Desarrollan baterías elásticas que triplican su tamaño

La innovación en el sector de los dispositivos móviles y de cualquier aparato electrónico ocupa cada día grandes titulares en los medios de comunicación. Sin embargo, el desarrollo de nuevas baterías resulta imprescindible para seguir contando con este tipo de avances, y así evitar que dichas tecnologías vean reducido su impacto por falta de carga de energía suficiente.

De este modo, los anuncios de las baterías líquidas en las centrales energéticas o el de las de carga ultrarrápida para dispositivos móviles parecen continuar el crecimiento exponencial en nuevas tecnologías, al que estamos asistiendo en los últimos años. La innovación en dispositivos debe ir de la mano de baterías modernas que se adapten a estos avances.

Flexibilidad en las nuevas baterías

Partiendo de la presentación de pantallas flexibles que Samsung realizó durante el pasado Mobile World Congress 2013, resultaba imprescindible adaptar la fuente de energía de los hipotéticos nuevos dispositivos a los tiempos modernos. Por ello no resulta sorprendente la investigación de científicos surcoreanos para crear baterías flexibles.

Samsung presentará sus pantallas flexibles

Mediante la utilización de una nueva forma de electrolito parecido a un fluido, el equipo liderado por Lee Sang diseñó estas baterías que podrían ser adaptadas a los nuevos dispositivos de Samsung. Sin duda, características peculiares que revolucionan el sector móvil, aunque su principal reto siga siendo todavía el dotar a las baterías de una mayor capacidad de almacenamiento.

Baterías elásticas: ¿el siguiente paso?

Tras el anuncio de la University of Southern California del desarrollo de baterías de ión-litio capaces de ofrecer el triple de energía que las que se usan en la actualidad, y las características innovadoras y peculiares mencionadas antes, no debería sorprender (demasiado) el prototipo realizado por científicos de la Universidad de Illinois y la start-up MC10.

El trabajo de estos norteamericanos se basó en el lanzamiento de baterías adaptadas a nuevos aparatos electrónicos relacionados con la salud, que podrían ir cosidos en las prendas de ropa, adheridos a la piel o situados de forma interna en nuestro organismo. Sea cual sea su localización, lo cierto es que la rigidez de las baterías actuales no serviría para estos nuevos dispositivos.

Por ello el equipo liderado por John Rogers, experto en ciencia de materiales en Chicago, ha ideado la creación de una batería elástica, que podría recargar estos aparatos, adaptándose a la forma en la que estén situados. Con este objetivo han agrupado células de batería de ión-litio sobre un material elástico, la silicona, conectando las diferentes células mediante un sistema de cableado bien dispuesto (uno de los colaboradores utilizó modelos matemáticos para diseñar la «geografía» de todas las conexiones).

En otras palabras, la nueva batería elástica consiste en una matriz de silicona formada por discos rígidos de 2 mm (que actuarán como electrodos), y que se conectan en paralelo con cables con forma de «S», dando lugar a conexiones similares a unos «muelles minúsculos».

La lámina de baterías puede estirarse hasta un trescientos por ciento respecto a su superficie original, lo que supone un gran avance respecto a diseños anteriores, que sólo llegaban al ciento cincuenta por ciento. La ventaja de este sistema no es sólo su peculiar elasticidad, sino también su buen funcionamiento, ya que este prototipo presenta una densidad energética parecida a la de una batería convencional.

En las pruebas realizadas por el grupo de Illinois, la lámina funcionaba dando energía a un LED, incluso en su punto máximo de elasticidad, y a su vez, podía ser recargada sin necesidad de ser enchufada a la corriente, ya que la inclusión de bobinas inductivas permite su carga por vía inalámbrica. Este último punto es sumamente importante si se tiene en cuenta su hipotético uso en implantes electrónicos y dispositivos médicos en los seres humanos.

The YouTube ID of Sgf7LSz is invalid.

El trabajo, publicado en Nature Communications, supone una etapa más en la innovación en el diseño de nuevas baterías, adaptables a los dispositivos electrónicos, especialmente en el ámbito de la salud. Un paso más de la tecnología por adaptarse a las nuevas necesidades del siglo XXI. Junto con la mayor capacidad de almacenamiento o las nuevas características relacionadas con la flexibilidad y la elasticidad, habrá que permanecer atentos a este campo tan especializado.

Imágenes | MNN, Think Big 

Sobre el autor

RELACIONADOS

futuro sostenibilidad recommerce

Wayra Sessions: El futuro del Recommerce

La situación es preocupante: solo el 9% de los recursos naturales se reutilizan después de su primer uso. Seguimos dependiendo de esquemas económicos lineales...

Medidas para evitar fraudes bancarios por Internet 

La seguridad en Internet es fundamental para salvaguardar la información personal y la seguridad financiera de los usuarios. Evitar la pérdida de capitales, y...