Trabajo en remoto híbrido
  • 23 febrero, 2022
  • ELEARNING 
  • 5 min

Así se construye un aula conectada

La tecnología no siempre ha sido bien recibida en las aulas. Pero eso está cambiando. La educación ha tenido siempre el propósito de darnos herramientas para hacer frente al mundo que habitamos. Y en unos tiempos en los que todo está tecnificado, es inevitable que la propia educación se nutra de esta tecnología. De ahí la proliferación de aulas conectadas. El aula conectada o aula digital como lugar físico y virtual donde aprender, enseñar, comunicarse y colaborar.

En parte, tanto el aula clásica como el aula conectada o aula digital debían hacer frente a retos internos y externos. Esto, en la actualidad, supone ofrecer vías de comunicación dentro y fuera del aula. Facilitar la educación presencial pero posibilitar también la educación a distancia. Todo ello mediante elementos como la videoconferencia, plataformas de comunicación, contenido digital compartido, uso de dispositivos conectados, etc.

Como en otras áreas en las que la tecnología se hace necesaria, Telefónica ha participado en la revolución de la educación a través de varios proyectos. Destacamos tres de ellos que tienen que ver con el aula conectada y centros educativos como la Universitat Jaume I, la Universidad Nebrija y la Universidad Miguel Hernández. El objetivo, dotar a educadores y alumnado de las herramientas necesarias para aprender de manera presencial, online o híbrida.

Un proyecto que la compañía presenta en el marco de la celebración del Mobile World Congress de Barcelona bajo el lema Transformation is Now. Un lugar en el que se pondrán en común todas las propuestas vinculadas a la conectividad, 5G, industria conectada o la sostenibilidad.

Comunicación y colaboración dentro y fuera del aula

Primer ejemplo del papel que juega Telefónica en la educación. En la Universitat Jaume I, en Castellón, se plantearon digitalizar sus aulas para afrontar los retos del siglo XXI. Digitalización para disponer de nuevas herramientas para educar pero también para incorporar esas herramientas en el currículum de su alumnado. Beneficios para profesorado y alumnado a partes iguales.

La introducción de tecnología en las aulas de esta universidad ha servido para enriquecer las clases presenciales. Y, ya de paso, para facilitar el trabajo colaborativo en línea o presencial desde cualquier dispositivo, conectado o no. Además, han incorporado las videollamadas para comunicarse fuera del centro. Para ello se han empleado herramientas de Google. Herramientas unificadas en una sola plataforma de servicios digitales. A utilizar tanto en el aula conectada o aula digital como para acceder desde cualquier dispositivo en cualquier lugar.

En concreto, se ha implementado la plataforma Google Workspace for Education. En palabras de Francesc Esteve, Comisionado de la Rectora para el Impulso Digital de la UJI, “El entorno de Google for Education Enterprise ha sido clave en la continuidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje durante la época de confinamiento por la COVID-19”.

Aula digital, Aula conectada
Fuente: Brand Factory Telefónica

Un caso similar de paso al aula conectada es el de la Universidad Miguel Hernández, en Elche. Digitalizar sus instalaciones y facilitar el trabajo en línea dentro y fuera de las aulas. Para ello, Telefónica ha introducido las herramientas de colaboración de Google. Como en el caso anterior, con estas herramientas es posible mejorar las clases presenciales y hace posible la educación online o híbrida.

En palabras de su Vicerrector de Tecnologías de la Información, Federico Botella Beviá, la UMH ha emprendido el “camino a la nube de Google para iniciar su programa de lanzamiento y estímulo del aprendizaje, con el objetivo de generar recursos audiovisuales disponibles en abierto, garantizando que todo el material sea accesible a nivel internacional”.

Videollamadas, correo electrónico y otras soluciones online integradas que ayudan a las universidades y centros educativos a dar el paso necesario hacia el siglo XXI, dotando a educadores y alumnos de vías de comunicación, colaboración y aprendizaje presencial y a distancia de manera indistinta y complementaria.

Aula digital, Aula conectada

Educación híbrida, lo mejor de ambos mundos con un aula conectada

A camino entre la educación presencial tradicional y la educación a distancia, cada vez es más frecuente ver lo que se conoce como educación híbrida. En realidad, se trata de una versión mejorada de la educación presencial. La diferencia es que la tecnología juega un papel importante para facilitar que la educación sea más participativa, adaptada a cada alumno. Y que evolucione junto a las necesidades del alumnado.

Hacer de las aulas mucho más que un espacio físico. Con la digitalización, el aula conectada o aula digital en la educación híbrida admite tanto alumnos presenciales como alumnos en remoto. Gracias a la conectividad a Internet, el uso de pantallas, monitores y otras tecnologías asociadas. Un ejemplo es la transformación experimentada por la Universidad de Nebrija en Madrid con la colaboración de Telefónica. Como prueba de su éxito, obtuvo dos reconocimientos: el Premio Blackboard Catalyst Awards, en la categoría Leading Change, y el Premio Magisterio a los Protagonistas de la Educación 2021.

Las aulas conectadas híbridas implican participación activa presencial. Pero también participación a distancia gracias al uso de vídeo y voz mediante videollamadas. Y de medios tecnológicos más tradicionales como el chat en tiempo real. Para ello se han instalado en las aulas cámaras, monitores y barras de sonido. El impacto también se ha visto, más allá del aula conectada, a las propias dinámicas de la universidad. En palabras de Cristina Villalonga Gómez, Directora de Global Campus Nebrija: “No solo hemos transformado los espacios y entornos de aprendizaje, sino que hemos trabajado en la redefinición metodológica, el impulso de nuevas experiencias educativas y un programa para la mejora de las competencias digitales”.

RELACIONADOS