Consejos para empezar en YouTube tu propio canal con buen pie

Escrito por , 1 de junio de 2017 a las 08:30
Consejos para empezar en YouTube tu propio canal con buen pie
Digital

Consejos para empezar en YouTube tu propio canal con buen pie

Escrito por , 1 de junio de 2017 a las 08:30

YouTube es un gran aparador para tus vídeos, página o negocio. Pero la competencia es dura y tendrás que hacerlo lo mejor posible.

Con más de 1.000 millones de usuarios activos en abril de 2017, YouTube es la tercera red social más visitada y el portal de vídeos por excelencia.

En YouTube encontrarás prácticamente de todo, en cualquier idioma y, además, sus vídeos se comparten en redes sociales, páginas web y son visibles desde cualquier dispositivo, y esto incluye televisores inteligentes y consolas de videojuegos.

Pero empezar en YouTube no es tan fácil como hace años, cuando sólo había unos pocos que subían sus vídeos. Hoy hay cientos de ellos, muchos prácticamente profesionales y con miles de seguidores.

En cualquier caso, si tienes intención de crear tu propio canal de YouTube, aquí van algunos consejos con los que podrás empezar con buen pie y mantener tu canal durante meses y años ganando seguidores. Quién sabe, tal vez algún día consigas que tu canal dé dinero a través de la publicidad.

Todo empieza con una idea

Crear un canal de YouTube es increíblemente sencillo. Basta con tener una cuenta de usuario de YouTube, normalmente creada a partir de tu ID de Google, y podrás crear un canal en segundos.

Pero antes de crear ese canal deberás sentarte a pensar qué quieres conseguir con tu canal, es decir, para qué lo quieres: enseñar a hacer algo, conseguir seguidores para tu página o negocio, enriquecer tu perfil público, aprender a grabar y montar vídeos con la práctica, desconectar de tu rutina, probar suerte monetizando tu canal en el futuro, etc.

Hay muchas razones para poner en marcha un canal de YouTube, que se pueden combinar, y según cuál sea tu motivo, tu canal deberá tener un diseño u otro o deberá tener un contenido concreto.

Tener claro el propósito o propósitos de tu canal te ayudará a centrarte en qué te interesa mostrar al mundo y de qué manera, si te interesa más o menos el número de seguidores y si tienes que fijarte en la competencia o ir por libre.

Calendario de producción

Una vez el canal está listo, debemos acordar con qué periodicidad vamos a publicar. En función del tiempo que podamos dedicarle y del propósito del canal (personal, profesional) podemos publicar vídeos una vez por semana, dos vídeos por semana, uno al día, etc.

Conviene no alterar demasiado este calendario, ya que si tenemos un calendario fijo, nuestros seguidores sabrán cuándo acudir a por su dosis diaria o semanal. Si alteramos esa rutina, daremos la impresión que algo falla o que hemos abandonado el canal.

El calendario de producción nos ayudará a saber qué vídeos tenemos que crear y para cuándo debemos tenerlo listo para subir a YouTube. También servirá para no repetir temas. Podemos usar el propio calendario de Google, que nos permite ver el contenido en el calendario y en forma de lista.

También podemos ayudarnos de una lista de tareas auxiliar para ver mejor qué hemos grabado ya y qué nos queda por grabar.

Preparar el guión

Ya tenemos un objetivo para nuestro canal de YouTube y lo hemos decorado a nuestro gusto. También tenemos nuestro plan de producción en forma de calendario. Ahora toca lo importante, empezar a producir vídeos, que es el contenido básico de YouTube.

En un mundo ideal, grabar un vídeo es tan fácil como dar al botón de grabar y dar rienda suelta a tu carisma o a tu capacidad de improvisación. Pero no siempre es posible.

Hay vídeos, que por su contenido, requieren una planificación, en especial si grabas en distintos escenarios, alternas imagen real con capturas de pantalla o vídeos grabados, etc.

Preparar un guión antes de empezar a grabar es imprescindible para saber qué quieres transmitir a tu audiencia y cómo hacerlo. En el guión puedes indicar el tiempo que dedicas a cada sección del vídeo, dónde va cada elemento (efecto de sonido, música de fondo, letreros, etc.) y qué vas a decir.

Improvisar es muy difícil, pero incluso los mejores improvisadores necesitan un guión mínimo para evitar encallarte y tener que repetir una toma.

Grabación de vídeo

Elegir el material de trabajo para tus vídeos dependerá de tu presupuesto o del tipo de vídeo. ¿Vas a mostrarte todo el rato? Pues la cámara de tu computadora o de tu smartphone bastará.

Los smartphones de gama alta tienen cámaras de alta definición que permiten grabar con gran calidad de imagen y sonido. Eso sí, si grabas en exteriores deberás emplear accesorios que atenúen el movimiento de la cámara o micrófonos que capten mejor el sonido que el micrófono por defecto.

Si necesitas más calidad y tienes más presupuesto, siempre estás a tiempo de adquirir una cámara digital, un micrófono de más calidad e incluso convertir una habitación en sala de grabación con croma, focos, etc.

En cualquier caso, mejor empezar por lo que tenemos e ir mejorando con el tiempo a medida que nuestro canal gana seguidores.

Edición de vídeo

Salvo en el caso de los vídeos en directo, la mayoría de vídeos de YouTube son grabados. Esto significa que no estás obligado a grabarlo de una sentada, es decir, cuentas con el montaje para eliminar aquello que no te gusta e introducir elementos que mejoren el vídeo.

A nivel profesional, hay software de pago de gran calidad, como Adobe Premiere, Final Cut o Avid. Pero hay opciones gratuitas que cumplen con creces con lo que necesitamos en la mayoría de vídeos, como iMovie, Blender, OpenShot o el propio editor de vídeo de YouTube.

Dependiendo de los cortes y vídeos que debas mezclar y de la cantidad de elementos adicionales que quieras insertar en el vídeo (carteles, efectos, audio, etc.) puedes empezar por una versión gratuita y, más adelante, saltar a una versión profesional si realmente la necesitas.

Además, desde el editor integrado de YouTube puedes incluir notas en tus vídeos, letreros, enlazar a tu página web o incluso a otros vídeos de tu canal.

Después de subir tu vídeo

Has creado un canal de YouTube, has hecho una lista de temas, has creado vídeos a partir de guiones, los has montado y los has subido a tu canal.

¿Y ahora qué? El trabajo en YouTube no termina tras subir un vídeo, hay mucho más por hacer. En primer lugar, deberás promocionar tu vídeo en redes sociales. Así te asegurarás llegar a más público que si te limitas a subirlo a YouTube.

Por otro lado, deberás evaluar tus vídeos con el tiempo para mejorar de tus errores. Una manera es a través de YouTube Analytics, la herramienta de análisis de datos de YouTube que te permite conocer las visitas a tus vídeos, si lo han visto entero o han perdido el interés, los comentarios, la repercusión en redes sociales, de dónde vienen tus visitas, etc.

También te ayudará para conocer las etiquetas más populares, que te servirán para que encuentren tu vídeo más a menudo y no pase desapercibido.

anterior artículo

Los primeros «RoboCops» se enrolan a la Policía de Dubai

Los primeros «RoboCops» se enrolan a la Policía de Dubai
siguiente artículo

Cirrus Vision Jet: el jet privado que quiere ser low cost

Cirrus Vision Jet: el jet privado que quiere ser low cost

Recomendados