Síguenos en redes sociales:
Digital
7 de diciembre de 2016 a las 12:30

Copias de seguridad con los espacios de almacenamiento de Windows

Copias de seguridad con los espacios de almacenamiento de Windows

Copias de seguridad con los espacios de almacenamiento de Windows

Escrito por , 7 de diciembre de 2016 a las 12:30

Hay muchas maneras de crear y guardar tus copias de seguridad. Windows permite, por ejemplo, crear espacios de almacenamiento dedicados para que estén a mejor recaudo.

En Blogthinkbig.com hemos hablado largo y tendido de las copias de seguridad. Son la manera más práctica de evitar sorpresas en caso que tu ordenador o tu dispositivo se pierdan, caigan en malas manos o sufran un problema técnico. Con una copia de seguridad, tendrás a mano tus archivos y documentos y tu único problema será arreglar o sustituir tu aparato en vez de intentar recuperar años de trabajo.

Desde su octava versión, Windows cuenta con espacios de almacenamiento, storage spaces en inglés, que unidos a la herramienta de copia de seguridad que ofrece el sistema operativo de Microsoft, añade un grado más de tranquilidad para evitar pérdidas de datos. Veamos en qué consisten y cómo funcionan.

Con los espacios de almacenamiento puedes conseguir varias cosas, como por ejemplo que varios discos funcionen como uno solo (o al menos eso verás en el Explorador) y que tu disco principal esté duplicado para así recuperarlo al instante.

Requisitos de los espacios de almacenamiento

El único requisito para poder usar los espacios de almacenamiento en Windows 8, 8.1 o 10 es, aparte de tener una de estas versiones de Windows, disponer de un mínimo de dos unidades físicas de almacenamiento adicionales a la que guarda Windows, aunque con una unidad puedes tener una copia, pero sin que garantice posibles errores al no haber un respaldo doble.

Para entendernos, además del disco principal de tu PC, necesitarás dos discos más (que pueden ser USB, SATA o SAS). A título personal, recomiendo usar dos unidades externas. Así, si tu PC sufre un percance, la información seguirá resguardada en esas unidades, algo que no ocurriría si fueran internas.

Crear un espacio de almacenamiento

Para crear los espacios de almacenamiento, tendrás que agrupar varios discos. Para ello, la forma más rápida es ir al cuadro de búsqueda de la barra de tareas y escribir Espacios de almacenamiento. También puedes ir a Panel de control > Sistema y seguridad.

Tras seleccionar esa opción, tendrás que hacer clic en Crear un nuevo grupo y espacios de almacenamiento. Teniendo conectadas las unidades, sólo tendrás que seleccionarlas y luego hacer clic en Crear grupo. Por último, asigna un nombre al grupo, como por ejemplo “Copia de Seguridad” o “Respaldo disco principal”, una letra de unidad y elige qué tipo de distribución de los archivos quieres: Simple (sin resistencia), Reflejo doble, Reflejo triple o Paridad.

En el primer caso, Simple, sólo necesitas una unidad de disco. Es la opción más simple, puedes realiza una copia, pero por contra no garantiza protección ante errores de la unidad. Con Reflejo doble, basta con los discos adicionales que hemos conectado. Las otras dos opciones necesitan tres. No importa sus tamaños, así que puedes hacerte con discos de un mínimo de tamaño acorde a los archivos que vayas a guardar teniendo en cuenta el espacio ocupado de tu disco principal. Además, ten en cuenta que esos discos se usarán para un propósito y que previamente se formatearán, así que si tienes otros archivos, éstos se borrarán.

Una vez creado el grupo, podrás añadir y quitar unidades fácilmente, actualizando así la configuración y manteniendo los datos a salvo. El grupo en sí aparecerá en el Explorador de Windows como una unidad más, pudiendo editar, copiar y pegar archivos con total normalidad, pero con la salvedad que éstos se repartirán y duplicarán entre las unidades miembros del grupo para asegurar su integridad.

Ventajas y desventajas de los espacios de almacenamiento

La principal desventaja de los espacios de almacenamiento para un usuario doméstico es lo engorroso que, a priori, parece este sistema de respaldo de datos. Además, el tener que usar dos discos adicionales como mínimo puede tirar para atrás. Y éstos tienen que estar constantemente conectados. Existe la opción sencilla o Simple, pero aunque ofrece una copia de seguridad, no impide que ante un fallo de uno de los discos tengas todos los datos indemnes.

Sin embargo, es precisamente por estas características por las que los espacios de almacenamiento de Windows son una gran manera de respaldar datos y de recuperarlos al instante, y en un entorno en el que trabajes con datos sensibles, para uso lúdico o a nivel profesional, tenerlos por duplicado o con el sistema de grupos garantiza copias de seguridad completas y recuperables en poco tiempo, de manera que pierdas lo menos posible de tiempo ante un percance así.

Así pues, dependerá de la importancia de los archivos que quieres proteger y del tiempo que quieras emplear en su recuperación que te decidas por una copia de seguridad normal y corriente u optar por los espacios de almacenamiento de Windows.

Sobre el autor

José María López

José María López

Periodista especializado en software, aplicaciones móviles e internet. Multiplataforma y multidispositivo. La curiosidad nos mueve hacia delante.
Ver todos sus artículos »