Fire Dragon Firefighter

Dragon Firefighter: El robot inspirado en dragones que transforma la lucha contra incendios

Desarrollado por las universidades de Osaka y Tohoku en Japón, el Dragon Firefighter surge como una innovación revolucionaria en el ámbito de la extinción de incendios. El diseño de este robot se inspira en los dragones voladores típicos de la mitología. 

Este androide se comenzó a desarrollar en 2016 y, desde entonces, ha contado con la colaboración de bomberos profesionales para mejorarlo puesto que aportan datos prácticos sobre su experiencia laboral.

Gracias a esta alianza entre investigadores y profesionales de la extinción de incendios, se ha creado un robot útil y eficaz para combatir las llamas, con un diseño y funcionalidad basado en un enfoque práctico.

La Tecnología detrás del ‘Dragón Bombero’

Este robot, que es controlado por inteligencia artificial, tiene la habilidad de apagar incendios extremadamente peligrosos, a los cuales, si los humanos accediesen, sus vidas podrían peligrar. 

incendio robot apaga fuegos
Fuente: Unsplash

Esta novedad robótica está formada por una manguera de 4 metros que puede cambiar tanto de forma como de dirección y orientación. El ‘Dragón Bombero’ vuela a una altura de 2 metros sobre el suelo gracias al impulso de ocho chorros de agua, que son controlables y capaces de lanzar 6,6 litros por segundo a una presión de un megapascal.

La manguera tiene, a su vez, la capacidad de cambiar de forma gracias a su tubo adaptable que le permite curvarse y maniobrar. Además, en el extremo de las mangueras, hay cámaras convencionales y térmicas.

El funcionamiento es muy sencillo:

  • La manguera detecta las llamas de manera precisa.
  • Los controladores mueven el robot por control remoto hacia el incendio.
  • El agua propulsada consigue apagar las llamas en apenas minutos.

La ‘máquina apaga fuegos’ se controla desde una unidad que se encuentra en un carro remoto; unido a un camión de bomberos con una capacidad depósito de 14,000 litros de agua

Pruebas iniciales 

Su primera prueba en público se llevó a cabo en la Cumbre Mundial de Robots en 2021. Este test fue todo un éxito: apagó una llama ceremonial que fue producida por otro androide de manera eficaz.

Llamas contra Robot apaga fuegos
Fuente: Unsplash

Sin embargo, a pesar de este hito, el Dragon Firefighter sigue siendo un prototipo en constante evolución, que no saldrá al mercado en al menos 10 años. La inteligencia artificial que lo guía también está siendo refinada para mejorar sus capacidades. 

Desafíos de mejora

Las pruebas en dicha Cumbre revelaron los siguientes retos técnicos que los investigadores deben solucionar:

  • Aparecieron deformaciones plásticas en los componentes del aparato cuando se expuso al calor del incendio.
  • También se observaron problemas en el mecanismo de amortiguación, que provocaron una ralentización a la hora de comenzar el vuelo. 

En cuanto a estos aspectos, las mejoras previstas incluyen:

  • Una mayor impermeabilización.
  • Una unidad de boquilla más versátil.
  • Un flujo de agua más eficiente y que alcance una mayor distancia.

La prometedora contribución futura del Dragon Firefighter

A pesar de los desafíos actuales, el Dragon Firefighter se convertirá en un elemento crucial en la lucha contra incendios graves. Sin embargo, antes de su implementación, se busca ampliar su alcance más allá de los 10 metros para abordar situaciones de mayor complejidad y riesgo.

Bomberos ayuda dragón bombero
Fuente: Unsplash

Otros dispositivos beneficiosos:

El ‘dragón volador apaga fuegos’ no es el único invento que facilita la labor a los profesionales. También destacan estos otros:

  • Un casco con inteligencia artificial y que guía a los bomberos en lugares donde la visibilidad es nula o casi nula debido al humo de las llamas.
  • Un robot bombero serpiente, que se arrastra por túneles a los que los bomberos no pueden acceder para extinguir el fuego.

El Dragón Firefighter marca un punto de inflexión en la utilización de la tecnología para realizar tareas humanas de alto riesgo. Aunque aún está en fase de perfeccionamiento, es un claro ejemplo del potencial de la inteligencia artificial y la robótica para transformar industrias y salvaguardar vidas en entornos peligrosos.

Imagen de cabecera: Tadokoro Laboratory, Tohoku University, Japan & EurekaAlert!

Sobre el autor

RELACIONADOS