El primer teléfono español fue cubano

Escrito por , 8 de noviembre de 2012 a las 16:55
El primer teléfono español fue cubano
Tecnología

El primer teléfono español fue cubano

Escrito por , 8 de noviembre de 2012 a las 16:55
Etiquetas:
CUBA, HISTORIA, TELéFONOS

Ahora, con un smartphone en cada bolsillo, vale la pena echar la vista atrás y preguntarse cómo hemos llegado hasta aquí. ¿Cómo empezó la telefonía en España? ¿Cuál fue el primer teléfono español?

Las respuestas hay que buscarlas en otro continente a finales del XIX. Ocurrió en el año 1877 en Cuba, cuando todavía era territorio español. Fue allí donde se hicieron las primeras pruebas con un aparato de la casa Bell. La línea conectaba, simplemente, el cuartel de bomberos de La Habana con la casa de un comerciante español, apellidado Muset. Con esta anécdota, daba comienzo algo tan grande como la historia del teléfono español.

Graham Bell Pero los inicios son siempre difíciles. Habría que esperar a que un norteamericano, en representación de la Western Electric, empezase la instalación de una red de verdadero calado en La Habana. Para 1884 ya se habían superado los 500 abonados, aunque algunos años más tarde el número decreció y fue la Red Telefónica de La Habana quien se haría cargo del servicio. Su importancia empezaría a tomar forma entonces con el aumento del número de adscritos, que llegaron a los 1500 poco antes de que acabase el dominio español en la isla.

Cuba se había convertido en una isla pionera. Y ya tenía experiencia en ello. En 1837 fue precisamente allí donde se construyó la primera línea de ferrocarril española entre las ciudades de La Habana y Bejucal. En la península, hubo que esperar hasta 1848 para que ver la que unió Barcelona con Mataró.

Entrando en el nuevo siglo

Volviendo a la telefonía, fue en 1909 cuando Cuba empezó a disfrutar de un servicio telefónico de larga distancia. La empresa Cuban Telephone Company, constituida según las leyes de Estados Unidos, obtuvo la autorización para instalar una red de alcance nacional. Se hizo cargo de las concesiones que ya existían en el ámbito local gracias a pequeñas compañías y para el año 1913 ya había 31 centrales y más de 12.000 abonados en la isla.

En 1915, los hermanos Behn fueron los elegidos para llevar el servicio. Ya habían estado a cargo de los teléfonos de Puerto Rico y gozaban de buena reputación. Tomaron el control de la Cuban Telephone Company, mientras creaban en Estados Unidos la International Telephone and Telegraph. En 1919, tendieron el primer cable telefónico submarino entre Cuba y Florida. Los buenos resultados que cosecharon propiciaron que la International Telephone and Telegraph acabase por crear la Compañía Telefónica Nacional de España en 1924, que se convertiría en la actual Telefónica.

La conexión entre Cuba y España

Hubo que esperar un poco más para que se estableciese la primera conexión entre España y América. El 13 de octubre de 1928, Alfonso XIII y el presidente de Estados Unidos inauguraban el servicio entre los dos continentes. Poco más tarde, el rey haría lo propio comunicándose con el presidente de Cuba, Gerardo Machado, cerrando el círculo de los inicios de la telefonía española al conectar la isla del Caribe con la península.

Esta conexión se establecía combinando las técnicas de transmisión del momento, un método que, en nuestra era de Internet, parece casi increíble que funcionase. La voz de Alfonso XIII viajaba de Madrid a Zaragoza por hilo aéreo de cobre y de allí a Versalles en alta frecuencia. El cable terrestre era empleado en territorio francés, hasta cruzar el canal de la Mancha y conectar con Londres. En la capital británica se multiplicaba la frecuencia para que el sonido viajase por radio por el océano Atlántico hasta la costa de Canadá, desde donde iba por cable hasta Washington. Para llegar hasta Cuba, había que enlazar con Florida, donde la Cuban Telephone Co. tenía el cable submarino que llegaba hasta La Habana. Menudo viaje.

La historia de la telefonía tiene todavía muchos capítulos que explorar. Aunque viviesen hace más de cien años, son estos precursores, innovadores y emprendedores que, gracias a sus primeros pasos, han conseguido llevarnos hasta donde estamos hoy en día.

Imagen | Hoy.es, Wikipedia.

anterior artículo

Lulea, o cómo una ciudad sueca se convirtió en el Silicon Valley europeo

Lulea, o cómo una ciudad sueca se convirtió en el Silicon Valley europeo
siguiente artículo

El papel de las Smart Cities en la evolución de las ciudades

El papel de las Smart Cities en la evolución de las ciudades