blockchain
  • 30 diciembre, 2022
  • BLOCKCHAIN 
  • 5 min

Aplicaciones del blockchain en el mercado energético

La transformación digital está provocando que distintas empresas utilicen tecnologías de Big Data, IoT, inteligencia artificial o blockchain, como nuevas oportunidades de negocio. 

Un sector con gran potencial de cambio es el de la energía, que junto con fuentes renovables, nuevas formas de almacenamiento y el aprovechamiento de las aplicaciones del blockchain, tiene la oportunidad de reescribir el modelo energético para que sea más eficiente y verde.

¿Qué es blockchain?

Es una especie de libro mayor digital compuesto por una cadena de bloques. Cada uno registra la información entre participantes de una red, ya sea una interacción o una transacción de dinero, propiedades, trabajo o incluso votos.

Esta tecnología comprende 5 elementos clave que la hacen atractiva para múltiples aplicaciones: 

  1. Distribución: Los bloques de la cadena que guardan la información, se crean en ordenadores o nodos, los cuales mantienen una copia del libro mayor y garantizan el cumplimiento de las normas de blockchain.
  2. Descentralización: Estos bloques no se almacenan en una entidad en concreto, sino que en todos los nodos que participan de esta red. Las transacciones y el intercambio de información se realizan de manera automática, sin la necesidad de un intermediario.
  3. Inalterabilidad: El intercambio de datos son firmados con una tecnología llamada criptografía, la cual impide que los datos puedan modificarse a menos que exista un acuerdo de todos los participantes de la transacción.
  4. Cifrado: Además de no poder modificarse, los datos están protegidos por claves públicas y privadas. De esta forma, se registran de manera segura y anónima. 
  5. Tokenización: La información se intercambia en forma de activos o valores digitales, también llamados token, que representan una variedad de tipos de datos como criptomonedas, NFT, unidades de datos o identidades de usuarios, los que se tranzan mediante contratos inteligentes.

Según El World Economic Forum cerca del 10% del PIB mundial se encontrará en la tecnología de blockchain para el año 2025.

aplicaciones del blockchain
Imagen de Unsplash.

¿Cómo se vincula el blockchain con el mercado energético?

Esta tecnología tiene la capacidad de mejorar el acceso y la transición hacia fuentes de energías renovables y sostenibles. Además, tiene un impacto en la reducción de costos, mejora de procesos, la gestión de datos y la coordinación de un sistema energético en tiempo real.  

Descentralización del sistema energético

Las aplicaciones del blockchain podrían sustituir el rol que cumplen grandes intermediarios en la distribución, facilitando la coordinación y la entrega de energía a lo largo del territorio a bajo costo y de forma automática. 

Un sistema descentralizado brinda múltiples beneficios al sector energético, ya que aumenta la competencia en el mercado (lo que significa precios menores para los usuarios finales), y mejora la flexibilidad de la red y el acceso a sistemas de generación distribuida.

Ya existen proyectos descentralizados de igual a igual (comúnmente llamados peer to peer en inglés), donde personas pueden realizar operaciones sin necesidad de que exista una tercera parte o intermediario. 

En estos se compra y vende la energía de manera directa, sin un mercado organizado de por medio, cuyas transacciones se registran en la plataforma de manera anónima y encriptada para que solo puedan ser verificadas por el resto de actores en la red.

Un ejemplo de ello es Brooklyn MicroGrid, una red de energía comunitaria en la que los neoyorquinos pueden comprar y vender energía renovable generada localmente.

Este sistema conecta a las personas de Nueva York que poseen paneles solares con aquellas que desean comprar energía, cambiando el rol de solo consumidor a proveedor y consumidor, ya que, además de generar energía para uso propio, puede vender el exceso a sus vecinos. 

Optimización de activos y transacción energética

La tecnología de blockchain permite asignar los activos de generación al punto de consumo y establecer una jerarquía de prioridades de las fuentes de origen. Además, esta tecnología crea contratos inteligentes que automáticamente validan las transacciones sin la necesidad de intervención de una persona. 

Estas redes de intercambio localizadas podrían aliviar ineficiencias del sistema energético, evitando pérdidas en la transmisión de energía, congestión en la red y volatilidad de los precios.

Estos beneficios mejoran la calidad de contratos de energía renovable a largo plazo, ya que uno de los requisitos es acreditar que la procedencia de la electricidad suministrada sea 100% verde e impulsan el crecimiento de energías limpias al fomentar su contratación por parte de grandes empresas.

Mayor transparencia en la electromovilidad

La incorporación del blockchain en el mercado de coches eléctricos, además de poder trazar el origen de la energía suministrada, garantiza la transparencia y seguridad de las transacciones.

Una de las ventajas es que en los puntos de carga y electrolineras se podrá cambiar el tipo de electricidad según su procedencia para pagarla en tiempo real, incluso de forma automática, lo que ayudaría a integrar los vehículos de cero emisiones a la utilización de energía renovable.

Un estudio de la Universidad de Waterloo, sugiere que el blockchain puede generar confianza entre los proveedores de servicios de recarga y los usuarios finales, dando acceso a todas las partes a los datos de carga para conocer si han sido manipulados.

Las proyecciones del mercado energético

Ya conoces qué es blockchain y cómo está cambiando la industria. En definitiva, todo apunta a una mayor transparencia y descentralización del mercado energético

Según Iberdrola, uno de sus objetivos es que dos agentes (peer to peer), similar a lo que sucede en Brooklyn, puedan realizar operaciones sin necesidad de que exista una tercera parte.

Se espera que en un futuro donde las ciudades sean más inteligentes, haya más generadores pequeños y que se encuentren más cerca de las zonas de consumo, evitando las pérdidas que actualmente presenta el sistema de transmisión. 

También, que la demanda sea más proactiva y aparezcan múltiples participantes, ya sean empresas, particulares o entidades que interactúen entre sí, comprando y vendiendo sus excedentes según sus necesidades, donde clientes operen gestionando su consumo a través de equipos inteligentes. 

Imagen de Unsplash.

RELACIONADOS

Napster

Napster y la tokenización de activos musicales

Sumidos de lleno en el “Crypto Winter”, con la capitalización crypto +60% abajo durante 2022, varios escándalos y bancarrotas acumulados y la confianza del...