Lentillas con pantalla LCD, ¿el futuro de la realidad aumentada?

Lentillas con pantalla LCD, ¿el futuro de la realidad aumentada?

¿Cómo serán las lentillas de contacto del futuro? Pues según parece, además de corregir los habituales problemas de visión podrían incorporar una pantalla LCD de cristal líquido en la propia lente de contacto, con aplicaciones futuras muy interesantes. Al menos es lo que unos investigadores del Centro de Tecnología de Microsistemas de la Universidad de Ghent en Bélgica están tratando de desarrollar.

De momento se encuentra en una fase embrionaria y, por tanto, es un poco pronto para pensar en la proyección de información visible para el usuario que las lleva puestas, como si de unas gafas de realidad aumentada se tratara. Hasta ahora los investigadores han conseguido desarrollar un minúsculo display flexible de LCD, del tamaño y forma de una lente de contacto, en el que representar imágenes simples monocromas con un resultado más que aceptable.

 

 

El dispositivo, llamado Contact Lens Display (CLD) está compuesto por un sistema multicapa de varios nanómetros de grosor, integrado en el interior de la lentilla. Entre ellas se ha dispuesto una capa de cristal líquido, unos filtros polarizadores que permiten formar los píxeles y un microchip que transforma estos píxeles en letras o signos. Pero a pesar de que se puede usar toda la superficie de la lentilla como pantalla y controlar de forma individual los píxeles proyectados, existen ciertos problemas que dificultan la visión completa de la imagen, por muy simple que esta sea, dado que el ojo humano no está preparado para enfocar objetos a tan poca distancia de la córnea.

Por tanto, esta característica fisiológica del ojo humano imposibilita su aplicación como pantalla a modo de visor de información para el usuario, al estilo de las Google Glasses. No obstante, los científicos responsables del proyecto aseguran estar trabajando en simulaciones que permitan encontrar una posible vía para distinguir letras o formas a esa distancia de la córnea, bajo ciertas condiciones y con una composición especial de la matriz de píxeles.

Más allá de las aplicaciones futuristas que hemos podido ver en cientos de películas de ciencia ficción, quizá lo más interesante de estos displays sea su aplicación de dentro hacia fuera, es decir, lo que se ve en las CLD de la persona que las lleva puestas. En este sentido, las aplicaciones dentro del campo de la salud y la cosmética pueden ser muy útiles. Por ejemplo, los cristales polarizadores que incorporan las lentillas podrían controlar en un futuro inmediato la cantidad de luz que llega a la retina en personas con iris sensible, ajustando los filtros para dejar pasar mayor o menor luz en función de las condiciones del entorno. Por otro lado, ofrece posibilidades interesantes para la cosmética, como personalizar el color del iris o aplicaciones más creativas como por ejemplo, proyectar pictogramas en la pantalla en función de nuestro estado de ánimo.

A pesar de que queda mucho camino por recorrer para una tecnología como esta, resulta interesante ver cómo dispositivos habituales en la ciencia ficción, se tornan más ciencia y menos ficción, gracias a los últimos avances en el campo de la nanotecnología.

Imagen explicativa del CLD | CMST

Sobre el autor

Miguel A. Perez

Arquitecto y master en Urbanismo y Arquitectura del Territorio y del Paisaje. Alma inquieta con intereses dentro del campo del diseño, la tecnología, el social media, internet y redes. Investiga y a veces escribe @Mangel_P Más artículos del autor »
  • Pablo, lentillas progresivas

    Impresionante, esta tecnología va a revolucionar el mundo. Parece hasta mentira de que puedan lograr algo así.

    Muy interesante el artículo :)