• 16 septiembre, 2022
  • ELEARNING 
  • 4 min

Aprendizaje a tu propio ritmo: estudia con mayor autonomía

Cada persona posee un ritmo interno que se refleja en todas las actividades de su cotidianidad. Es fundamental que conozcas el tuyo para que le saques provecho, incluso, al momento de estudiar. Por eso vamos a explicarte de qué se trata el aprendizaje a tu propio ritmo.

¿Qué es el aprendizaje a ritmo individual?

Es una manera de estudiar en casa, en un entorno laboral o en un aula de clase. Puede darse, sobre todo, a través de programas online, que permiten aprender en condiciones más flexibles.

El objetivo del aprendizaje a tu propio ritmo es aprender según tus capacidades y en los horarios que decidas. Su característica principal es que el avance de los temas se desarrolla a la velocidad que te convenga.

En este tipo de aprendizaje, puedes usar los recursos online que tengas a tu disposición o los que te sugiera un tutor. Además, aprendes de acuerdo a tus intereses, lo que da lugar a una mayor motivación. El instructor se adapta a las necesidades del estudiante y, generalmente, se encarga de orientar y retroalimentar.

Este tipo de aprendizaje tiene ciertas ventajas que queremos que conozcas.  

Ventajas del aprendizaje a tu propio ritmo

El Self-Paced Learning brinda a las personas más autonomía porque eligen qué aprender y cuándo hacerlo. Otras ventajas del aprendizaje a tu propio ritmo son las siguientes:

  • Es apropiado para diferentes estilos de aprendizaje. Si eres de las personas que captan los conceptos rápidamente, no tendrás que esperar a nadie; y no te sentirás presionado si necesitas más tiempo para captarlos.
  • Permite tener ambientes y horarios flexibles.
  • Es accesible las 24 horas del día y los 7 días a la semana.
  • Permite al estudiante hacer pausas cuando desee y retomar el estudio cuando le convenga.
  • Reduce las distracciones. Si tú mismo eliges los horarios, probablemente escojas los momentos en los que puedes enfocarte mejor en tu aprendizaje.
  • Incrementa la confianza. Conocer tu propio ritmo y aplicarlo en el estudio es confiar en tus capacidades y en que tu elección es compatible con tus intereses.

¿Quieres saber cómo poner en práctica el aprendizaje a tu propio ritmo? A continuación, te explicamos cómo hacerlo.

Aprendizaje a tu propio ritmo: ¡llévalo a la práctica!

El objetivo es aprender sobre lo que más te apasione y hacerlo con autonomía y libertad. Tomar nota de estos consejos, pues te guiarán en esta tarea.

Establece horarios

Cuando decides aprender a tu propio ritmo, necesitas establecer horarios para cumplir con las responsabilidades. Ya no experimentas la rigidez de un aula de clase, pero debes planificar el tiempo que dedicarás a estudiar.

Quizás prefieras volver pronto a casa o ir a una biblioteca para estudiar allí después del trabajo. Este es el caso de muchas personas que desean dedicar tiempo a sus estudios después de la jornada laboral.

Lleva un registro de tu progreso

Registrar todos los avances de tu aprendizaje es fundamental. Así podrás saber si destinas el tiempo suficiente a cada tarea. Las calificaciones, por ejemplo, te indicarán en qué asuntos necesitas enfocarte para mejorar.

Existen herramientas digitales que te ayudarán en este proceso. Te permitirán, por ejemplo, acceder al instante a archivos de voz, imágenes, etc. También serán útiles para organizar tus notas y no olvidar lo que aprendes.    

Aprovecha los recursos

Muchas universidades y distintas entidades trabajan con herramientas MLS que facilitan el aprendizaje a tu propio ritmo. A través de estas, las personas pueden compartir recursos e ideas, o comunicarse usando las funciones colaborativas.  

Crea tu propio espacio de estudio

Es importante contar con un espacio libre de distracciones. Si tienes que establecer límites con tus compañeros de apartamento o con tu familia, es mejor hacerlo. Al final, verás las recompensas de enfocarte y dedicar un tiempo a tus estudios.  

¿Será en tu propio cuarto o en una oficina separada? No importa, solo es cuestión de que tengas a la mano un portátil y algo para tomar apuntes.

Sin importar la edad, aprender algo nuevo siempre será estimulante. Por fortuna, los aportes de la innovación educativa te brindarán más oportunidades y ventajas a la hora de adquirir conocimientos. Practica el aprendizaje a tu propio ritmo. Proyecta un plan, elige horarios, lugares y temas. Ve a tu ritmo, así aprender se convertirá en una experiencia gratificante e inspiradora.

RELACIONADOS

¿Qué son los learning loops?

¿Aprender es un proceso lineal o circular? Durante años, muchos han defendido la primera opción. Pero, ¿de qué sirve aprender algo si luego no echamos...
Elearning en verano

eLearning y verano, ¿es posible?

Verano puede se una época complicada para obtener nuevos conocimientos. Las escuelas están cerradas, hay pocos cursos temporales, y el hecho de viajar a...