Construyendo juguetes de hardware libre con Arduino

Construyendo juguetes de hardware libre con Arduino

Se acercan los Reyes Magos y los niños empiezan a escribir las cartas con los regalos que quieren disfrutar durante todo el año. Un clásico de todas las Navidades son los juegos de construcciones, que han ayudado a varias generaciones a hacer realidad sus sueños de construir vehículos y edificios. ¿Se puede innovar en este sector? Por supuesto, y Arduino, la plataforma de hardware libre, tiene mucho que decir al respecto.

Makeblock retoma la idea de hacer realidad los vehículos que imaginamos sumándole un punto de tecnología y programación más que estimulante. Se llaman a sí mismos “compañía constructora de robots” y lo más interesante es que permiten a cualquiera (que tenga la maña suficiente) levantar sus propios inventos, construyéndolos desde cero y añadiendo componentes electrónicos para después manejarlos.

Juguetes con Arduino

Las piezas de Makeblock se dividen en dos secciones, las mecánicas y las electrónicas. Las primeras son las más familiares en cualquier casa el 6 de enero por la mañana y conforman la estructura de las creaciones y los jueguetes. Las segundas son las que entrañan el cambio y la innovación y están basadas en la tecnología Arduino. Entre ellas, se cuenta una base para el controlador, elementos que hacen posible la comunicación o sensores. Los módulos electrónicos están basados en código abierto y permiten a cualquiera explorarlos a placer.

Aunque en un primer momento pueda parecer un invento muy exclusivo, sus responsables han querido hacerlo también fácil para todos los manitas que todavía están aprendiendo o aquellos que no tienen un conocimiento de electrónica extenso. Así, gracias a Arduino y a las funciones identificadas por colores, sacarle partido es sencillo. Las piezas están hechas de aluminio modular, que se conectan las unas a las otras fácilmente gracias a una serie de agujeros y aberturas.

Que no falte el smartphone

Ya tenemos las piezas, las montamos y construimos un pequeño vehículo. Le añadimos la parte electrónica, sensores y ahora… ¿cómo lo manejamos? Con el teléfono, claro. Makeblock ha desarrollado una aplicación, todavía en base beta, gracias a la cual podemos utilizar nuestro smartphone para interactuar con el juguete que hemos creado.

Las posibilidades son tan numerosas como podamos imaginar, pero ellos ya nos dan algunas ideas de cómo sacar el máximo partido. Por ejemplo, si somos fotógrados, no podemos dejar pasar la oportunidad de construir una plataforma para nuestra cámara como la que aparece en el siguiente vídeo:

Entre el juego y el aprendizaje

Como ya ocurría con los juegos de construcciones tradicionales como Lego o Mecano, estamos ante un híbrido que ofrece al usuario tanto ocio como un estímulo intelectual. Los niños se divierten construyendo pequeños robots pero, además, empiezan a desarrollar habilidades. Como las piezas son numerosas, Makeblock permite elegir entre kits sencillos y avanzados, gracias a lo cual se puede enfocar a niños de corta edad o a chavales con conocimientos más avanzados.

¿Será el juguete de las Navidades?

Sobre el autor

Víctor Martín-Pozuelo

Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid, Medien en la Ruhr Universität de Bochum. Tecnología para vivir. Más artículos del autor »