Colocan un esternón impreso en 3D a un paciente

Escrito por , 16 de septiembre de 2015 a las 08:30
Colocan un esternón impreso en 3D a un paciente
Futuro

Colocan un esternón impreso en 3D a un paciente

Escrito por , 16 de septiembre de 2015 a las 08:30

El implante de titanio impreso en 3D sustituye al esternón y parte de las costillas que el paciente había perdido como consecuencia del cáncer.

En una operación sin precedentes se le ha colocado a un paciente, un hombre de nacionalidad española en la cincuentena, una porción de la caja torácica impresa en 3D. Es un sofisticado implante de titanio que sustituye a la parte que el paciente había perdido como consecuencia de un cáncer que le afectó a la zona. La fabricación ha corrido a cargo de dos empresas australianas, que han trabajado conjuntamente para cumplir los requisitos demandados por el equipo de médicos españoles, pertenecientes al Hospital Universitario de Salamanca.

Crear un esternón impreso en 3D está lleno de complejidades. A esto le añadimos que la pieza tiene que llevar aparejada parte de las costillas, integrándose todo el conjunto en la caja torácica natural del paciente. Se trata de un diseño complicado, pues las costillas son huesos que tienen que estar dotados de cierta capacidad de movimiento, pues el llenado y vaciado de los pulmones al respirar las espolea continuamente.

La empresa australiana Anatomics, especializada en la creación de dispositivos médicos, recibió el encargo por parte del equipo médico español. Empleando un escáner de tomografía axial computarizada (lo que se conoce más corrientemente como TAC) la compañía pudo definir un diseño, que recibió las indicaciones pertinentes de los médicos, para ajustar los márgenes de la pieza.

A continuación Anatomics se puso en contacto con otra empresa australiana, Csiro, especializada en impresión 3D de altos vuelos. Utilizaron una máquina de 1,3 millones de dólares para crear el esternón impreso en 3D, así como los reemplazos de las costillas. La pieza se envió a España, donde se le ha implantado con éxito al paciente.

La medicina, un campo abonado para la impresión 3D

El pasado año un estudio de la firma analista IDTechEx estimaba que en el año 2025 el mercado de los implantes médicos impresos en 3D alcanzaría los 867 millones de dólares. Es solo una cifra y no se puede comparar con los números que se barajan para ciertos productos de consumo, pero apunta una tendencia. Y es que la impresión 3D se ha revelado como una técnica muy útil para complementar a la medicina.

La capacidad de fabricar de forma rápida un implante a medida resulta providencial para algunos casos médicos donde el paciente necesita con una reparación personalizada. Es lo que ha ocurrido en el caso de esta porción de caja torácica. Otro paciente necesitaría otro implante distinto, con diferentes medidas y morfología. Para este tipo de trabajos no sirve de nada la fabricación tradicional, mientras que la impresión 3D sí permite un prototipado ágil.

esternon impreso en 3D

Hay más ejemplos de la utilidad de la impresión 3D para dar una solución personalizada a problemas médicos. En Países Bajos se llevó a cabo una operación en la que a una paciente se le cambió la parte superior de su cráneo por un reemplazo impreso en 3D, solventando un problema que afectaba a su estructura ósea.

El titanio en concreto se ha utilizado con buenos resultados para implantes médicos. En este material se imprimió  un sustitutivo para los huesos de la cara que un paciente de Gales había perdido en un accidente de tráfico. Gracias a esta aportación se pudo practicar una complicada labor de reconstrucción facial.

Imagen: Skeeze y Csiro

anterior artículo

Cómo escoger el monitor perfecto

Cómo escoger el monitor perfecto
siguiente artículo

Diez Talentum viajarán a Reino Unido en la primera edición internacional de los Labs

Diez Talentum viajarán a Reino Unido en la primera edición internacional de los Labs

Recomendados