Conviértete en superhéroe: 7 cosas que NO haces y con las que podrías salvar el planeta

Escrito por , 2 de junio de 2017 a las 12:30
Conviértete en superhéroe: 7 cosas que NO haces y con las que podrías salvar el planeta
Iniciativas

Conviértete en superhéroe: 7 cosas que NO haces y con las que podrías salvar el planeta

Escrito por , 2 de junio de 2017 a las 12:30

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Así que, con motivo de esta efeméride, queremos apelar al superhéroe y la superheroína que llevas dentro. Es decir, que NO vamos a hablar de Superman, Elektra, Catwoman o r4 los X-Men, sino de personas como tú, de la compañera con la que preparas todos los proyectos y del chico que se sienta en la mesa de al lado. Si todavía no crees que todos juntos, al estilo de los ‘Cuatro Fantásticos’, podemos ayudar a salvar la Tierra, sigue leyendo este post.

1-Por una pantallita de nada…

Llevas un día de esos de no parar. Y llega la hora de comer. Te vas a ir un ratito de nada. Pequeño. Minúsculo. Pillo un bocata rápido en la cafetería y me subo corriendo a comer a la mesa, pero… En el ascensor me encuentro a un cliente. Y ya que le he visto, no le voy a hacer el feo de no invitarle a un café. Y en el baño me topo con un compañero de legal, que me debe la respuesta a un correo desde hace una semana. Y, antes de que pueda sentarme en mi mesa, mi jefa me mete en su despacho para una reunión urgente. A lo tonto, ha pasado hora y media. Y el ordenador sigue encendido. ¿Sabías que apagando tu PC todos los días, lo que incluye las pausas de mediodía, puedes ahorrar cada año 28 kg de CO2 y 44 kwh, energía suficiente para usar tu móvil casi 10 años? Acumularás, sin darte cuenta, tanto poder (y electricidad) como Tormenta.

2- El movimiento se hace andando

Sí, lo sabemos. Se te han pegado las sábanas y, además, hace un poco de fresquete. Perezote. Total, que en vez de venir en transporte público al trabajo, tiras de coche. Si no queda otro remedio, ¿por qué no compartirlo? ¿Te has planteado que tu próximo vehículo sea eléctrico? Si no vives lejos, puedes optar por la bici para evitar atascos, mejorar tu forma física y, de paso, reducir la contaminación. ¡No necesitas ser el increíble Hulk para hacerlo!

3- ¿En el amarillo o el verde?

Solo, bajo la lluvia y plantado delante de un contenedor con una hoja de periódico manchada de aceite. ¿Eso va al cubo azul, por ser papel, o lo tengo que tirar a la basura orgánica? ¿La tapa de un bote de cristal se desecha en el amarillo o también en el verde? ¡Hay momentos en los que uno querría tener la supermente de Charles Xavier! Pero de verdad que no te hace falta. Estos sencillos consejos de reciclaje aclaran todas tus dudas. Si no nos tomamos este tema en serio, en 2050 habrá más plástico en el mar que peces. ¿Sabías que el 40% de este tipo de residuos termina en los vertederos en lugar de reciclarse?

Y no te olvides de la basura electrónica, porque es peligrosa para la salud: lleva los equipos obsoletos a la tienda más cercana de tu proveedor de telecomunicaciones o a los puntos habilitados en tu ciudad, ya que el 90% de los componentes de los móviles se recicla. ¿Conoces la opción Renueva y Recicla de Movistar? Infórmate, porque puede interesarte.

4- ¿Nos mudamos a otra Tierra?

Hace tres años no sabías ni que existía, pero ahora no podrías cocinar sin tu sal del Himalaya. Y, por supuesto, cuando se trata de un jersey, lo quieres de auténtica lana islandesa. Y si puedes tener tres, mejor que uno, ¿no?

Mientras que los bienes que adquirimos no tengan el superpoder de Nightcrawler (quizá lo conozcas como ‘Rondador nocturno’) de teletransportarse, es mejor que optes por productos locales de tu pueblo/ciudad y, a ser posible, con ecoetiquetas (certificados ecológicos) y hechos de materiales reciclados. Y, por supuesto, que consumas con responsabilidad y “cabeza”. A día de hoy, la humanidad utiliza tantos recursos naturales que necesitaríamos 1,6 planetas para mantener nuestro estilo de vida. Y mientras que los sistemas estelares a los que podríamos mudarnos sigan a, al menos, 40 millones de años luz de la Tierra, es mejor que cuidemos de ella.

5- Ahorrar agua: más fácil, imposible

El agua es un elemento preciado y poderoso. Si no que se lo digan a Jean Grey, la Fénix de X-Men. Las cifras son alarmantes: 663 millones de personas viven sin agua potable y tres de cada cuatro empleos en el mundo dependen del agua.

Hay montones de trucos para reducir su consumo. Vale, admitido. Algunos son un pelín más sofisticados -utiliza dispositivos ahorradores de agua en los grifos y ducha y apuesta por la grifería termostática-, pero otros son muy muy sencillos: por ejemplo, lava las verduras y las frutas dentro de un recipiente en lugar de hacerlo bajo el grifo y utiliza lo sobre para regar las plantas. Hazlo en las horas de menos calor para que el preciado líquido no se evapore tan pronto. Además de toda la humanidad, superhéroes que tanto necesitan del agua, como Namor o Aquaman, te lo agradecerán.

Evitar la contaminación también está en nuestra mano. Por ejemplo, en lugar de tirar el aceite por el desagüe, aprovéchalo para hacer jabón casero.

6- ¿Está tu móvil en forma?

Los móviles son como Thor o Iceman: prefieren el frío. El calor deteriora su batería. Así que en verano, ¡cuidado con dejar tu terminal al sol en la playa o en la guantera del coche!

Y si quieres que te dure más tiempo cargado, recuerda que la pantalla es el elemento que más electricidad consume. También puedes utilizar los modos de ahorro de energía cuando no necesites tu dispositivo a pleno rendimiento. ¡Dale un respiro de vez en cuando!

Si, pese a todo, tu smartphone anda siempre debilucho, quizás es porque tiene un Eco Rating muy bajo. ¿Qué es esto del Eco Rating? Es como el sello de eficiencia energética de los electrodomésticos (A+). Cuando lo cambies, elige uno que tenga Eco Rating 5.0, la máxima puntuación teniendo en cuenta su consumo energético, el tiempo de carga completa de la batería, su reciclaje y otros aspectos de sostenibilidad.

7- Energía verde que te quiero verde

¿Sabías que ya puedes usar energía limpia en tu casa? Hoy en día hay muchas empresas que te la ofrecen -desde las suministradoras tradicionales a otras más pequeñas o cooperativas- y no tiene por qué ser más cara. Además, la calidad es la misma.

En definitiva, ¡no hay excusas para no apostar por la energía verde! Si la quieres, puedes tenerla.

Bueno, aspirantes a superhéroes, ¿a que era mucho más fácil de lo que parecía salvar el planeta y a la humanidad! ¡Que la fuerza y el medio ambiente os acompañen! ¡Todo suma!

anterior artículo

Apps móviles para digitalizar y arreglar fotografías en papel

Apps móviles para digitalizar y arreglar fotografías en papel
siguiente artículo

El lado más social del Big Data

El lado más social del Big Data

Recomendados