Supercomputación para luchar contra el cáncer

Escrito por , 8 de febrero de 2014 a las 17:00
Supercomputación para luchar contra el cáncer
Futuro

Supercomputación para luchar contra el cáncer

Escrito por , 8 de febrero de 2014 a las 17:00

Lograr mejores tratamientos contra el cáncer, así como una prevención y diagnóstico más tempranos, son tres de los retos médicos del siglo XXI. Para ello, estudiar el genoma de las personas afectadas es clave: sólo así conoceremos por qué se origina un determinado tumor.

Uno de los problemas de salud que más nos preocupan es el cáncer. Sin duda, es una enfermedad terrible, que causa la muerte de millones de personas cada año en todo el mundo. Además de las mejoras en el diagnóstico y la prevención de esta complicación médica, la ciencia se afana en lograr mejores tratamientos.

Aunque a día de hoy no contamos con una cura contra el cáncer, lo cierto es que en las últimas décadas las terapias han avanzado notablemente. La introducción de la quimioterapia, la radioterapia y los nuevos tratamientos biológicos, basados en los anticuerpos monoclonales, han incrementado la supervivencia y calidad de vida de los pacientes afectados.

Sin embargo, en los últimos años existe una fuerte tendencia por mejorar mucho más el abordaje sanitario que hagamos. ¿Podría llegar el día en el que consigamos que la medicina personalizada sea una realidad? Con ella lograríamos aplicar terapias individuales, en función del genoma de cada paciente, evaluando mejor su respuesta a los fármacos con los que fuera tratado.

genoma

Uno de los esfuerzos más notables para entender y tratar esta enfermedad se basa en conocer los datos genéticos de los pacientes. En otras palabras, entender qué cambios en el ADN provocan la alteración de nuestras células (hasta que se convierten en malignas), para así prevenir, diagnosticar y curar de manera más eficaz. Estas variaciones son también conocidas como mutaciones genéticas.

Estudiar el genoma permitirá un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer

Estudiar el genoma de cada persona, sin embargo, no es una tarea sencilla. Necesitamos contar con supercomputadores capaces de almacenar el Big Data genético individual, y además, formar a especialistas bioinformáticos que sepan interpretar la información genómica estudiada.

En ese sentido, el proyecto más importante es el del International Cancer Genome Consortium, encargado de entender los cambios genéticos, transcriptómicos y epigenéticos en más de 50 tipos de tumores diferentes. España también participa en esta alianza para el estudio del genoma y el cáncer, con el análisis de datos genéticos de pacientes afectados por leucemia linfocítica crónica.

Esta iniciativa internacional ha logrado un nuevo éxito, haciendo públicos los datos del genoma de más de 10.000 pacientes. La finalidad de su difusión no es otra que acelerar la investigación sobre el cáncer, dando a conocer más de 500 terabytes de información según GenomeWeb.

Los datos del genoma de estos individuos, sin embargo, no han sido hecho públicos «en bruto». Los científicos del consorcio internacional también han difundido los cambios en el ADN que se producen entre células sanas y células malignas, lo que ayudará a entender en el futuro por qué se origina un determinado tumor.

Este proyecto multidisciplinar ha identificado casi 4 millones de mutaciones genéticas en los pacientes, que podrían ser realmente valiosas para entender y tratar el cáncer en los próximos años. Como vemos, la alianza entre la supercomputación, el análisis bioinformático y la medicina podría ayudar a que la lucha contra esta enfermedad fuera pronto victoriosa.

Imágenes | Steve Jurvetson (Flickr), Berkeley Lab (Flickr)

anterior artículo

Talentum Startups es Premio Especial Sociedad de la Información

Talentum Startups es Premio Especial Sociedad de la Información
siguiente artículo

Researchers discover a more efficient way to generate solar power

Researchers discover a more efficient way to generate solar power

Recomendados