La otra batalla de plataformas y fabricantes: los pagos móviles

Escrito por , 25 de mayo de 2015 a las 19:30
La otra batalla de plataformas y fabricantes: los pagos móviles
Futuro

La otra batalla de plataformas y fabricantes: los pagos móviles

Escrito por , 25 de mayo de 2015 a las 19:30

Tras los sistemas operativos móviles y el ecosistema que los rodea, llega una nueva batalla: las plataformas de pago móvil.

Etiquetas:
PAGOS MóVILES

La aparición de las tarjetas de crédito, y con ello, el menor uso del dinero metálico, no es nada nuevo. En España, por ejemplo, comenzaron a usarse en los años 70 del siglo pasado, aunque en otros países se había extendido mucho antes. Nos encontramos en el siglo XXI, y como en todos los mercados, debe haber disrupción.

Desde 2011 los teléfonos comenzaron a incorporar una función ahora común en el mercado, la comunicación via chips NFC (Near Field Communication). Más tarde comenzaron a integrarse en todo tipo de gadgets y objetos, y con ello, llegó a las tarjetas bancarias. Llegamos así a la tecnología de pago contactless, que muchos comercios comenzaron a implementar en los datófonos. Se posibilitaba, al fin, que teléfonos como el Nexus S, primero en traer NFC, pudieran servir como método de pago. Y Google tenía su plataforma, Google Wallet, pero su disponibilidad era muy limitada regionalmente.

El siguiente punto relevante en la historia fue cuando Apple, en septiembre de 2014, presentó Apple Pay junto al Apple Watch. Pasó de renegar del NFC a incluirlo en el iPhone 6, y gracias a los acuerdos con los bancos y a la seguridad y simpleza que ofrece el sensor de huellas Touch ID, hizo la experiencia totalmente transparente. La sorpresa llegó cuando anunció que su smartwatch también permitía pagar sin necesidad de utilizar el teléfono en la operación.

pagos-moviles-640x200

No fue el primero, pero sí ofreció en un sólo servicio la seguridad y la facilidad que otros no habían conseguido hasta la fecha. A partir de ahí comenzó una tendencia y una batalla, y parece que este 2015 va a conocer su escenario más interesante. Más allá de propuestas muy fragmentadas, dos de las grandes empresas se van a tomar en serio los pagos móviles.

En Android ya hemos visto en 2015 Samsung Pay, pero de momento se queda en la familia coreana. Parece que tras comprar Softcard y tras los comentarios de Sundar Pichai, en el Google I/O que comienza el día 28 de junio, tendremos, al fin, una solución global a la plataforma, y lo mejor de todo es que Google está próxima a lanzar una solución universal de desbloqueo por huella dactilar, lo que posibilitará que el pago sea igual de seguro respecto a los que ya conocemos.

Por otra parte, Microsoft ya anunció que está preparándose para incluir una nueva solución de pagos móviles en todos sus terminales con Windows 10 y NFC, y dado que es una plataforma muy controlada, es de esperar que la solución sea efectiva. Además, anunció que estaban llegando a bastantes acuerdos con las compañías de tarjetas y de bancos. Es de esperar que pronto den más información, pero según se ha visto, no dependen de más servicios, lo que resulta bastante prometedor.

Todo lo que rodea a los pagos móviles me resulta fascinante, ya que, además de hacer crecer enormemente la figura del smartphone como gadget para todo, nos lleva hacia un futuro sin dinero físico que muchos deseamos. Aunque en países como España aún estamos lejos de llegar a esa realidad, pero en Dinamarca están próximos a eliminar el dinero físico. Aunque puede resultar díficil imaginarlo, evita aspectos como el dinero sin declarar y hace más cómodo el disponer del dinero.

En cuanto a transferencias de dinero, ya existen servicios como Yaap Money, y me fascina que en un futuro próximo, cuando el pago móvil se estandarice, se pueda llegar a transferir dinero por NFC, con tan sólo chocar dos teléfonos. ¿Cambiar billetes por monedas, qué es eso?

Imagen: Shutterstock / PathDoc

anterior artículo

Impulsando desde Telefónica una gestión de la energía más eficiente

Impulsando desde Telefónica una gestión de la energía más eficiente
siguiente artículo

¿Puede el big data ayudar en la investigación de las enfermedades neurodegenerativas?

¿Puede el big data ayudar en la investigación de las enfermedades neurodegenerativas?

Recomendados