DARPA Robotics Challenge
  • 10 junio, 2015
  • 3 min

Este robot surcoreano es el ganador del DARPA Robotics Challenge

El robot humanoide DRC-Hubo ha sido el ganador del DARPA Robotics Challenge este año, superando en velocidad al resto de competidores.

Ha sido el más rápido entre 23 participantes. El robot humanoide DRC-Hubo, fabricado por el equipo surcoreano Team Kaist, se ha alzado con el título de ganador del DARPA Robotics Challenge. Esta competición, organizada por la unidad de investigación del Departamento de Defensa de Estados Unidos, consiste en una serie de pruebas cuyo fin es demostrar la valía y versatilidad de las máquinas que se presentan. Este año las pruebas tenían lugar en un entorno que simulaba las condiciones del desastre de Fukushima.

Cuando el tsunami de 2011 sacudió las costas de Japón, la central nuclear de Fukushima se vio afectada de forma crítica. Había que combinar las operaciones de búsqueda de supervivientes en la zona con los intentos por sellar las partes afectadas de la planta. En este caso se ocuparon equipos de personas especialistas, pero también se emplearon robots en el escenario.

El objetivo de la DARPA Robotics Challenge 2015 ha sido mostrar que los robots ya se pueden utilizar para algo más que para complementar las tareas llevadas a cabo por los humanos. Este año se pedía a las máquinas participantes que se condujeran de forma autónoma para realizar ciertas acciones. La simulación de un entorno como el de Fukushima incluía el que de vez en cuando los robots perdieran la conexión con sus controladores y tuvieran que operar a ciegas.

Entre las tareas que los robots tenían que realizar estaban conducir un coche o subir unas escaleras, algo que no está exento de dificultad debido a la visión espacial y la capacidad de detectar obstáculos necesarias. Pero también tenían que saber salir del coche, abrir una puerta, girar la rueda de una válvula o hacer un agujero en la pared. Además de estas acciones, previstas con anterioridad, había otras dos que no se revelaron hasta el mismo día de la competición: tirar de una palanca y desenchufar/enchufar un cable.

Era el primer año que el DARPA Robtics Challenge tenía lugar sin que las máquinas estuvieran conectadas. Entre otras cosas esto ha provocado que los robots sufrieran caídas, algunas de ellas han suscitado las risas del público, que se agolpaba en el escenario como si de una competición deportiva se tratara.

Los surcoreanos de Team Kaist han recibido 2 millones de dólares gracias a la victoria de su robot DRC-Hubo, que completó esta especie de yincana robótica en 44 minutos y 28 segundos. El segundo y tercer premio estuvo dotado con un millón y 500.000 dólares respectivamente. Una forma de premiar la innovación e impulsar la continuidad de los proyectos más prometedores.

Imagen: DARPA Robotics Challenge

RELACIONADOS