Personalización y eficiencia, las claves de la impresión 3D en coches

Escrito por , 7 de marzo de 2017 a las 15:30
Personalización y eficiencia, las claves de la impresión 3D en coches
Futuro

Personalización y eficiencia, las claves de la impresión 3D en coches

Escrito por , 7 de marzo de 2017 a las 15:30

Ford ha anunciado que está experimentando con impresión 3D en coches. De llegar a comercializar productos fabricados así, el ahorro y aumento en eficiencia puede ser grande.

La impresión 3D sigue teniendo serios problemas para avanzar en el mercado doméstico, pero de la misma manera, continúa siendo muy prometedora, y una realidad en muchos sentidos, en soluciones industriales. El mundo del automóvil, donde la personalización siempre ha sido limitada o muy cara, puede ser uno de los grandes beneficiados, pues la impresión 3D abarata mucho los costes de piezas únicas o exclusivas que, eso sí, requieren mucha inversión de tiempo para el diseño.

Ha sido Ford quien tras observar estas posibilidades, ha diseñado un proceso de producción basado en impresión 3D con el que traer al mercado piezas grandes en cantidades reducidas que normalmente no convendría ni siquiera comenzar a diseñar por los recursos necesarios. Se llevaría a cabo con tecnología de Stratasys, el líder mundial en impresión 3D industrial.

Y es por ello que si va bien, pueden ser muchos los fabricantes que oferten la posibilidad para un mercado de nicho en exclusiva, con automóviles cuyo aspecto externo tenga elementos limitados, totalmente personalizables o que lleguen como parte de líneas concretas dentro de familias y gamas populares. Otra puerta que se abre a los fabricantes es diseñar nuevos modelos de automóviles con conceptos y prototipos mucho más baratos de llevar a la vida en procesos de pro-producción.

En componentes como alerones, el ahorro no sólo se produciría en la producción y en el diseño. Al ser mucho más ligeras que las tradicionales piezas metálicas, la eficiencia del propio vehículo también aumenta mucho. En conclusión, no sólo podrán ofrecer coches mucho más personalizados, también vehículos que a la larga permitan economizar mucho los costes de mantenimiento y vida útil.

Ford ha comenzado a probar esta tecnología en sus centros de investigación, por lo que esperamos ver avances para el gran público en poco tiempo. Aunque el coche tradicional puede tener los días contados con los vehículos eléctricos y autónomos que vienen, estos también pueden beneficiarse de estas novedades. Hay mercado, sin duda.

anterior artículo

Agua, el combustible del futuro

Agua, el combustible del futuro
siguiente artículo

¿Qué pasará cuando tu jefe sea un robot?

¿Qué pasará cuando tu jefe sea un robot?