automatización y uso de inteligencia artificial

Cuatro palancas tecnológicas para construir la red del futuro: automatización y el uso de inteligencia artificial

La evolución hacia arquitecturas abiertas y virtualizadas nos exige evolucionar tanto la gestión del ciclo de vida como el modelo operativo de nuestras infraestructuras para poder gestionar esa complejidad. Y en este gran reto la automatización es obligatoria. Necesitamos automatizar completamente el ciclo de vida de la tecnología, la red y los sistemas, apoyándonos en casos de uso aplicados a tareas concretas.

El reto es llegar a la automatización total de todos los procesos que rigen nuestras redes y nuestros sistemas. Se irá desde la planificación hasta la operación de una tecnología, pasando por la provisión, la fase de pruebas, el despliegue en campo y la optimización.

Inteligencia artificial y aprendizaje automático en las redes

Para ello es preciso apoyarse en técnicas de inteligencia artificial y aprendizaje automático, compartiendo experiencias y mejores prácticas aprovechando la ingente cantidad de datos que genera y recoge la red y sus plataformas.

La inteligencia artificial y la automatización ayudan a resolver de forma más rápida tareas repetitivas o que responden a determinados patrones extraídos de los datos generados por la red. Con ello se van a agilizar los procesos de planificación, pruebas, despliegue, operación y mantenimiento, así como mejorar la calidad percibida por los clientes. Va a ser posible estandarizar soluciones automatizadas para las diferentes fases de todas estas operaciones, como si siempre tuviéramos al mejor experto atendiendo un problema.

inteligencia artificial y aprendizaje automatico

La inteligencia artificial ya se está aplicando en nuestras redes 5G y tendrá un rol central para la optimización automática de la utilización de los recursos de radio y la gestión dinámica automatizada de sus diferentes componentes de red a través del ‘radio intelligent controllers’. Además, se aplica ya a la reducción del consumo de energía en los equipos, a la operación virtualizada en entornos cloud y a la predicción de posibles anomalías en el comportamiento de nuestras redes, para evitar de forma anticipada que nuestros clientes puedan percibir alguna degradación en los servicios que están disfrutando.

Ser más eficientes con el mínimo esfuerzo

En resumen, la inteligencia artificial y la automatización son herramientas que vienen a apoyar a los equipos técnicos para agilizar la ejecución de tareas repetitivas reduciendo los tiempos de entrega, para dotar de mayor inteligencia aquellas tareas más complejas que así lo requieran.

Se trata de poner foco 100% en el cliente, para ser más eficientes con el mínimo esfuerzo y el menor coste, y todo ello siempre de una forma sostenible y segura, permitiendo a los expertos enfocarse completamente en las tareas propias de implementación y mejora continua que supone diseñar, construir y operar la red del futuro.

El objetivo final es conseguir tener redes autónomas para llegar a tener una operación “zerotouch”.

El objetivo final es conseguir tener redes autónomas, capaces de tomar decisiones, apalancadas en técnicas de inteligencia artificial y machine learning para llegar a tener una operación “zero-touch”. En la evolución hacia las conexiones del futuro, la gestión de los ciclos tecnológicos, la softwarización y el movimiento al cloud, las arquitecturas abiertas y desagregadas y automatización y el uso de inteligencia artificial son cuatro palancas esenciales.

Imagen de cabecera de Envato.

Sobre el autor

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...