecto. La idea de crear una placa para entrenar y enseñar a programar surgió en HackLab Almería, un colectivo de experimentación tecnológica, social y creativa. Comenzaron trabajando en la placa a raíz del Arduino Day 2016, y, aunque no estuvo lista para el evento, esa primera versión sirvió como base para perfeccionarla y terminar de soldar algunos cables.

nanoplayboard 3

Proyección de futuro

La placa está pensada para utilizar Arduino Nano, “y se le puede poner motores, sensores de ultrasonido, de temperatura y humedad, control por Bluetooth, más lo que lleva montado ella misma”, explica Antonio. “Además, integra un acelerómetro que podríamos usar como joystick, por ejemplo; y si lo derivas por Bluetooth, lo controlas desde un teléfono móvil…”.

“NanoPlayBoard es un recurso educativo muy potente que puede ser muy útil en la enseñanza, tanto en la ESO como en ciclos formativos”, indica José Juan.

Estos ingenieros almerienses están interesados en gente que quiera probar la NanoPlayboard y que se una al grupo. Más allá de ganar dinero, lo hacen porque es lo que les gusta. Creen que es un proyecto con mucho potencial. El objetivo final es crear un kit básico, con la placa y varios componentes, listo para usar en la clase o en el taller. Ahora mismo buscan financiación por parte de algún inversor interesado en la fabricación del ideal real del proyecto.

RELACIONADOS

#MujeresHacker 2021 da el salto internacional

#MujeresHacker, la iniciativa global nacida en Telefónica para visibilizar el papel de la mujer dentro del sector tecnológico, celebra este 8 de marzo, Día...