Breve historia de la tecnología en una divertida clase del Dr. Tech

Escrito por , 6 de septiembre de 2019 a las 09:00
Digital

Breve historia de la tecnología en una divertida clase del Dr. Tech

Escrito por , 6 de septiembre de 2019 a las 09:00

El Dr. Tech hace un rápido repaso por la evolución de la tecnología desde el telar de Jacquard de 1801, hasta Movistar Home, el dispositivo que reinventa el hogar.

En este didáctico capítulo, el Dr.Tech nos hace un resumen sobre la evolución de los lenguajes de programación desde la antigüedad hasta nuestros días, donde Aura, a través de Movistar Home, ha revolucionado la manera de comunicarnos con las nuevas tecnologías. Cuando surgieron las primeras computadoras, aparecieron consigo los primeros lenguajes de programación, predecesores de los ordenadores modernos. Como dato a destacar, ya en 1801, el telar automático de Jacquard utilizaba un rudimentario código de programación en tarjetas perforadas para conseguir tejer complejos patrones.

Aunque no fue hasta 1935 cuando el ingeniero alemán Konrad Zuse construyó el Z1, considerado el primer ordenador electromagnético programable. También creo el lenguaje de programación llamado Plankalkül, que nunca llegó a implementarse.

En la década de los 50 comenzaron a desarrollarse los primeros lenguajes de programación modernos, como el Fortran, LISP o Cobol. En décadas sucesivas surgieron un sinfín de lenguajes para hablar con la tecnología, todos ellos complejos y difíciles. De tal manera que el ser humano siempre ha tenido que aprender el idioma y lenguaje de la tecnología para poder comunicarse con ella.

Hoy en día, las nuevas tecnologías han evolucionado tanto que gracias a dispositivos como Movistar Home, ya podemos comunicarnos con la tecnología de manera natural, fluida y ¡a través de la voz!

anterior artículo

Europa tiene viento como para cubrir el total de sus necesidades energéticas

Europa tiene viento como para cubrir el total de sus necesidades energéticas
siguiente artículo

Consumir dos refrescos diarios aumenta un 17% el riesgo de muerte prematura

Consumir dos refrescos diarios aumenta un 17% el riesgo de muerte prematura

Recomendados