Primeros implantes cerebrales para frenar el Alzheimer

Escrito por , 14 de Diciembre de 2012 a las 15:31
Primeros implantes cerebrales para frenar el Alzheimer
Innovación

Primeros implantes cerebrales para frenar el Alzheimer

Escrito por , 14 de Diciembre de 2012 a las 15:31

Un grupo de cirujanos del Hospital Johns Hopkins de Baltimor han implantado con éxito un dispositivo de estimulación cerebral profunda con la esperanza de frenar los efectos de la enfermedad de Alzheimer con esa tecnología, siendo esta una de las primeras operaciones de este tipo en los Estados Unidos.

Similar a un marcapasos, este implante incluye un conjunto de electrodos que envía impulsos con la ayuda de una batería que se coloca debajo de la piel. De este modo, los electrodos se utilizan para estimular el crecimiento del hipocampo, la parte del cerebro responsable de convertir la memoria a corto plazo y largo plazo, que también pasa a ser la primera área a reducirse en los casos de Alzheimer.

El Alzheimer afecta ya a más de 5,2 millones de personas

Los implantes de estimulación cerebral profunda se han utilizado previamente en Europa y Canadá para tratar la enfermedad de Parkinson, la depresión, el síndrome de Tourette, y otras formas de deterioro cerebral. En un estudio de 2010 que se realizó lugar en Toronto, se detectó que el tamaño del hipocampo en uno de los seis pacientes aumentó un 8 por ciento después de 12 meses de estimulación, lo que supone un gran avance teniendo en cuenta el crecimiento no se había registrado nunca en los casos de Alzheimer.

Trastornos degenerativos

Aunque los investigadores todavía están lejos de librar al mundo de la enfermedad, consideran que retrasando sus efectos aumentaría considerablemente la calidad de vida de los afectados por Alzheimer. Mientras tanto, más de 80.000 personas con otro trastorno neurodegenerativo, la enfermedad de Parkinson, se ha sometido durante los últimos 15 años a tratamientos similares con excelentes resultados, menores temblores y con dosis más bajas de medicación. Otros investigadores están probando la estimulación profunda del cerebro para controlar la depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo, resistente a otras terapias.

En 2050, el número de personas de 65 años y mayores con enfermedad de Alzheimer podría triplicarse de 5, 2 millones hasta 16 millones. En el transcurso del próximo año, se prevé que cerca de 40 pacientes con manifestaciones leves de la enfermedad podrán someterse a este mismo tratamiento como parte del estudio.

Imágenes | Hopkinsmedicine.orgNaukas.com

anterior artículo

Los primeros años del teléfono fijo y el miedo a lo nuevo

Los primeros años del teléfono fijo y el miedo a lo nuevo
siguiente artículo

Entrevista a Luis Sanz de Olapic en Start Up Spain 3.0

Entrevista a Luis Sanz de Olapic en Start Up Spain 3.0

Recomendados