higiene digital

10 consejos para conseguir una buena higiene digital

El 80 % del éxito de las medidas de ciberseguridad depende de los buenos hábitos de los usuarios”. Esta es una afirmación que subraya la importancia crítica de la responsabilidad individual en la lucha contra las amenazas cibernéticas.

En un mundo cada vez más digitalizado, donde nuestras vidas privadas intrínsecamente están vinculadas a nuestra identidad digital, esta sentencia resalta el hecho de que cada usuario tiene un papel esencial en la defensa colectiva contra los delitos cibernéticos. A continuación, todo lo que debes saber sobre la higiene digital

¿Qué es la higiene digital?

La higiene digital se refiere a la práctica de adoptar y mantener hábitos saludables y seguros en el ámbito digital para proteger tanto el hardware como el software de amenazas cibernéticas, como el malware. Similar a la higiene personal, este es un proceso preventivo que se realiza de manera continua para asegurar la salud y la protección de nuestros datos o sistemas.

Desde luego, esta higiene se logra a través de una serie de medidas que incluyen mantener actualizados los sistemas operativos y el software, fortalecer la seguridad de las contraseñas, ser consciente de los intentos de phishing y otras formas de ataques cibernéticos. A su vez, tener un conocimiento básico de las mejores prácticas de seguridad cibernética.

El objetivo de la higiene digital es prevenir violaciones de la seguridad y robos de información personal; garantizando así, tanto la integridad como la confidencialidad de nuestros datos. Es especialmente relevante en el entorno actual, en el que la mayoría de las personas interactúa digitalmente para trabajar, aprender o socializar. Como consecuencia de esta interacción digital cada vez más intensiva ha aumentado la incidencia de delitos cibernéticos, haciendo de la higiene digital un componente esencial para una existencia digital segura y saludable.

Consejos prácticos para una buena higiene digital

Estos consejos prácticos te permitirán gozar de la mejor seguridad cibernética:

  1. Mantener las contraseñas seguras y protegidas. Evita las contraseñas obvias y considera el uso de un gestor de contraseñas para mantenerlas tan organizadas como seguras.
  2. Usar autenticación de varios factores. Esta es una capa adicional de seguridad que requiere más que solo tu nombre de usuario y contraseña para acceder a una cuenta. Puede ser un código enviado a tu teléfono o un lector de huellas digitales.
  3. Realizar respaldos de datos de forma regular. Es importante hacer copias de seguridad de tus datos importantes regularmente. 
  4. Garantizar la privacidad. Siempre verifica la configuración de privacidad en tus cuentas en línea. Asegúrate de que solo compartes la información que deseas compartir. 
  5. Mantener actualizadas las aplicaciones, el software y el firmware. Las actualizaciones a menudo contienen parches de seguridad que protegen contra las últimas amenazas. Asegúrate de tener las actualizaciones automáticas activadas siempre que sea posible.
  6. Proteger los rúters. Cambia la contraseña predeterminada de tu enrutador y asegúrate de que su firmware siempre esté actualizado. 
  7. Usar firewalls de red. Los firewalls actúan como barreras entre tu red y el mundo exterior. A su vez, controlan el tráfico de red y bloquean los ataques cibernéticos.
  8. Cifrar dispositivos. La encriptación convierte tus datos en un código indescifrable sin la clave correcta. Esto es particularmente importante para dispositivos portátiles que podrían perderse o ser robados.
  9. Eliminar discos duros. Antes de deshacerte de un dispositivo, asegúrate de eliminar o destruir el disco duro; así, evitarás que los datos caigan en manos equivocadas.
  10. Garantizar una protección antivirus de alta calidad. Un buen programa antivirus puede detectar y eliminar una amplia gama de amenazas cibernéticas. Mantén tu antivirus actualizado y realiza escaneos regulares.

Empieza a implementar buenos hábitos digitales

En conclusión, la higiene digital se convierte en un elemento esencial de nuestras vidas digitales en este mundo hiperconectado. Sin duda, las amenazas cibernéticas están en constante evolución y se están volviendo cada vez más sofisticadas, lo que refuerza la importancia de mantener buenos hábitos digitales para garantizar nuestra seguridad en línea. Al igual que la higiene personal, la digital requiere de atención continua y consciente; así, puede adaptarse a las nuevas amenazas o desafíos de seguridad a medida que surgen.

Sobre el autor

RELACIONADOS

educar en la realidad lucia galan

Educar en la realidad con Lucía mi pediatra

“Todo lo que se está hablando entre los adultos el niño lo está escuchando, lo está sintiendo y muchas veces lo está percibiendo de...