Smart city, green city, green smart city: la ciudad del futuro ha venido para quedarse 

Escrito por , 22 de octubre de 2020 a las 14:00
Smart city, green city, green smart city: la ciudad del futuro ha venido para quedarse 
Hogar Digital

Smart city, green city, green smart city: la ciudad del futuro ha venido para quedarse 

Escrito por , 22 de octubre de 2020 a las 14:00

Según un informe de la ONU, en el año 2030 dos tercios de la población vivirán en las grandes ciudades. ¿Cuál es el problema? Que actualmente las urbes ya consumen un 75% de la energía y generan un 80% de los gases de efecto invernadero. Si cada vez la población se masifica más en estos espacios, necesitamos soluciones para reinventarlos y no acabar viviendo como la gente en Blade Runner. Por ello, en el año 2012, la Unión Europea comenzó con la iniciativa “Ciudades Inteligentes y Comunidades-Asociación Europea para la Innovación” en la que destinó 365 millones de euros para proyectos relacionados con las “smart city”.

Como bien sabrás, cada vez que surgen nuevas tendencias, los expertos empiezan a bombardearnos con términos abstractos como smart city, green city, green smart city o smart living. Vamos a intentar arrojar un poco de luz a estos conceptos y ver exactamente en qué consisten.

¿Qué es una smart city?

Una smart city o ciudad inteligente es un lugar donde las tecnologías facilitan la interacción entre los ciudadanos y el entorno urbano gracias al Internet de las cosas (IoT), la Inteligencia Artificial o el Big Data. Y todas ellas están enfocadas en mejorar la infraestructura y los servicios públicos de las ciudades. Se puede definir una ciudad como inteligente si se invierte en capital humano y social, se mejora el transporte, las infraestructuras y las TIC. Con todo ello, se consigue un desarrollo económico más sostenible y un aumento de la calidad de vida a través de la participación ciudadana.

Ejemplos de una smart city

Un buen ejemplo es Barcelona, que fue nombrada la ciudad más inteligente del mundo en 2015 por el Juniper Smart City Ranking. Actualmente sigue entre las 30 ciudades más inteligentes a nivel global. Esto se debe a que la ciudad ha apostado por la conectividad a través de WiFi, fibra y varias apps para ofrecer servicios a los ciudadanos, así como por el IoT. Ejemplos de aplicaciones de IoT son los sensores para controlar el aparcamiento, la iluminación pública y los servicios de recogida de basura, entre otros. 

Mediante la introducción de nuevos sistemas IoT el Ayuntamiento de Barcelona ha generado aproximadamente 47.000 puestos de trabajo. Además, la ciudad ha podido constatar un ahorro de 42,5 millones de euros en agua y se generaron 36,5 millones de euros en ganancias en un año gracias a los aparcamientos inteligentes. Con los sistemas de alumbrado inteligente se están ahorrando un 30% en electricidad. Otros aspectos de esta smart city son la educación digital, las supermanzanas o los ascensores inteligentes usando datos en tiempo real. ¿Pero esa smart city también es green?  

¿Qué es una green city?

Algunos teóricos parten del hecho de que las smart cities ya incluyen un nuevo modelo medioambiental y energético como hemos visto en el ejemplo de Barcelona. Otros, sin embargo, prefieren poner más peso en la importancia del medioambiente, y por ello, utilizan el término green city de “verde”. Una green city debe ahorrar recursos naturales, disminuir la polución y el tráfico, así como apostar por las energías renovables. Muchas veces este concepto también implica dotar las ciudades con más zonas verdes y disminuir los residuos.

Ejemplos de una green city

Hay ciudades como Málaga que apuestan por un proyecto de green city. De hecho, acaba de terminar la feria Greencities Malaga, donde se reunieron diferentes compañías como Telefónica Empresas, expertos y agentes del cambio para presentar proyectos entorno a la digitalización y sostenibilidad de las ciudades. El Ayuntamiento presentó el plan “Alicia”, que incluye medidas concretas en áreas como la movilidad, la biodiversidad, cohesión social y gobernanza. 

Ejemplos de esas medidas son la extracción de biogás de los residuos en los vertederos para generar electricidad, la instalación de placas fotovoltaicas para edificios públicos o servicios de autobuses eléctricos. Está claro que, para aumentar la participación ciudadana, tener mejores infraestructuras y una economía más sostenible, y a la vez mejorar los aspectos medioambientales hay que unificar ambos conceptos, lo que nos llevaría a la green smart city. Si logramos a través de las TIC crear una ciudad más humana y sostenible, también tenemos que mejorar la calidad la vida de cada individuo. Este acercamiento se conoce como smart living. 

Smart living: De la smart city al hogar individual

Smart living es la interpretación de la smart city pero al nivel de la casa de cada persona. Es un nuevo estilo de vida gracias a las TIC y la conectividad. Esta forma de vivir involucra los ámbitos de salud, seguridad, cultura, domótica y los servicios inteligentes. Básicamente se trata de mejorar la vida de las personas mediante el desarrollo de nuevos servicios y herramientas, hacer la cultura accesible para todos y promover la seguridad. Tal como en la smart city el concepto de ciudad se trasforma en una plataforma de servicios digitales conectados, lo mismo ofrece el smart living para los integrantes del hogar. 

Ejemplos del smart living

Un buen ejemplo del smart living representa el Hogar Movistarel ecosistema que integra productos, servicios, seguridad y entretenimiento para todos sus clientes de forma interconectada gracias a soluciones de conectividad (Fibra), TV, Inteligencia Artificial e IoT. 

¿Cómo funciona el smart living dentro del Hogar? Si eres cliente de Movistar Fusión y dispones del Descodificador UHD o Descodificador UHD Smart WiFi, puedes acceder a todos los servicios digitales que te ofrece Movistar en casa. No solo podrás ver la televisión, sino incluso acceder a las Living Apps. Las Living Apps ofrecen experiencias entorno al deporte, la gestión inteligente de tus dispositivos, gaming y e-commerce entre otras. A través de ellas podrás hacer yoga, escuchar audiolibros, música, estudiar inglés con los más pequeños de la casa o ver la contraseña de tu router desde la comodidad de tu sofá. Otros servicios de Smart Living son, por ejemplo, Movistar Prosegur Alarmas, que aporta seguridad a tu casa o Movistar Cloud, el almacenamiento ilimitado.  

Sacarás el mejor rendimiento de tu hogar inteligente, si dispones además del dispositivo Movistar Home, ya que te permite apagar o encender las luces, realizar videollamadas o interactuar con Aura, el asistente virtual de Movistar. Podrás decir a Aura directamente lo que deseas. Di “Ok Aura, llama a la abuela”, y Aura realiza las llamadas por ti. Además, te facilitará un sinfín de otras tareas. Si dispones del Mando Vocal Movistar+ tendrás otra forma más de interactuar con la televisión a través de la voz. Presiona el botón Aura, y di por ejemplo “Pon la resistencia”.  

El smart living dentro de la smart city definitivamente ha venido para quedarse. ¡Haz que tu vida también sea más smart!  

anterior artículo

Cómo cambiar la contraseña y el nombre de tu red WiFi

Cómo cambiar la contraseña y el nombre de tu red WiFi
siguiente artículo

‘Tarantino Total’: un recorrido a la figura del artista a través de sus 10 películas

‘Tarantino Total’: un recorrido a la figura del artista a través de sus 10 películas