El proyecto europeo que busca convertir los residuos en grafeno

Escrito por , 26 de enero de 2015 a las 08:30
El proyecto europeo que busca convertir los residuos en grafeno
Futuro

El proyecto europeo que busca convertir los residuos en grafeno

Escrito por , 26 de enero de 2015 a las 08:30

El proyecto PlasCarb está investigando para convertir los residuos procedentes de la comida y otros desperdicios en grafeno e hidrógeno.

Etiquetas:
GRAFENO, PLASCARB

Si tomamos algo que sobra –y además molesta– en las sociedades de hoy en día, como son los residuos, y lo convertimos en un material que se encuentra en la punta de lanza de la innovación, como es el grafeno, la ecuación adquiere un gran valor. Este es el objetivo de PlasCarb, un proyecto con sede en Reino Unido pero con el apoyo de centros de investigación repartidos por diferentes países europeos. Su idea es que los desperdicios, en cuyo procesamiento se emplean importantes recursos, se conviertan en grafeno, por un lado, e hidrógeno, por el otro.

PlasCarb está liderado por el Centre for Process Innovation (CPI) de Reino Unido, que colabora con otras instituciones, como el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), de Francia, el Abalonyx, de Noruega, o el IBP, perteneciente al instituto alemán Fraunhoter-Gesellschaft.

El objetivo de PlasCarb es transformar una buena parte de los 100 millones de toneladas de desperdicios de comida que se generarn en la Unión Europea cada año en recursos valiosos, aprovechables en diferentes industrias. Estos recursos son el grafeno, un material para el que continuamente se están descubriendo nuevos usos y su producción cada vez resulta más sencilla, y el hidrógeno, que se ha revelado en los últimos años como un combustible alternativo, sin ir más lejos para los coches.

El proceso para obtener estos dos materiales parte de una técnica que no es del todo desconocida para tratar residuos procedentes de los alimentos. Se trata de la digestión anaeróbica, que consiste en el tratamiento de los desperdicios mediante bacterias anaerobias. En un entorno sin oxígeno, estas bacterias son capaces de producir componentes químicos como el biogás, que se compone de dióxido de carbono y de metano (cuya proporción puede llegar al 75%).

plascarb

Tanques de biogás, el combustible del que salen el carbono y el hidrógeno

En este punto, el proyecto PlasCarb tiene previsto vigilar los resultados en la consecución de biogás durante un año. Hay que destacar aquí que la iniciativa se puso en marcha en diciembre de 2013 y se dará por finalizada en noviembre del 2016, momento en el que habrá que sacar conclusiones y presentar resultados a la Unión Europea, que financia parcialmente el experimento.

Si el biogás es de buena calidad PlasCarb pasará al siguiente estadio. A través de un proceso llamado ‘microwave plasma process’, que posibilita la síntesis de nanopartículas, en este caso separando las moléculas de metano en carbono, por un lado, e hidrógeno, por el otro. Dado que el grafeno es una forma de carbono con una estructura unidimensional, los científicos que integran el proyecto esperan obtener el preciado material.

Imágenes:  szczel y usembassykyiv

anterior artículo

Estos tatuajes temporales para diabéticos detectan fácilmente la glucosa en sangre

Estos tatuajes temporales para diabéticos detectan fácilmente la glucosa en sangre
siguiente artículo

Conoce a los tres finalistas de la categoría Innovación para la Inclusión de los Telefónica Ability Awards

Conoce a los tres finalistas de la categoría Innovación para la Inclusión de los Telefónica Ability Awards

Recomendados