Tras la cumbre de París, ¿cuáles son los retos en la lucha contra el cambio climático?

Escrito por , 17 de diciembre de 2015 a las 15:30
Tras la cumbre de París, ¿cuáles son los retos en la lucha contra el cambio climático?
Futuro

Tras la cumbre de París, ¿cuáles son los retos en la lucha contra el cambio climático?

Escrito por , 17 de diciembre de 2015 a las 15:30

Tras la celebración de la Cumbre de París, ¿qué acuerdo se ha tomado en relación al cambio climático? ¿Qué desafíos deben afrontar la ciencia y la política?

Tras la finalización de la Cumbre de París, la lucha contra el cambio climático ha vivido un punto de inflexión histórico. El acuerdo alcanzado entre los 196 países incluye por primera vez a las dos naciones más contaminantes (China y Estados Unidos), lo que compromete al planeta entero a concienciarse contra el calentamiento global.

En 1824, Joseph Fourier acuñó el término «efecto invernadero» para referirse al proceso por el que la temperatura de la Tierra podría aumentar si se interponían gases en la atmósfera, como demostraría posteriormente John Tyndall. A pesar de su origen «natural», Svante Arrhenius planteó a finales del siglo XIX que la combustión del carbón en la era industrial podría aumentar el efecto invernadero, aunque estimó que sus consecuencias podrían ser «beneficiosas».

De algo «beneficioso» a un peligro

De aquellos primeros estudios hasta la actualidad, ¿qué ha cambiado? A partir de 1938, algunos investigadores empezaron a alertar sobre el incremento de temperaturas en el planeta. Pero la evidencia científica fue inicialmente rechazada, hasta que en 1975 el norteamericano Wallace Broecker habló por primera vez del «calentamiento global». Las tímidas llamadas de atención llevaron a la creación del Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) en 1988, la entidad dependiente de Naciones Unidas encargada de evaluar el cambio climático.

Los estudios realizados durante décadas no dejan lugar a dudas: el clima está variando. El aumento de emisiones de gases de efecto invernadero ha disparado los niveles de dióxido de carbono (CO2) atmosférico, como puede observarse en la siguiente gráfica elaborada por la NASA. Este incremento ha provocado a su vez que las temperaturas asciendan, lo que a su vez conlleva que el nivel del mar suba. La investigación realizada por el IPCC ha determinado que en el último siglo este nivel haya aumentado en 23 centímetros, aunque las previsiones para el próximo siglo son peores: en 2100 el incremento podría llegar a ser de un metro.

cambio climático

El calentamiento global es un hecho y tras la adopción del Protocolo de Kioto y los fracasos en anteriores reuniones sobre el clima, la Cumbre de París fue organizada como un «punto de inflexión». Era un auténtico «ahora o nunca» con imprevisibles consecuencias para el planeta Tierra. Por fortuna, el acuerdo alcanzado es universal y contempla una de las barreras planteadas por la evidencia científica: el límite de los 2ºC.

Los 196 países firmantes se comprometen a no superar este incremento de temperatura media global y también expresan el deseo de, en lo posible, no llegar al 1,5ºC de aumento. El compromiso es claro: se deben reducir las emisiones de gases con efecto invernadero y todas las partes presentes aceptan de forma unánime que el cambio climático es una realidad, eliminando cualquier visión escéptica sobre este tema. El acuerdo de la Cumbre de París COP21 también plantea que haya revisiones cada cinco años, lo que permitirá afinar los objetivos y compromisos de los países.

La apuesta por las energías renovables, el abandono progresivo de los combustibles fósiles y el incremento de la financiación son tres de los aspectos más importantes del documento firmado en la capital francesa. Pero además de estos desafíos, la comunidad científica sigue trabajando para despejar algunas de las incógnitas pendientes acerca del incremento del nivel del mar y el deshielo de las regiones polares y su impacto en islas o zonas costeras. Retos que la investigación y la política deben asumir en la lucha contra el cambio climático, un compromiso ahora reafirmado tras la celebración de la Cumbre de París.

Imágenes | NASA Goddard Space Flight Center (Flickr), NASA

anterior artículo

Los ojos biónicos para los ciegos ya son una realidad

Los ojos biónicos para los ciegos ya son una realidad
siguiente artículo

Estás embarazada. Nos lo ha dicho el Big Data

Estás embarazada. Nos lo ha dicho el Big Data

Recomendados