Cómo el elearning está revolucionando la educación

Escrito por , 9 de octubre de 2020 a las 17:32
Cómo el elearning está revolucionando la educación
Educación

Cómo el elearning está revolucionando la educación

Escrito por , 9 de octubre de 2020 a las 17:32

La era digital está cambiando técnicamente la educación desde hace décadas. A día de hoy, la pandemia de la COVID-19 ha reiterado la necesidad y la importancia del elearning en el mundo actual. Te explicamos en qué consiste esta tendencia, sus características y los beneficios que representa.

¿Qué es exactamente el elearning?

En esencia, el elearning es el proceso de enseñar y aprender digitalmente. El profesor y los estudiantes no están en el mismo lugar, pero interactúan continuamente de dos maneras:

  • Sincrónicamente. Están conectados simultáneamente en el mismo canal de comunicación, como una videoconferencia.
  • Asincrónicamente. Las personas pueden acceder al mismo material en distintos momentos, como sucede con las plataformas de educación virtual.

conferencia enlightED

El elearning se caracteriza por su flexibilidad, ya que en sus procesos las barreras de tiempo y espacio para el aprendizaje se atenúan. Asimismo, se diversifican los mecanismos y recursos disponibles para la formación.

Además, destaca por ser una forma de educación eminentemente comunicativa, donde el elemento de la distancia hace que profesores y alumnos tengan que interactuar de manera efectiva y eficiente a través de vías como correo electrónico, chats, foros y videoconferencias.

Ventajas del elearning

  • Es flexible, como se mencionó previamente, la educación virtual ofrece posibilidades para diferentes necesidades de aprendizaje. Hay clases híbridas, en las que algunos alumnos comparten un espacio mientras otros asisten vía internet. De esta manera, existen cursos con límites de tiempo para completarlos, mientras que hay otros que no tienen fecha de finalización.
  • Demanda de participación, donde la naturaleza de la formación a distancia obliga al estudiante a usar el material y participar activamente en su educación.
  • Fácil acceso, gracias a las herramientas tecnológicas necesarias, el elearning acerca la educación a quienes no pueden asistir a un centro de aprendizaje.
  • Menor precio, ya que la formación digital (ya sea un curso sin certificación o uno avalado por una universidad) cuesta menos que la presencial.

elearning
Fuente: Bonnie Kittle

Estos beneficios coexisten con ciertos retos, ya que para muchas personas la disciplina necesaria de aprender de manera independiente es un desafío. De igual manera, las dinámicas entre profesor y alumno, y entre padres, pueden verse afectadas en lo digital, especialmente si están habituados a la educación tradicional.

¿El elearning es efectivo?

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, los estudiantes retienen entre el 25% y el 60% más de información en línea que de manera presencial. Esto se relaciona con el hecho de que el elearning requiere entre el 40% y el 60% menos de tiempo para aprender. Es decir, los alumnos pueden hacerlo a su ritmo, las veces que sean necesarias.

Un ejemplo de ello es el caso de una multinacional de tecnología, cuyos empleados en formación digital aprendieron cinco veces más que durante una educación presencial. Según reporta eLearning Industry, esto se debe a que las lecciones virtuales son más concretas, rápidas y digeribles.

Elearning en el mundo de hoy

En 2015 el mercado global del aprendizaje digital valía 107 billones de dólares, en cifras del Global Industry Analysts. Mientras que, se estima que ascenderá a unos 325 billones de dólares en 2025, según Research and Markets. Este crecimiento está motivado por factores como la conveniencia de la formación online, así como la necesidad de educar masiva y sostenidamente con costes bajos.

La popularidad del elearning se ve reflejada en cifras, como los 58 millones de estudiantes a nivel mundial que durante 2016 hicieron más de 6.800 MOOCs (Cursos Masivos Abiertos Online) ofrecidos por 700 universidades o desde plataformas como Miríadax.

elearning
Fuente: John Schnobrich

Actualmente, la pandemia de la COVID-19 ha incrementado la necesidad de adaptar la educación a la era digital. Una investigación de QS de 2020 señala que este año, el 63% de los estudiantes internacionales interesados en formarse en la Unión Europea han reevaluado sus planes.

Sin embargo, dos tercios de los encuestados expresaron deseos de estudiar online en instituciones europeas. Mientras que, el 54% afirma que las universidades deben impartir más clases en línea.

De hecho, un estudio de la Red de Estudiantes y la Asociación Internacional de Universidades señala que, tanto el 85% de las instituciones de educación superior como el mismo porcentaje de estudiantes, reconocen que la formación presencial ha sido reemplazada de manera parcial o total por el elearning.

Experiencias en elearning de instituciones educativas

Como se ha mencionado, la educación virtual es una tendencia en crecimiento desde hace varios años. De forma que gigantes de la enseñanza se han introducido en este fenómeno. Por ejemplo, en 2011 la Universidad de Stanford desplegó de manera exitosa en su comunidad sus primeros MOOC.

Por su parte, la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts MIT fundaron en 2012 la plataforma de elearning Open edX. Hoy, el 99% de los estudiantes del MIT la han utilizado en sus clases.

Asimismo, no se puede dejar de mencionar el fenómeno de Coursera. Esta plataforma ofrece clases de instituciones educativas de todo el mundo sobre temas claves en la actualidad. A través de ella, personas de diferentes partes del mundo han accedido a formaciones, mientras que de otra manera habría sido inalcanzable. Apenas cuatro meses después de su lanzamiento en 2012, Coursera ya tenía un millón y medio de alumnos inscrito en solo 15 clases. Estas personas hicieron seis millones de exámenes en sus lecciones y vieron unos 14 millones de videos online.

Es importante mencionar que, también, instituciones en diversas latitudes han acudido a Internet para seguir educando. Una encuesta del ministerio de educación de Japón revela que cerca del 80% de las universidades y los institutos técnicos del país darán clases en línea a la par de presenciales en el segundo semestre de 2020. Por su parte, las universidades kenianas Strathmore y Mount Kenia ya virtualizaron sus lecciones.

Imagen de cabecera por Mark Sivewright.

anterior artículo

5 joyas del cine clásico que puedes ver en Movistar+

5 joyas del cine clásico que puedes ver en Movistar+
siguiente artículo

Innovación educativa: 8 tendencias tecnológicas para 2020-2030

Innovación educativa: 8 tendencias tecnológicas para 2020-2030