El «apartheid» del cambio climático: impulso de la pobreza y pérdida de derechos humanos

Escrito por , 8 de julio de 2019 a las 21:30
El «apartheid» del cambio climático: impulso de la pobreza y pérdida de derechos humanos
Futuro

El «apartheid» del cambio climático: impulso de la pobreza y pérdida de derechos humanos

Escrito por , 8 de julio de 2019 a las 21:30

Un último informe de la ONU señala el riesgo de un «apartheid» climático que desplazaría a más de 120 millones de personas a la pobreza en el año 2030.

“Perversamente, mientras la gente pobre es responsable de solo una fracción de las emisiones globales, se llevarán la peor parte del cambio climático. Y son los que tienen menos capacidad para protegerse. Nos arriesgamos a un escenario de apartheid climático donde los ricos paguen por escapar el exceso de calor, el hambre y el conflicto. Mientras, el resto del mundo es abandonado a su suerte», con estas duras y contundentes palabras, el relator especial de la ONU sobre pobreza extrema y derechos humanos, Philip Alston, presentaba el último informe en la sede de la ONU en Ginebra (Suiza) sobre el impacto del cambio climático.

Ya hemos hablado en Blogthinkbig.com sobre los efectos irreparables a los que tendremos que hacer frente como consecuencia del calentamiento global como, por ejemplo, el deshielo de los glaciares o la perdida de nuestra biodiversidad. En esta ocasión, nos centraremos en los impactos del cambio climático en la pobreza, la democracia y los derechos humanos.

Este último informe de las Naciones Unidas desvela un escenario futuro desolador, y es que el cambio climático podría «empujar a más de 120 millones de personas a la pobreza en 2030», siendo los más afectados los países del Sur global y las regiones más empobrecidas de nuestro planeta.

De hecho, a pesar del Acuerdo de París firmado en 2015 y aunque se mantenga la temperatura global en 1,5°C para el año 2100, muchas zonas del mundo experimentarán temperaturas extremas con todo lo que ello conlleva como la inseguridad alimentaria o las deficientes condiciones sanitarias. Muchos tendrán que elegir, como relata Alston, entre el hambre o la migración.

Glaciares Deshielo Alaska Cambio Climático Calentamiento Global

Los países más empobrecidos sufrirán las mayores consecuencias

Muchos nos preguntamos cómo ha sido posible llegar a este punto de no retorno y qué debemos hacer para frenar los efectos. Los datos son alarmantes y no parecen cambiar. El carbono se expulsa a la atmósfera hasta 100 veces más rápidos que en cualquier momento de la historia preindustrial; las emisiones mundiales de CO2 han vuelto a aumentar en 2017, a pesar del compromiso de los Estados en el Acuerdo de París; el consumo global de energía crecerá un 28% para 2040, a pesar de que podrían potenciarse las energías renovables; los glaciares se derriten hasta cuatro veces más rápido que en décadas pasadas, desplazando a animales como los osos polares fuera de su hábitat, y cada vez asistimos a un mayor incremento de desastres naturales como inundaciones, terremotos o sequías extremas.

¿Todavía nos preguntamos porque en marzo hay temperaturas propias del verano? ¿Por qué esta estación es cada vez más calurosa? Desgraciadamente estos efectos crearán, como dice el experto, un «apartheid climático», pues los países del Sur global sufrirán las peores consecuencias como ya estamos viendo.

El propósito más próximo es garantizar el límite del calentamiento global a 1,5° C, pero incluso con esa cifra las consecuencias pueden ser desastrosas. La producción de alimentos no logrará satisfacer la demanda y actualmente cerca de 2,1 billones de personas a nivel mundial padecen escasez de agua, lo que dará lugar a conflictos sociales y económicos. Algunos ya son reales por la «guerra del agua», conflictos ocasionados por un recurso natural.

Este mismo informe destaca que, aún con dicho mantenimiento de la temperatura, cerca de 500 millones de personas serán vulnerables a lo que se conoce como «estrés hídrico», cuando la demanda de agua es superior a la cantidad de posible, 36 millones verán afectados sus cultivos y aproximadamente 4.500 millones de personas estarán expuestas a olas de calor.

cambio climático

Necesidad de una transformación socioeconómica sin precedentes

Para revertir la situación es necesaria una verdadera transformación social y medidas políticas ambiciosas para la reducción de emisiones. El cambio climático amenaza los derechos humanos ya que impulsará las crisis sanitarias que empujarán a millones de personas a la pobreza anualmente. También tendrá efectos irreparables en la vida de 140 millones de personas que podrían ser desplazadas para el año 2050 de África subsahariana, sur de Asia y América Latina.

«El derecho a la vida, a la comida, a la vivienda y al agua se verán dramáticamente afectados. Pero igualmente importante será el impacto en la democracia, ya que los gobiernos luchan para hacer frente a las consecuencias y persuadir a su gente para que acepte las principales transformaciones sociales y económicas requeridas. En ese entorno, los derechos civiles y políticos serán altamente vulnerables», añadía el relator de la ONU.

No hay ninguna duda de que el cambio climático impulsará un desarrollo más generalizado de la pobreza y la desigualdad y los países empobrecidos tendrán los impactos más graves y padecerán casi el 80% de los costes del calentamiento global.

cambio climatico

En momentos urgentes se necesitan medidas urgentes y los compromisos de los países tras el Acuerdo de París, según el experto de la ONU, siguen siendo insuficientes y de seguir así el calentamiento global podría aumentar a 3° C para el año 2100. Los esfuerzos deben aumentar y estamos en tiempo de descuento. Como hemos comentado antes es necesaria una transformación social sin precedentes y también una transformación económica, pues si seguimos este camino, según el IPCC, el aumento de la temperatura a 2° C ocasionaría grandes pérdidas socio económicas alcanzando el 13% del PIB mundial.

El cambio climático es una emergencia global sin precedentes y requiere acciones globales sociales que engloben también los derechos humanos de las zonas más vulnerables del planeta. Tenemos una deuda ecológica a la que hacer frente y el momento es ahora.

anterior artículo

8 apps para sacarle el máximo partido a tus vacaciones

8 apps para sacarle el máximo partido a tus vacaciones
siguiente artículo

La aplicación para videoconferencias ISABEL cumple 25 años

La aplicación para videoconferencias ISABEL cumple 25 años

Recomendados