Stable Audio: cómo crear música con lA desde casa

Stable Diffusion fue uno de los primeros modelos de inteligencia artificial generativa que se hizo popular entre el gran público. Una IA que, mediante aprendizaje automático, nos demostró que podía generar imágenes a partir de una palabra o frase. Su uso se hizo popular muy pronto y, hoy en día, su empresa matriz, Stability AI, sigue trabajando en ver qué puede hacer la IA generativa. Por ejemplo, crear música con inteligencia artificial. A través de su modelo Stable Audio, disponible para todo el mundo.

Mientras que Stable Diffusion genera imágenes, Stable Audio está pensado para crear música y efectos de sonido. Tú solo tienes que darle los requisitos que debe satisfacer tu petición y la IA hará el resto. De una manera increíblemente sencilla y con resultados más que aceptables. Por lo demás, Stable Audio se financia mediante suscripciones. Puedes usar esta IA generativa de manera gratuita, con limitaciones, como 20 creaciones al mes y de un máximo de 45 segundos. O si lo prefieres, optar por un plan más ambicioso de pago para crear hasta 500 canciones y efectos al mes de un máximo de 90 segundos cada uno.

El lema de Stable Audio es “música con inteligencia artificial por músicos para músicos”. Y, en la práctica, es una herramienta para ayudar a los creadores. De manera que las canciones generadas se pueden emplear en proyectos comerciales si pagas por ello y así agilizar el proceso creativo. Es más. Puedes combinar sus creaciones con tu propia música y obtener resultados más atractivos para tu audiencia en videos, podcasts, álbumes, etc.

Cómo funciona Stable Audio

Aunque detrás de todo modelo de inteligencia artificial generativa hay una compleja madeja de código, algoritmos y bases de datos en las que apoyarse para crear nuevo contenido, para el usuario, Stable Audio funciona con relativa facilidad. Sin embargo, su página web cuenta con una guía de usuario para familiarizarnos con su funcionamiento. Y, básicamente, solo hay cuatro elementos a tener en cuenta.

Primero, los avisos o prompts. Se trata de lo que queremos obtener de Stable Audio. Nuestras peticiones en formas de texto que la IA debe traducir en música o efectos de sonido. Y como ocurre con un buscador de Internet, no basta con escribir una palabra o frase cualquiera. Para obtener buenos resultados, es necesario pedir bien lo que queremos. Podemos pedir una mezcla de varios estilos musicales, indicar con palabras que expresan emociones el estilo de la canción, especificar qué instrumentos quieres que aparezcan o, entre otras cosas, los pulsos por minuto o BPM. Esos cuatro ingredientes darán pie a tu canción. En la guía encontrarás ejemplos sonoros a partir de peticiones más o menos específicas.

Con Stable Audio puedes crear música con inteligencia artificial fácilmente

Los otros dos elementos que hacen posible Stable Audio son el modelo de IA creado por Stable AI y los datos empleados para entrenar esta inteligencia artificial. Con el modelo poco podemos hacer por nuestra parte. En este sentido, es estanco. En cuanto a los datos de entrenamiento, se trata de música de AudioSparx, una librería musical con contenido de stock para uso comercial. Precisamente, los usuarios gratuitos pueden usar las canciones para uso interno o como prueba, mientras que los usuarios de pago de Stable Audio pueden usarla en proyectos internos pero también externos y comerciales, propios o para terceros.

Música a la carta para creadores 

Stable Audio permite crear canciones o efectos de sonido con duraciones personalizadas. El máximo de tiempo de los tracks generados es de 45 segundos en la versión gratuita y de 90 segundos en la versión de pago. Más que suficiente para crear bases o fragmentos que luego podemos combinar con nuestra voz o con otros samples propios o externos. Eso sí, en aplicaciones de edición externas. No todo lo va a hacer la IA. Crear música con inteligencia artificial es solo una parte del proceso creativo.

Stable Audio ofrece muchas combinaciones y personalizaciones

Las canciones generadas con esta IA generativa se pueden descargar en formato estéreo con 44,1 kHz. En cuanto al tiempo empleado para obtener el track solicitado, no debería demorarse más allá de los 30 minutos. Aunque, por defecto, los resultados se generan a los pocos segundos o minutos. Además, todo funciona desde el navegador web, así que no necesitas instalar nada para trabajar con Stable Audio. Y una vez obtengas tu canción o efecto deseados, puedes descargarlos en formato MP3. O en WAV si eres usuario de pago.

Otro detalle interesante es que puedes ayudar a la propia IA a crear música con inteligencia artificial de una manera más precisa. Si la canción generada coincide con tu petición, marca “Me gusta”. De lo contrario, indica que no se ajusta a tu petición pulsando en el pulgar hacia abajo y vuelve a probar suerte.  

En definitiva, Stable Audio puede ser de gran ayuda para crear samples con los que aderezar y completar tus propias creaciones musicales. Más allá de hacer todo el trabajo y componer una canción entera, su papel es el de agilizar el proceso creativo creando piezas que ayuden a componer el rompecabezas que es un video con audio, un podcast o cualquier creación audiovisual que necesite música o efectos sonoros.

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...