Síguenos en redes sociales:
Digital
21 de diciembre de 2016 a las 19:30

¿Todavía no conoces a Kirobo Mini? Te presentamos al robot de Toyota que te hará compañía

¿Todavía no conoces a Kirobo Mini? Te presentamos al robot de Toyota que te hará compañía

¿Todavía no conoces a Kirobo Mini? Te presentamos al robot de Toyota que te hará compañía

Escrito por , 21 de diciembre de 2016 a las 19:30

Toyota ha creado un entrañable robot diseñado para ser el nuevo copiloto de los conductores japoneses. Se trata de Kirobo Mini, un pequeño robot de 10 centímetros de altura y 138 gramos de peso que te hará compañía y podrá ir contigo a cualquier parte. La empresa ha anunciado que saldrá a la venta el próximo año. ¿Quieres conocerle mejor? Te lo contamos.

El mundo de la robótica tiene una larga evolución, hasta el punto de desarrollar robots sociales capaces de interactuar con su interlocutor y detectar sus sentimientos o necesidades. Algunos de ellos, como Buddy o ZenBo, han tenido una gran acogida en el mercado de los asistentes personales dentro de la robótica. En este sentido, Toyota no ha querido quedarse atrás y ha creado Kirobo Mini, la versión doméstica de Kirobo, el robot que lanzó al espacio en 2013 y con el que puso en marcha un proyecto de relación entre humanos y robots.

¿Qué puede hacer por ti este pequeño humanoide?

Kirobo Mini es capaz de mantener conversaciones con su interlocutor porque entiende lo que dice e incluso puede detectar las expresiones faciales gracias a una cámara integrada. Es lo suficientemente pequeño como para entrar en el portavasos de tu coche y acompañarte en los viajes, ya que tiene conectividad para vehículos y dispositivos móviles.

¿Cómo puede saber lo que te gusta?

Muy sencillo. Kirobo Mini es capaz de recordar tus gustos, y conversar con él es tan natural que incluso mueve la cabeza y las manos mientras habla. Según declaraciones recientes a los medios de comunicación del ingeniero jefe del robot, Fuminori Kataoka, “Toyota también está invirtiendo grandes sumas de dinero en desarrollar sistemas de inteligencia artificial para vehículos autónomos. Kirobo Mini es solo el primer paso para crear robots más avanzados, que serán capaces de reconocer e interpretar las emociones humanas”. Por eso, este robot “se tambalea un poco para emular a un bebé sentado que aún no ha desarrollado las habilidades para equilibrarse a sí mismo. Esta vulnerabilidad pretende crear una conexión emocional”.

El precio será de, aproximadamente, 39.800 yenes, esto es, unos 350 euros al cambio actual, y tendrá un tiempo continuo de conversación de 2,5 horas, según el comunicado oficial de Toyota. La facilidad de conexión es uno de sus puntos fuertes. Puede conectarse al vehículo, al smartphone o a una vivienda domótica, y mejorar sus habilidades verbales mediante la información extraída.

Al comienzo hemos mencionado que será tu copiloto ideal pero, ¿por qué ha sido diseñado para tal fin? Kirobo Mini te avisa si detecta que estás cansado al volante o si el ritmo de circulación se vuelve más agresivo de lo normal. Además, ofrece conversación cuando el viaje es demasiado largo.

Antecedentes de Kirobo Mini

Toyota desarrolla robots para entornos industriales desde 1970 para ser dirigidos, principalmente, a los procesos de soldadura, pintura, transporte y montaje. No obstante, más allá de la industria, el campo de estudio para la innovación de Toyota se centra en la humanización de los robots con el objetivo de que desarrollen inteligencia y habilidades sociales para ayudar a los humanos en aplicaciones como la asistencia, la movilidad, el cuidado o la fabricación.

En este contexto, Personal Assist Robot es una máquina, desarrollada por Toyota, que tiene características humanas como la amabilidad o agilidad, y es capaz de tomar decisiones por sí mismo y atender a personas mayores. Su proyección se enfoca al ámbito de la enfermería y de la atención médica. Otro robot de la misma familia es WalkAssist Robot, cuyo objetivo es ayudar a personas sin movilidad, permitiéndoles realizar actividades diarias como subir o bajar escaleras, sentarse o levantarse o entrar y salir del coche.

Junto con este último, Robina es otro de los androides que componen la familia Toyota y sirve de ayuda en los procesos de atención médica, aunque tiene una forma más humana que los anteriores. Por último, Humanoid consigue mover todo su cuerpo, caminar como un ser humano y toca instrumentos como el violín o la trompeta

La robótica, una necesidad

El país nipón se enfrenta a retos demográficos importantes ya que, aproximadamente, una cuarta parte de la población tiene más de 65 años. La crisis demográfica, lejos de resolverse pronto, ha potenciado el desarrollo del sector de la robótica como forma de solventar la falta de mano de obra.

Un ejemplo de ello es la creación en 2015 del primer hotel del mundo atendido por robots en Nagasaki. Nada más pasar, te atiende un robot que actúa como recepcionista para realizar el check – in.  Los robots se encargan, entre otras cosas, de transportar las maletas; las puertas se abren mediante reconocimiento facial y todas las habitaciones tienen un pequeño robot que regula las luces y ofrece información a los huéspedes. Otro de los robots humanizados más populares es Pepper, que trabaja como conserje en Softbank, uno de los bancos más grandes de Japón.

En definitiva, parece que la convivencia entre humanos y robots está destinada a formar parte de la sociedad japonesa, y muy pronto de la europea. Con este robot en miniatura, Toyota espera contribuir al desarrollo de la sociedad y mejorar la atención personalizada.

Sobre el autor

Elena Díaz Sánchez - Aguilera

Elena Díaz Sánchez - Aguilera

Soy Elena Díaz, futura periodista y comunicadora. Me encanta escribir, leer y viajar. Tras mi paso por Europa Press, ahora soy redactora en el LAB de Content Marketing de Telefónica y, a la vez, aprendo sobre innovación y tecnología.
Ver todos sus artículos »