Así ayuda la impresión 3D a terminar la Sagrada Familia

Escrito por , 8 de mayo de 2015 a las 19:30
Así ayuda la impresión 3D a terminar la Sagrada Familia
Digital

Así ayuda la impresión 3D a terminar la Sagrada Familia

Escrito por , 8 de mayo de 2015 a las 19:30

La Sagrada Familia debe estar terminada en 2026. La impresión 3D puede ayudar a finalizar este proyecto arquitectónico de forma más rápida y económica.

Junio de 2026. Flores, carteles y emoción contenida en las calles cercanas al barrio del Eixample. Los vecinos contemplan la fiesta desde sus balcones, mientras que decenas de turistas fotografían el espectáculo de inauguración de la obra soñada por Antoni Gaudí hace más de un siglo. La Sagrada Familia, cien años después de la muerte del arquitecto catalán, es por fin una realidad.

Quedan sólo once años para que un párrafo como éste encabece la portada de cualquier periódico. Barcelona espera ansiosa la finalización de las obras de la Sagrada Familia, considerada como uno de los proyectos arquitectónicos más largos del mundo. Un templo que por su majestuosidad y características se ha convertido ya en icono mundial de la Ciudad Condal.

Un desconocido arquitecto para una obra histórica

La Sagrada Familia comenzó a construirse el 19 de marzo de 1882. El obispo Urquinaona supervisaba las obras dirigidas por el arquitecto Francisco de Paula del Villar y Lozano. Por desavenencias con los promotores del proyecto, Villar abandonaría el trabajo sólo un año después, siendo sustituido por el joven Antoni Gaudí, un completo desconocido en el mundo de la arquitectura por aquel entonces.

Gaudí decidió transformar por completo el diseño de la Sagrada Familia, manteniendo sólo el trazado de la cripta, que ya había sido construida. Así nació el máximo exponente del modernismo catalán, que según datos de 2011 se ha convertido en el monumento más visto en España con 3,2 millones de visitantes, por delante del Museo del Prado o la Alhambra de Granada.

Sagrada Familia

La complejidad de los dibujos y trazados de Gaudí, así como las pérdidas de los prototipos construidos en yeso debido a la Guerra Civil, han ido ralentizando su finalización. La impresión 3D, sin embargo, se ha convertido en la gran aliada tecnológica del proyecto.

Y es que los modelos bidimensionales no permitían conocer el sueño de Gaudí en todo su esplendor. La llegada de las impresoras 3D, según explica el arquitecto Jordi Coll a 3D Systems, ha permitido visualizar mejor los diseños y trazados del templo. Con esta tecnología, los responsables actuales pueden proponer nuevas hipótesis sobre la construcción de la Sagrada Familia.

Sagrada Familia

No es la primera vez que la impresión 3D ayuda en el campo de la historia y de la arquitectura. Tal y como demostraron desde la Ball State University de Estados Unidos, las impresoras permiten proyectar y verificar cómo eran los planos originales y construir las bóvedas en miniatura.

Durante décadas, estos trabajos se realizaban a mano, una labor considerada cara, lenta y tediosa. Con la llegada de la impresión 3D, la Sagrada Familia podría estar terminada en 2026 ahorrando tiempo y dinero. Utilizando el software CAD 3D e impresoras ProJet 360, los arquitectos pueden ahora reconstruir y fabricar prototipos en tan sólo 12 horas, algo inimaginable hace apenas una década.

Imágenes | Baldomer Gili i Roig (Wikimedia), Lutor44 (Flickr), 3D Systems

anterior artículo

Los MOOC como elemento fundamental del cambio en el modelo educativo

Los MOOC como elemento fundamental del cambio en el modelo educativo
siguiente artículo

Oportunidades y riesgos del mundo online para los niños

Oportunidades y riesgos del mundo online para los niños