reprap impresora 3d

RepRap, impresoras 3D low cost que se imprimen a sí mismas

RepRap es un proyecto de código abierto dirigido a crear modelos de impresoras 3D que puedan replicarse a sí mismas.

El aspecto más atrayente de las impresoras 3D es que permiten trasladar –en menor escala– procesos de fabricación industrial al hogar o la oficina. Esta capacidad para crear objetos que normalmente tenemos que comprar proporciona una sensación de autosuficiencia adictiva. De ahí que se haya formado en torno a este campo una pujante comunidad de desarrollo libre, una de cuyas ramas es el proyecto RepRap, impresoras 3D de código abierto, low cost y con la habilidad de autorreplicarse.

La comunidad de RepRap se puso en marcha en el año 2004, cuando todavía quedaba lejos la popularización de las impresoras 3D. El ingeniero y docente de la Universidad de Bath (en Reino Unido) Adrian Bowyer fue la figura que inició el proyecto, con el fin de crear una máquina que se autorreplicara. Hoy en día la iniciativa cuenta con el apoyo de aficionados y profesionales de distintas partes del mundo, que enriquecen a la comunidad con sus aportaciones, tal y como funciona cualquier desarrollo de open source.

Una impresora 3D RepRap tiene la capacidad de imprimir cada una de sus partes, para que después éstas sean ensambladas – se ha procurado reducir la dificultad de este proceso al máximo – y surja una nueva máquina idéntica. La estructura está planteada para facilitar la impresión de los componentes. En cuanto al ensamblaje, existen instrucciones detalladas e ilustradas sobre cómo llevarlo a cabo en cada modelo.

En estos momentos RepRap ofrece seis modelos de impresoras 3D para construir, más otros dos que han quedado desactualizados pero se conservan en el sitio web para los muy curiosos que quieran atreverse con ellos. Según lo que el usuario esté buscando puede optar por un modelo más sencillo de crear y ensamblar, uno más completo, otro con más portabilidad o uno que pueda usar diferentes materiales.

Cómo adquirir una impresora RepRap

El sitio web del proyecto sirve como escaparate para los modelos que la comunidad ha ido creando a lo largo del tiempo y es también un espacio de encuentro para resolver dudas o entusiasmarse con la construcción casera de las máquinas. Pero igualmente existe un apartado dedicado a quienes están interesados en adquirir una de las impresoras 3D, ya sea por partes o montada.

Hay una lista con los vendedores que ofrecen modelos creados a partir de los diseños de RepRap. Si el usuario decide empezar desde cero y adquirir solamente las partes también se especifica  dónde comprar elementos concretos, como el motor o el filamento que sirve de material de impresión.

Ni que decir tiene que estas máquinas no sólo se imprimen a sí mismas sino que producen un sinfín de objetos, como cualquier impresora 3D. Sitios como Thingiverse ofrecen diseños también de código abierto para adentrase en el mundo de la fabricación casera, decidiendo qué hacer en lugar de qué comprar.

Sobre el autor

Pablo G. Bejerano

Periodista especializado en nuevas tecnologías. Interesado en todo lo que tenga que ver con Internet y sus posibilidades para cambiar la vida de las personas. Más artículos del autor »