Cómo moverse por las ciudades sin contaminar

Escrito por , 4 de julio de 2017 a las 17:30
Cómo moverse por las ciudades sin contaminar
Iniciativas

Cómo moverse por las ciudades sin contaminar

Escrito por , 4 de julio de 2017 a las 17:30

El transporte alternativo comienza a abrir una brecha importante en la lucha contra la contaminación atmosférica en las grandes ciudades. Las restricciones de tráfico abren nuevas vías a inventos de movilidad cada día más eficaces y sin riesgo de contaminación. Estamos ante un fenómeno de “movilidad” que irá desplazando al coche particular, con una incidencia mayor en las zonas céntricas de las ciudades.

Como nos recordaba hace muy poco Portaltic, cada artilugio tiene sus peculiaridades, sus ventajas y también algunas desventajas. Pero, eso sí, ninguno de ellos traslada a la atmósfera gases contaminantes. Estos son algunos de los nuevos y sencillos aparatos que te ayudan a desplazarte en unas condiciones más limpias y saludables. Puedes elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y circunstancias. Y sin temor a los atascos. A continuación, tienes algunos ejemplos de trasporte alternativo.

Patinetes eléctricos

Útiles para los desplazamientos cortos y fáciles de manejar. En realidad, es el patinete de toda la vida, con su correspondiente manillar, al que se le ha incorporado un motorcillo y un sistema de frenado algo más complejo y más seguro. En función del modelo, los patinetes eléctricos ofrecen mayores o menores prestaciones y también diferente velocidad. La media suele ser de 15 kilómetros a la hora. Ideal para desplazamientos cortos. El modelo Razor E100 Glow puede alcanzar los 16 km/h y lleva incorporados indicadores LED y la tracción es por cadena.

Hoverboards

Estos artilugios de dos ruedas se han hecho muy populares en los últimos tiempos. Se componen de una tabla con dos ruedas en los extremos, que se mueve en función de la posición que adopte el cuerpo cuando estás encima de ella. Si te se inclina hacia adelante o hacia atrás, el “hoverboard” avanza o retrocede. Por otra parte, este dispositivo dispone de dos motores, uno en cada rueda, además de sensores que recogen la información sobre nuestros movimientos. Algunos de ellos incorporan un sistema de autoequilibrio que les aporta mayor seguridad.

A pesar de que goza de mayor aceptación entre la gente joven, cualquier persona puede hacer uso de este interesante medio de desplazamiento urbano, sin límite de edad. En el mercado pueden encontrarse diferentes modelos, con más o menos autonomía y velocidad. También existen “hoverboards” con manillares, popularizados por la empresa Segway, cada vez más utilizados en el sector del turismo. Dependiendo de la carga, podrá subir o no pendientes del 15% de desnivel.

Bicicletas eléctricas

Nos ofrecen la ventaja de poder realizar desplazamientos más largos, sin necesidad de pedalear. Un pequeño motor eléctrico hace girar la rueda trasera, para que no haya cuesta que se te resista. Es un sistema tradicional, pero que permite disfrutar de la ciudad o llegar de forma rápida y cómoda a los sitios. Lógicamente, llevan una batería y un sistema de control de asistencia. La Libery Bell, de Brinke, con diseño tradicional, tiene una autonomía de hasta sesenta kilómetros.

Otras alternativas son las ruedas sin pedales que se mueven conforme coloques tu cuerpo y que alcanzan velocidades de 24 km/h. También están los carts – esos pequeños vehículos, que disponen de un pedal para controlar la velocidad -, y los monopatines o “skaters” tradicionales para hacer giros y saltos como si estuvieras practicando surf.

anterior artículo

El incierto futuro de los dispositivos convertibles

El incierto futuro de los dispositivos convertibles
siguiente artículo

Tendencias en ciberseguridad en 2017

Tendencias en ciberseguridad en 2017

Recomendados