Síguenos en redes sociales:
Digital
7 de noviembre de 2014 a las 12:00

4 técnicas de productividad que te harán tener días más felices y organizados

4 técnicas de productividad que te harán tener días más felices y organizados

4 técnicas de productividad que te harán tener días más felices y organizados

Escrito por , 7/11/2014 a las 12:00

Si no te funciona aplicar las técnicas de productividad más comunes, existen muchas otras opciones para probar, creadas por personas exitosas.

Etiquetas:
PRODUCTIVIDAD, TRABAJO

Existen muchísimas técnicas para mejorar la productividad y lograr tantas cosas como se puedan al día. Las más conocidas son la técnica Pomodoro, que consiste en concentrarse completamente por periodos de 25 minutos y luego tener un pequeño descanso de 5 minutos; la regla 80/20 (también conocida como “Principio de Pareto“), no fue creada precisamente para aumentar la productividad pero hoy en día se usa con esta finalidad; y “GTD” o “Getting Things Done”, que se basa en que la persona necesita organizarse mejor creando listas de tareas muy específicas.

Aunque todas estas técnicas son buenas y seguramente le funcionan a muchos, quizás algunos todavía estén tratando de conseguir una solución para sus problemas de productividad. Es por esto que siempre aparecen nuevas ideas para controlar esas ganas de procrastinar que a veces nos invaden, justo como las que están a continuación.

1. Técnica de Jerry Seinfeld: “No rompas la cadena”

Aparentemente, el actor y creador de la famosa serie que lleva su apellido, es un amante de la productividad y ha creado su propio método que le ha funcionado durante años.

  • ¿En qué consiste? Se necesita un rotulador rojo y un calendario físico donde puedas escribir y que puedas colocar en un sitio prominente que veas todo el tiempo. Decide cuál es la rutina o tarea que quieres lograr a largo plazo, como aprender un nuevo idioma o terminar un proyecto y haz algo cada día para completar tu meta. Luego ve al calendario y dibuja una X grande en ese día para marcarlo como el inicio de la cadena. De un momento a otra verás una cadena de X’s que no debe romperse.
  • Úsala correctamente: Para evitar romper la cadena escoge sólo las metas que puedas manejar. Por ejemplo, si tienes muchos problemas con ser consistente, comienza con una simple (como pararte todos los días a la misma hora o hacer ejercicio) y crea una cadena a partir de esta. Poco a poco incorpora más hábitos que quieras crear y mira si no rompes ninguna de las cadenas.
  • ¿Cuándo usar esta técnica? Esta idea se debe usar si se quiere crear un nuevo hábito, progresar constantemente en un proyecto importante y darte un poco de motivación extra para lograr hacer las cosas, aunque no sientas ganas.

2. Técnica de Jay Shirley: “Necesito, Debería, Quiero”

Jay Shirley es el desarrollador de una aplicación web llamada The Daily Practice que es precisamente para crear hábitos. Él ha diseñado este método para hacer que los días sean productivos pero también divertidos.

  • ¿En qué consiste? Todas las mañanas crea una lista de quehaceres que tenga tres tareas básicas y obligatorias: “Yo necesito…” (una tarea de alta prioridad que tendrá un impacto inmediato en tu vida), “Yo debería…” (una tarea que contribuirá en las metas de largo plazo) y “Yo quiero…” (algo que realmente tengas muchas ganas de hacer porque lo disfrutas). Con este enfoque tendrás satisfacción instantánea, mejoras en tus metas del futuro y salud mental porque estás haciendo algo que te apasiona y te divierte.
  • Úsala correctamente: Al día siguiente, cuando se haga la lista nuevamente, hay que revisar y evaluar los resultados del día anterior para ver si se ha logrado algo que te haga feliz. Es necesario hacer esta revisión la mañana siguiente y no la noche del mismo día porque dormir te dará tiempo para descansar y un poco de distancia para examinar todo con la mente fresca.
  • ¿Cuándo usar esta técnica? Perfecta para evitar sentirse consumido por todas las cosas que hay que hacer en el día y no sentir aprensión de la lista de tareas. El añadido de hacer algo que quieras cada día es muy bueno para la salud y para hacer que tu productividad sea sustentable.
Técnicas de productividad

Imagen de: Courtney Dirks

3. Técnica de Marc Andreessen: La lista anti-ToDo

Por si no lo sabías, Marc Andreessen es un emprendedor e ingeniero de software que es conocido por ser el co-fundador de Netscape. Él pensó en esta técnica de productividad porque sentía que las listas de ToDo comunes lo hacían sentir muy desanimado cuando terminaba el día porque la veía y sentía que no había hecho nada, sin importar si había estado todo el día haciendo cosas.

  • ¿En qué consiste? La lista anti-ToDo simplemente te pide que no anotes lo que tienes que hacer ese día, sino lo que has hecho.
  • Úsala correctamente: La idea es que una lista de cosas por hacer nunca será completada porque siempre estará llena de más tareas, lo que no te dará nada de satisfacción arruinando la motivación y, por lo tanto, la productividad. No se debe esperar hasta finalizar un proyecto para celebrar por el avance que se ha logrado, así que la próxima vez que pienses sobre lo que has hecho en el día y creas que no has logrado nada, hay que sacar la lista anti-ToDo.
  • ¿Cuándo usar esta técnica? Para los que necesitan incentivos y motivación para los logros diarios, para medir el progreso y saber exactamente cómo has gastado las horas de trabajo.

4. Técnica de Sam Carpenter: “Horario Ideal Biológico”

Sam Carpenter es el autor de Work the System, un libro que explica cómo hacer más dinero trabajando menos tiempo y que tiene una técnica llamada “Horario Ideal Biológico” (Biological Prime Time) con la que se puede averiguar cuáles son las horas del día en las que somos más productivos.

  • ¿En qué consiste? Necesitas prestar atención a tus niveles de productividad, de enfoque y de motivación cada hora del día y calificar cada uno en una escala del 1 al 10. Toma nota de todos los resultados del día durante una semana. Al finalizar este tiempo crea un gráfico en Excel o cualquier otra herramienta que prefieras y fíjate en qué horas tu productividad, motivación y enfoque están en su nivel máximo, lo que constituirá el Horario Ideal Biológico.
  • Úsala correctamente: Señalando estas horas perfectas harán que puedas trabajar en tus tareas más importantes solamente cuando sientas que estás funcionando al máximo para obtener los mejores resultados posibles.
  • ¿Cuándo usar esta técnica? Si necesitas descubrir cómo tu dieta, los hábitos de dormir y el ambiente de trabajo afectan tu productividad durante el día.

Sobre el autor

Gabriela González

Gabriela González

Entusiasta de la tecnología. Blogger. Me gustan las computadoras, Skyrim, y mis gatos. Escribo a tiempo incompleto.
Ver todos sus artículos »