¿Puede la energía solar sacar a las mujeres de la pobreza?

Escrito por , 22 de enero de 2016 a las 19:30
¿Puede la energía solar sacar a las mujeres de la pobreza?
Futuro

¿Puede la energía solar sacar a las mujeres de la pobreza?

Escrito por , 22 de enero de 2016 a las 19:30

La energía solar puede ser el motor que ayude a muchos países a salir de la pobreza gracias a muchas organizaciones que proveen de esta tecnología a mujeres emprendedoras

Hoy veremos cómo la energía solar, además de ser una alternativa a la red eléctrica, a veces inexistente, es una forma de que las mujeres puedan llegar a emprender a nivel local y dirigir sus aldeas.

Se trata, como en el proverbio, de matar dos pájaros de un tiro: dar empleo y empoderar a las mujeres, dar energía a personas sin acceso a la red eléctrica, fomentar la conciencia medioambiental y permitir la conexión a Internet de los que no están conectados. ¿Parece demasiado bonito para ser cierto? Es posible, pero si tienes todos estos efectos positivos y sin necesidad de burocracia gubernamental, ya tienes una fórmula para que un cambio de pequeño tamaño afecte a todo un continente.

La energía solar tiene potencial para llegar a los 600 millones de personas que viven en África y que no tienen acceso a la electricidad.

Aeropuerto que funcione con energía solar

Luz. Esperanza. Oportunidades

Esto es lo que Solar Sister cree que puede aportar a las comunidades remotas del África subsahariana. Aunque el 85 % de las personas en estas poblaciones rurales tienen algún tipo de servicio de telefonía móvil, solamente un 5 % puede cargar los teléfonos con regularidad.

Solar Sister es una entre numerosas organizaciones que consideran que la energía solar supone una oportunidad de dar microcréditos a mujeres y que ellas puedan utilizarlos para comprar, por menos de 200 dólares, kits solares completos, como ReadySet Solar Kit, que sirven para que alumbren sus casas, abran sus propias empresas de carga de móviles o, como sucede en muchos casos, ambas cosas a un tiempo. Las mujeres en estas aldeas son modelos de conducta, no solo para otras mujeres, sino en tanto que emprendedoras tecnológicas.

Y no estamos hablando de sociedades que viven a oscuras, sino que hace décadas que utilizan lámparas y cocinas de queroseno, peligrosas y contaminantes. La energía solar ofrece una alternativa más segura y rentable para cientos de millones de personas, y contribuye a evitar la deforestación.

Y, lo que seguramente sea más importante, especialmente en países azotados por la malaria y el ébola, puede utilizarse el sol para facilitar la desalinización y proporcionar un acceso mejor y más fácil al agua potable, como hace la planta de desalinización Barefoot College en la India, que produce 3600 litros de agua potable al día.

Proyectos como estos no solo sacan a las mujeres de la pobreza y las protegen de los riesgos ambientales, sino que contribuyen a que las mujeres, y sus países al completo, estén en la vanguardia científica de las energías renovables. Hay un proyecto, Solar Power!, que incluso da a las mujeres de Yibuti, Guinea-Bissau y Senegal un título de ingenieras eléctricas especialistas en energía solar en tan solo seis meses.

La energía solar viaja en burro

Pero estas microempresas tampoco están restringidas al lugar en el que viven las mujeres. De hecho, 200 mujeres masái en Kenya han amarrado sus empresas (y sus paneles solares) a lomos de burros para crear una empresa de comercio ambulante.

El desarrollador de energías renovables Green Energy Africa ha formado a estas mujeres y les ha ofrecido a bajo precio paneles solares, faroles y pequeñas baterías recargables. Ahora son instaladoras profesionales de energía solar y pueden vender estos kits caseros de energía solar con una ganancia de tres dólares el kit.

Para un país con un salario medio de 25 céntimos por hora, se trata de una ganancia considerable. Además, son aldeas que viven de la cría de ganado. Tener luz por las noches sirve para ahuyentar a las hienas y a los leopardos, y también hace que las carreteras sean más seguras.

¿El techo de cristal se derretirá con el sol?

Y la energía solar no se limita a empoderar a las mujeres en los países en vías de desarrollo. WISE es una organización sin ánimo de lucro dedicada a promover la implicación de las mujeres en todos los ámbitos del sector de la energía solar. Es una organización entre muchas que se dedican a un tiempo a proteger el medio ambiente y a promover a las mujeres.

anterior artículo

Las redes sociales y su rol determinante en situaciones de catástrofe

Las redes sociales y su rol determinante en situaciones de catástrofe
siguiente artículo

Los proyectos tecnológicos más creativos en 2015

Los proyectos tecnológicos más creativos en 2015

Recomendados