¿Trabajarán en oficinas nuestros hijos?

Escrito por , 21 de julio de 2016 a las 17:30
¿Trabajarán en oficinas nuestros hijos?
Futuro

¿Trabajarán en oficinas nuestros hijos?

Escrito por , 21 de julio de 2016 a las 17:30

Fue una de las grandes promesas de Internet. Las tecnologías permitirán que los usuarios se conecten y accedan a información desde cualquier lugar por lo que ya no habrá necesidad de tener que acudir a un espacio con una infraestructura especial montada para el trabajo como las oficinas, sino que cada uno podrá trabajar desde el lugar que le apetezca, desde su casa o desde la cima de una montaña. Van pasando los años y sin embargo se observa que esto no es así, al menos para la mayoría de los trabajadores.

Etiquetas:
EMPLEOS, JOVENES

Así, el 42% de los trabajadores de oficina nunca han teletrabajado frente al 7% que lo han hecho comúnmente, según muestra un reciente estudio. Además, el teletrabajo se muestra como un tema controvertido incluso en las grandes empresas tecnológicas, tal y como se deduce del cambio de tendencia de Yahoo con respecto a este punto.

Ante esta situación, el predecir cómo evolucionará el trabajo en el futuro en lo que respecta a la libertad de ubicación para realizar su actividad no parece tema sencillo, aunque hay que reconocer que tiene mucha importancia por su gran impacto en la calidad de vida de los empleados, en la capacidad de las empresas de retener el talento y también en la economía en general. Pensemos respecto a este último punto en el tamaño del mercado inmobiliario de alquiler que de otra manera tendrá difícil salida económica.

Por este motivo el estudio ha preguntado sobre si las oficinas desaparecerán en el futuro a una muestra de adultos (+18 años), el resultado no puede estar más empatado tal y como se observa en la Figura 1.

Figura 1.- ¿Consideras que algún día las oficinas serán cosa del pasado?

Fig1Fuente: Virgin. Datos Reino Unido de 2014

Merece profundizar en las respuestas según el perfil de los usuarios. En este sentido llama mucho la atención que los más jóvenes, aquellos que tienen entre 18 y 24 años, acostumbrados a estar colgados todo el día de los medios digitales y que probablemente nunca hayan trabajado en una oficina, son lo que defienden con mayor ahínco la existencia de las oficinas (solo el 32% piensa que desaparecerán). Mientras que los mayores de 55 años, bien cruzado su meridiano laboral y con una mayor perspectiva de lo que es el trabajo, que han vivido en sus carnes todo tipo de tendencias laborales con resultados dispares, opinan en un 45% que las oficinas desaparecerán, y de ellos y el 33% que esto ocurrirá antes de 10 años.

No sabemos si es la ilusión de los jóvenes, con gran necesidad de socializarse, que ven como sus modelos de las series de televisión trabajan en oficinas, lo que les lleva a decantarse por el modelo de oficina. O si en el caso de los mayores, el desencanto con el mundo de oficina con sus intrigas y sus ineficiencias es lo que les lleva a tomar la opinión contraria.

Por otra parte importantes empresas están intentando crear espacios de trabajo idílicos en los que los usuarios se sientan tan bien o mejor que en su casa, por ejemplo el edificio The Edge en Amsterdam incluye un entorno perfecto y es considerado el edificio de oficinas más ecológico del mundo. Otros expertos se decantan por considerar que en unos años se trabajará en campus del estilo de los universitarios, donde el ocio y el trabajo se puedan conjugar.

Figura 2. – Oficinas “The Edge” en Amsterdam

Fig2

Sea como fuere el debate está abierto, las tecnologías actuales nos permiten estar conectados en la distancia por múltiples canales, en el futuro irá mejorando la calidad, llegándose incluso a la inclusión de técnicas holográficas. Ante este horizonte, ¿Tiene sentido ir todos a trabajar juntos a un mismo lugar?, ¿No nos pasará como esas parejas que van juntas a un restaurante para comunicarse luego entre ellas mediante el chat del Smartphone?

anterior artículo

Programar ya no es suficiente: el empleo del futuro estará en el análisis de datos

Programar ya no es suficiente: el empleo del futuro estará en el análisis de datos
siguiente artículo

Aprendizaje digital a través de la música, una Sinfonía Digital

Aprendizaje digital a través de la música, una Sinfonía Digital

Recomendados